Maroto se reúne con los trabajadores de Alcoa

La ministra de Industria culpa al PP del cierre de las fábricas de la multinacional

La ministra de Industria (en el centro de la imagen) habla con el presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña
La ministra de Industria (en el centro de la imagen) habla con el presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña

Redacción

El comité de empresa de la fábrica de Alcoa en A Coruña se reunió esta mañana con la ministra de Industria, Reyes Maroto, en los pasillos del Congreso de los Diputados. Los representantes de los trabajadores están en Madrid para iniciar esta tarde el período de consultas con la multinacional a fin de aplicar un expediente de despido colectivo para los casi 700 trabajadores de A Coruña y de la planta de Avilés. El comité coruñés todavía no ha decidido si acudir a la cita con la dirección; el asturiano sí lo hará.

Durante la sesión de control al Gobierno, Maroto ha culpado al anterior Gobierno del PP de los cierres de plantas industriales y ha asegurado que la prioridad del Ejecutivo es que estas sigan abiertas y garantizar el mantenimiento del empleo. «Estamos trabajando de forma coordinada con los Gobiernos de Asturias y Galicia y con los sindicatos y nuestra prioridad es el mantenimiento de las dos plantas y de todas las empresas que están decidiendo cerrar fábricas», ha respondido la ministra a la diputada del PP Tristana María Moraleja, que la ha acusado de dejación de funciones ante los cierres anunciados por varias empresas.

En presencia de representantes del comité de empresa de Alcoa, que han asistido al pleno del Congreso y han recibido el aplauso de la mayoría de los diputados, Maroto ha pedido al PP que se ponga a trabajar con el Gobierno para solucionar una crisis que ellos mismos provocaron con el recorte de casi 1.000 millones de euros en industria. «Esa es la diferencia entre lo que gastó el Gobierno del PSOE en 2011 y lo que gastaron ustedes en 2017, casi 1.000 millones», ha subrayado Maroto, quien ha lamentado que, además, durante los siete años de gobierno del PP no hubo ministro de Industria y se congelaron todos los programas sectoriales, explica Efe.

«Trabajos para mantener la riqueza y el empleo en España y eso no lo hicieron ustedes porque no había un interlocutor», ha insistido la ministra, a lo que la diputada popular ha respondido que lo que el Ejecutivo tiene que hacer es retirar el ERE que ha puesto sobre la mesa Alcoa y ejecutar lo que había presupuestado el PP. «Ejecuten y si no saben, pregunten (...) cuentan con nuestro apoyo político, ¿qué más quieren?», ha añadido Moraleja.

En respuesta por el mismo motivo a la diputada de GCUP-EC-EM Yolanda Díaz, Maroto ha insistido en que el Ejecutivo trabaja con distintos escenarios para que las dos fábricas de Alcoa sigan abiertas y ha subrayado que la compañía ha dicho que las cierra por problemas estructurales. «Eso no se genera en cuatro meses, si no por la falta de interlocución con la industria que tuvo el gobierno del PP quitándole 1.000 millones de euros», ha insistido. Díaz ha pedido que se levante el ERE, que el Gobierno intervenga ante el monopolio de Alcoa, que no permita entrar en España aluminio procedente de Arabia Saudí, que se redefina la política energética y que se defina una política industrial.

El Gobierno busca desesperadamente compradores para las plantas de Alcoa

F. Fernández
 Decenas de trabajadores de Alcoa Avilés y subcontratas participan en la marcha entre Avilés y Oviedo, vestidos con camisetas amarillas
Decenas de trabajadores de Alcoa Avilés y subcontratas participan en la marcha entre Avilés y Oviedo, vestidos con camisetas amarillas

La ministra de Industria se reúne con inversores que salven a las fábricas del cierre

Este miércoles se pone en marcha el reloj en Alcoa. La multinacional inicia el período oficial de consultas con los sindicatos de las plantas de A Coruña y de Avilés para aplicar un expediente de despido colectivo para sus 686 trabajadores (317 directos en Asturias, más el efecto indirecto en el empleo). El plazo máximo para esta negociación es de treinta días. La empresa alega que las fábricas le hacen perder dinero a espuertas desde hace años y que «adolecen de problemas estructurales sin posibilidad de solución». Su postura es, de momento, inflexible.

Pero los trabajadores no se rinden. Tampoco el Ministerio de Industria, que busca desesperadamente compradores para las instalaciones de aluminio primario. Su titular, Reyes Maroto, avanzó este martes que, de hecho, se ha reunido ya con «futuros inversores que pueden dar viabilidad a las dos plantas y mantener el empleo, que es el escenario que contemplamos». Sin embargo, el Gobierno necesita más tiempo para resolver la crisis: «[Para ello] queremos que la empresa no presente el ERE, estamos forzando ganar tiempo. Hay una serie de errores en la presentación del expediente [de despido colectivo] que estamos analizando para poder recurrir y ganar ese tiempo necesario para plantear alternativas industriales a las dos plantas. Se pueden mantener, aunque sea otra la empresa que las gestiona».

Seguir leyendo

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Maroto se reúne con los trabajadores de Alcoa