Industria baraja que otra empresa se haga con las fábricas de Alcoa

La ministra Reyes Maroto afirma que el objetivo del Gobierno es «ganar tiempo» ya que el ERE tiene «errores en la presentación»

Reyes Maroto
Reyes Maroto

Redaccion

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado este martes que espera dar «buenas noticias» en los próximos días en relación a la búsqueda de inversores para evitar el cierre de las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña y el despido de sus 686 trabajadores.

«Me he reunido con algunos posibles inversores. Estamos definiendo escenarios, y yo creo que más pronto que tarde podremos dar buenas noticias, y también en el caso de Vestas», ha dicho la ministra en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press. Además, en declaraciones a los medios tras la reunión del Consejo Interterritorial de Internacionalización, Maroto ha confiado en que se pueda mantener la actividad productiva y el empleo en las dos factorías, «aunque sea otra empresa la que gestione».

Ahora, el objetivo es «ganar tiempo» hasta lograr esa solución, para lo que ha fijado como meta que la empresa no presente el expediente de regulación de empleo (ERE), que además tiene «una serie de errores en la presentación» que se están analizando para recurrirlo.

Maroto ha señalado también que se va a constituir una mesa para coordinar las actuaciones del Ejecutivo, los gobiernos de Asturias y Galicia y los sindicatos, así como para disponer de «primera mano» toda la información disponible

En el caso de Vestas, que a finales de agosto anunció el cierre de la fábrica de Villadangos del Páramo, en León, y el despido de los 362 trabajadores de la planta, la ministra ha recordado que hoy se reúne la mesa de seguimiento para analizar las posibles inversiones en las que se ha estado trabajando en los últimos días.

«Yo espero dar buenas noticias dentro de poco. Estamos trabajando intensamente, de forma muy coordinada con los gobiernos autonómicos y los sindicatos, para dar una salida industrial a algunas de las plantas que lamentablemente cierran, buscando inversores alternativos», ha explicado Maroto.

La ministra ha señalado que la intención del Gobierno es que se mantengan las plantillas y la actividad productiva de las fábricas que han anunciado su cierre, pero ha reconocido que no puede asegurarlo teniendo en cuenta que cada proyecto industrial es diferente.

En todo caso, ha subrayado que el Gobierno analiza de «forma muy rigurosa» las posibilidades que les están planteando potenciales inversores de estas plantas a fin de que se mantenga el mayor número de empleos posible. «Incluso en algunas plantas puede haber creación de empleo con las inversiones que nos están planteando», ha apuntado al respecto.

La ministra ha afirmado que España debe recuperar el pulso que debería tener en estos momentos en los mercados internacionales y ha destacado la «intensa» labor que está realizado el Gobierno para captar inversiones extranjeras.

Así, ha subrayado que España recibió en el primer semestre más de 12.000 millones de euros en inversiones extranjeras, lo que demuestra, en su opinión, que aunque existen fenómenos de deslocalización, «España sigue siendo un país muy atractivo para captar inversiones productivas».

«Nuestro trabajo es situar a España en el mapa de inversiones, favorecer las exportaciones de nuestras empresas y atender las crisis industriales», ha indicado.

Alcoa sentencia que A Coruña y Avilés son inviables y que ponen en peligro al grupo

f. fernández
Marcha para intentar frenar los 369 despidos en Alcoa El anuncio de cierre de la fábrica en la ciudad herculina puede dejar a 369 empleados en la calle. A esta hora recorren la ciudad en ropa de trabajo. Desde la aluminera hasta la Delegación del Gobierno para expresar su malestar y exigir medidas para que la factoría siga funcionando. La empresa argumenta pérdidas pese a haber recibido ayudas por valor de 500 millones en los últimos 4 años

«Las plantas adolecen de problemas estructurales sin posibilidad de solución», justifica la multinacional

Las fábricas de aluminio primario de Alcoa de A Coruña y Avilés no pueden seguir abiertas porque, en tal caso, «generarían pérdidas de explotación millonarias» a la multinacional y pondrían «en peligro la continuidad de las operaciones del grupo Alcoa Inespal en España». Por eso, «resulta inviable dar continuidad a la actividad». Además, las plantas «adolecen de problemas estructurales recurrentes sin posibilidad de solución y no pueden competir en el mercado global». No puede ser más clara la empresa estadounidense sobre el futuro de las dos fábricas, que pinta, como se ve, más que negro. La compañía frustra aún más cualquier esperanza sobre la continuidad de las instalaciones al asegurar: «Se prevé que el negocio de producción de aluminio del Grupo Alcoa Inespal, lastrado fundamentalmente por A Coruña y Avilés, tenga como consecuencia un resultado negativo superior a 100 millones en el 2018. También se prevé que genere pérdidas en el 2019. Ni siquiera la única planta de producción de aluminio que era rentable (Alcoa San Cibrao) generará beneficios al cierre del 2018».

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Industria baraja que otra empresa se haga con las fábricas de Alcoa