Blanca Cañedo: «Hay que ser valientes y no dejar pasar actuaciones como las de Abogados Cristianos»

La feminista asturiana ratificará en la vista las acusaciones contra el colectivo ultra que intenta abolir el aborto. El Consejo de Igualdad de Oviedo la apoyará con un pronunciamiento oficial

Blanca Cañedo, en el centro, con un grupo de feministas, tras recibir el respaldo del pleno de Gijón
Blanca Cañedo, en el centro, con un grupo de feministas, tras recibir el respaldo del pleno de Gijón

Redacción

«Hay que estar en la primera línea frente a los que quieren recortar derechos. Hay que ser valiente y no dejar pasar cosas con esta». Blanca Cañedo estará el próximo 7 de noviembre en Valladolid, en la vista previa por la denuncia que ha presentado contra ella el colectivo de Abogados Cristianos. Legalmente no es necesario que el denunciado esté presente en la sesión, tan solo es necesario que acusa su letrado, pero Cañedo acudirá como una demostración de que no se amilana y de que la defensa de las libertades y los derechos sociales es una batalla que está más de actualidad que nunca. Esta conocida feminista asturiana quiere dar ejemplo para sacudir conciencias. En sede judicial reiterará las palabras que la han llevado al banquillo: grupos como Abogados Cristianos rebuscan entre la basura de las clínicas con la intención de reunir pruebas para atacarlas y, además reciben subvenciones. La prioridad es dejar claro que los que luchan por revertir derechos legalmente reconocidos como el aborto no son cuatro iluminados, «son muchos, se están organizando y tienen recursos».

Cañedo no está sola. Esta misma semana va a recibir el apoyo expreso del Consejo de la Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo. Al menos, así figura en el orden del día remitido a sus miembros. En la documentación consta una declaración oficial en la que se repasa «su prestigiosa trayectoria en el ámbito social y político en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos» y en el que se considera la denuncia de Abogados Cristianos como «un ataque a todo el movimiento feminista. Blanca es una de las nuestras, y 'si nos tocan a una, nos tocan a todas'». La declaración recuerda que está asturiana es miembro de la Junta Directiva de ACAI, la asociación que aglutina a las clínicas en las que se practican interrupciones del embarazo; presidenta de la Asociación Mar de Niebla y, además, «una destacada feminista que ha defendido el derecho a decidir de las mujeres y ha venido realizando una gran labor en favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, tanto dentro como fuera del Principado». 

¿Por qué el colectivo de Abogados Cristianos se ensaña contra esta feminista? Todo comenzó por una entrevista publicada en La Voz de Asturias. En ella, la directora de la clínica Belladona acusaba a la asociación Abogados Cristianos de llevar a cabo una campaña de acoso contra las clínicas, «no dejan de denunciarnos basándose en que en nuestra página web decimos que el aborto no supone peligro alguno para la mujer, de lo cual deducen que estamos incitando al aborto». Esa asociación le ha puesto una demanda a Cañedo por atentar contra su derecho al honor.

Si los colectivos reaccionarios pretendían que esta feminista asturiana diera un paso atrás, parece que han conseguido justo lo contrario. «No les podemos minimizar. Aunque creas que lo que dicen está tan fuera de lugar, tienen recursos de sobra al servicio de su ideología para extender lo que dicen. Si miras sus páginas dan escalofríos. Hablan con tranquilidad y manejan datos científicos de manera manipulad para crear opinión», explica. Lo considera un ataque a las libertades enmarcado en un contexto internacional. «Europa, que ha logrado avance de derechos humanos, está rodeada. Mira lo que ha pasado en Brasil. Era una guerra que creíamos ya ganada pero no es así», sentencia

Vaticina más frentes abiertos, no solo el del aborto, para los próximos meses. Es posible que la próxima guerra sea la ley por la muerte digna. «Costó el divorcio, costó mucho el aborto y ahora nos va a costar la eutanasia», augura.

«Somos una trinchera contra el patriarcado»

Pablo Batalla
Blanca Cañedo-Argüelles
Blanca Cañedo-Argüelles

Blanca Cañedo-Argüelles es la fundadora de la clínica Belladona, pionera en derechos sexuales y reproductivos de las asturianas. Este año alcanza la treintena.

Los derechos sexuales y reproductivos de las asturianas tienen, entre otros, nombre de flor: el de la belladona, que da nombre a una clínica gijonesa pionera y que es modelo para toda España. Belladona cumple treinta años este 2018, y su fundadora, Blanca Cañedo-Argüelles, responde con entusiasmo, en esta entrevista celebrada en su despacho, a preguntas sobre la historia de la clínica, los servicios que presta, las reivindicaciones que apoya y cómo de arriesgado y a veces sórdido era abortar antes de que la ley del aborto de 1985 lo despenalizara; algo que esta veterana feminista vivió en primera persona como trabajadora social y enfermera.

Seguir leyendo

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Blanca Cañedo: «Hay que ser valientes y no dejar pasar actuaciones como las de Abogados Cristianos»