Un juzgado asturiano da un claro revés a la banca en las cláusulas suelo

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Juzgados de Oviedo
Juzgados de Oviedo

La sentencia condena a la entidad a devolver todas las cantidades indebidamente cobradas con retroactividad total

09 dic 2018 . Actualizado a las 13:07 h.

El juzgado especializado en cláusulas suelo en Asturias ha dictado una sentencia que condena a una entidad bancaria a devolver al consumidor las cantidades indebidamente cobradas, anteriores al 9 de mayo de 2013, a pesar de que ya tenga una sentencia firme concediendo el reintegro sólo a partir de esa fecha. El abogado Ignacio García, de Gersa, ha logrado la estimación íntegra de la demanda por la que reclamaba a la entidad el reintegro de las cantidades cobradas a su cliente por aplicación de la cláusula suelo, desde la formalización del contrato y hasta el 9 de mayo de 2013.

De esta forma, el letrado rebatía el criterio del Tribunal Supremo (TS) que, aunque dictó que las cláusulas suelo eran abusivas por falta de transparencia y las declaró nulas, determinó que los usuarios sólo podrían recuperar los intereses que abonaron indebidamente desde el 9 de mayo de 2013, y no desde que suscribieron el contrato. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia 6 de Oviedo -único especializado en Asturias- sigue la tesis del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que dictó una sentencia que obliga a los bancos españoles a devolver todo lo que cobraron de más por las cláusulas suelo abusivas desde el momento de la firma de la hipoteca.

El juez de Oviedo ha concedido al cliente la devolución de las cantidades indebidamente cobradas por Caja Rural anteriores a mayo de 2013 más los intereses desde la fecha de cada cobro y hasta la sentencia, que dictó el pasado mes de noviembre, y desde la misma hasta su completo pago. El abogado Ignacio García ha explicado a Efe que esta sentencia abre una puerta a un «aluvión de demandas» para que los ciudadanos puedan reclamar desde el principio de aplicación de la cláusula suelo hasta el 9 de mayo de 2013, pese a tener una sentencia firme.