Cirugía y abortos copan el gasto de las derivaciones a centros privados en Asturias

L. O

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

El gasto en el traslado de pacientes a centros privados aumentó hasta superar los 7 millones de euros

26 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque el sistema sanitario público asturiano cuenta con una valoración muy alta por parte de los usuarios y una atención profesional muy extensa no llega a todo. En ocasiones es preciso derivar a los pacientes a centros privados tanto fuera como dentro de la comunidad autónoma. Estos traslados de pacientes supusieron gasto para la administración asturiana de más de 7 millones de euros el año pasado (en 2016 fueron algo menos de 5 millones)  y aunque se trata de intervenciones muy variadas, el grueso del coste corresponde en su mayor parte a operaciones quirúrgicas, tratamientos oncológicos y también procesos de interrupción voluntaria del embarazo. Así se señala en la respuesta a una pregunta parlamentaria planteada por el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, y en la que la Consejería detalla todos los datos de derivaciones mes a mes realizadas en la comunidad a fecha de octubre de este año.

Hay dos centros privados que destacan en cuanto al monto del gasto que suponen las derivaciones que reciben: se trata del Centro Médico (con un total de más de 1,8 millones de euros) y la Clínica Asturias (que alcanza los 1,3 millones de euros). En ambos casos, la mayor parte de las derivaciones corresponden a intervenciones de angiología y cirugía vascular; más en el primer caso mientras que en el segundo destacan también derivaciones que atañen a cirugía general, traumatología y priuebas diagnósticas.

El caso de los abortos es particular y define también una circunstacia singular del sistema sanitario público asturiano, con una generalización de la objección de conciencia por parte de los médicos que trabajan para la administración de manera que la práctica totalidad de las intervenciones tienen que darse en tres clínicas privadas: Belladona, Buenavista y Sirona. Tan es así que, según los datos correspondientes al año 2016, de las 2.083 interrupciones voluntarias del embarazo que se practicaron en la comunidad, sólo 68 (un 3,2%) tuvieron lugar en el sistema público. En total, en la última década, hay registrados en Asturias 21.270 abortos, de ellos 20.740 se llevaron a cabo en clínicas privadas y 530 en el SESPA. En 2007, sólo el 1,7% de los abortos realizados en Asturias se llevaron a cabo en el sistema público, a lo largo de la década ese porcentaje ha oscilado entre el 2% y el 3% pero nunca superando esa cifra.