«¿Y ahora qué?»: los afincados en Londres exigen una rectificación en la política de vuelos

La plataforma de emigrados considera que la falta de ofertas en el concurso internacional demuestra que el Principado está equivocado

Un avión en un «finger» del Aeropuerto de Asturias, en medio de la lluvia
Un avión en un «finger» del Aeropuerto de Asturias, en medio de la lluvia

Redacción

«¿Y ahora qué?» Esta es la pregunta que los asturianos asentados en el Reino Unido lanzan al Gobierno del Principado, después de que el concurso para la promoción turística internacional ligada a nuevas rutas haya quedado desierto. La plataforma en la que se han organizado reclama medidas urgentes, una rectificación de la política y unas conexiones económicas que permitan el retorno y estrechen los lazos de las familias. «El Principado, en lugar de analizar la situación y rectificar, sigue empecinado en seguir por la senda del desastre, con los mismos objetivos y desatendiendo el interés general de la sociedad Asturiana en su conjunto. El Aeropuerto de Asturias no despegará sin una low cost que ofrezca varias rutas y tarifas baratas», explica Ezequiela Rodríguez, una de las portavoces del colectivo, que ya había alertado de que las bases no eran las adecuadas.

 

Los emigrados apuntan las razones por las que creen que ha fracasado el concurso. Señalan que las bases no favorecían la concurrencia de compañías low cost y que algunos de los destinos que se pedían «no eran ni los que más necesita la sociedad asturiana en su conjunto ni los más rentables para las compañías aéreas». En concreto se refiere al aeropuerto de Heathrow, en Londres, y al de Frankfurt. Además, creen que los plazos fijados no eran los adecuados. Aseguran que poner en marcha las rutas en solo dos meses es algo «irrealizable», salvo que esté hecho «a la medida de algunas aerolíneas». Y citan el caso de Vueling con París y Gatwick.

La plataforma insiste en que Stansted tiene que ser el aeropuerto de referencia en Londres. Explican que ha sido el hub más utilizado durante años y que tienen en su plataforma 15.000 usuarios potenciales. «No es posible que en las bases de la licitación esta ruta tuviera una baremación inferior a la ruta de Heathrow, la ruta de Londres que menos utilizan los asturianos y que ha tenido un descenso del 42% de ocupación en los primeros siete meses del año», argumenta con datos. Además, de Stansted, creen que otras prioridades son París, Amsterdam, Berlín, Duseeldorf o Hamburgo, que son «hubs con excelente conectividad y destinos primordiales para el tejido industrial, el comercio, el turismo y para todos los asturianos, tanto los residentes en casa como los emigrantes». En un segundo escalón de urgencia sitúa otras conexiones como las de Bruselas, Roma o Milán.

Su ilusión es que el Gobierno del Principado rectifique. «Esperemos que el consejero de Empleo y Turismo lo tenga ya claro y no siga tropezando otra vez más en la misma piedra», razonan los emigrados. Les preocupa que el Gobierno se dedique a poner parches y que el problema no se ataque de frente, porque eso supondría «hipotecar el dinero de los contribuyentes con contratos a la desesperada y también hipotecar logísticamente al Aeropuerto de Asturias y su viabilidad a medio y a largo plazo».

Cargan también contra la patronal y específicamente contra la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). Señala que sus directivos son los únicos que apoyan sin fisuras al Principado porque, en realidad «están defendiendo las mismas las rutas que ellos, a nivel particular, están exigen al Gobierno».

Asturias busca alternativas a la «guerra sucia» de las aerolíneas

Susana D. Machargo
La pista del aeropuerto de Asturias, desde la torre de control
La pista del aeropuerto de Asturias, desde la torre de control

Empresarios turísticos y agencias apoyan la postura del Principado de no entrar en el «zoco» en el que se ha convertido el sector. Confían en que la estrategia del Principado dé sus frutos

Guerra sucia, mercadeo, zoco, chantaje,... Empresarios y agentes turísticos utilizan un amplio abanico de términos para referirse al apagón aéreo que sufre el Principado. La marcha de aerolíneas, el cierre de rutas consolidadas y el fracaso de los concursos nacional e internacional de promoción, que apoya la mejora de la oferta del Aeropuerto de Asturias, ha dejado a la región en una situación desconocida desde hace décadas. ¿El solar en el que se ha convertido la oferta de vuelos tiene marcha atrás? El Gobierno autonómico cree que sí y la patronal también. Ninguna de las dos partes quiere entrar en una guerra de precios con otras comunidades para captar más compañías. Ambos creen que la estrategia que se está siguiendo es la adecuada. Parece curioso cuando la situación es tan crítica, pero confían en la negociación. Están convencidos de que puede existir un punto de acuerdo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

«¿Y ahora qué?»: los afincados en Londres exigen una rectificación en la política de vuelos