«Vox nos conduce a la época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón»

Las asociaciones feministas se unen al grito de «¡Ni un paso atrás!». Lee el manifiesto completo firmado por colectivos de todo el país

Representantes de las organizaciones firmantes del manifiesto feminista en la Casa de Encuentros de las Mujeres de Gijón
Representantes de las organizaciones firmantes del manifiesto feminista en la Casa de Encuentros de las Mujeres de Gijón

redacción

«¡Ni un paso atrás!». Ese es el mensaje que las asociaciones feministas de toda España han lanzado a Vox y a toda la sociedad española. Ante el discurso de la extrema derecha no cabe retroceder. Más bien al contrario, hay que salir a la calle y demostrar que no se aceptarán modificaciones en la ley contra la violencia de género ni en ninguna normativa que suponga la pérdida derechos. Colectivos asturianos acaban de presentar en Gijón un manifiesto firmado por más de 60 colectivos de todo el país, un gran número del Principado. Las cuatro que ejercieron como portavoces fueron Jéssica Castaño, Asociación de mujeres Separadas y Divorciadas; Begoña Piñero, Tertulia Les Comadres; Blanca Esther Aranda, de la Federacion de Mujeres Progresistas, y Mariti Pereira, de la Federación de Asistencia a Víctimas de Violencia Sexual y de Género (Famuvi).

Las asociaciones denuncian la táctica global que está usando este partido que «ha declarado la guerra no solo al independentismo y a la inmigración sino también a las mujeres, convertidas en los negros de este remedo nacional del KuKluxKlan que dispara consignas de supremacismo masculino». Destaca, por ejemplo, el «uso perverso» que realizan del lenguaje «con el que tratan de enfangar el feminismo y equipararlo a las manifestaciones más ignominiosas de la historia como el nazismo, con expresiones como «feminazismo».

Consideran que la actuación de Vox es, en realidad, «el golpe, el castigo, la rabia, la reacción del más rancio y violento machismo ante el atisbo de que logremos finalmente una conquista no meramente cosmética del poder que antes se concentraba exclusivamente en manos masculinas». El objetivo que persigue este partido es mantener a la mujeres «calladas, en casa, con la pata quebrada, como decía el refrán».

Además del análisis, las asociaciones feministas llaman a la acción y recuerdan la responsabilidad que tienen todos los partidos, no solo Vox. «Es igualmente importante dejar claro que idéntica responsabilidad tendrá cualquier partido que se apoye en esta formación y haga concesiones a sus pretensiones, como tristemente se está evidenciando en Andalucía por parte del Partido Popular y Ciudadanos, volviendo la espalda al obligado compromiso con la defensa de los derechos humanos», esgrimen.  

Manifiesto de organizaciones feministas sobre la derogación de medidas de protección integral contra la violencia de género (Ley Orgánica 1/2004), incluida por la extrema derecha en el programa política de Vox:

Desde que el mundo es mundo las mujeres, únicamente por el mero hecho de serlo, hemos sido discriminadas, ninguneadas, criminalizadas y maltratadas por una sociedad tradicional, patriarcal y machista en la que todo gira alrededor del hombre, como sujeto único de derechos.

Gracias al movimiento feminista y a algunos varones cómplices e igualitarios hemos sobrevivido a estas situaciones, conquistando poco a poco derechos que en el siglo XXI en la democracia española nos abren el camino para llegar a ser ciudadanas de primera, no meros adornos al servicio de la masculinidad acrítica que postula esta como posesiva, dominadora y opresora de más de la mitad de la población, nosotras, las mujeres.

La Constitución Española, que ahora cumple 40 años, a pesar de ser androcéntrica no pudo dejar de proclamar la igualdad de derechos en su artículo 14, y como dijo Teresa Revilla, por propia iniciativa, y siendo la única mujer en la Comisión Constitucional: Las mujeres no vamos a dar las gracias por ello.

Esta igualdad formal nos ha permitido alcanzar algunos avances: el uso de anticonceptivos, la ley de interrupción voluntaria del embarazo, la de igualdad o la integral de medidas de protección contra la violencia de género. Pero todavía queda mucho camino por andar, exigimos que no corran riesgos nuestras vidas, reclamamos una igualdad real y efectiva en todos los ámbitos de la sociedad, y la desaparición total de las agresiones, violaciones o abusos sexuales.

En este esbozo del contexto nos encontramos con que Vox, un partido de extrema derecha, amigo de Le Pen y por los hechos que le asemejan también del Ku Kux Klan, incluye en su programa electoral un absoluto e intolerable retroceso en los derechos de las mujeres que nos conduce a la época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón. No vamos a permitirlo, lucharemos con la razón y con el mismo ímpetu que lo hemos venido haciendo siglo tras siglo.

Vox, formación política machista, defiende la prevalencia del varón sobre la mujer y pretende y exige entre otras muchas aberraciones, derogar la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, continúa insultando a las mujeres de hembristas y de feminazis con el mendaz y falso argumento de que la violencia de género no existe, acusando, sin dato ni prueba alguna, como es habitual en el histórico patriarcado, a los poderes públicos de ocultar la violencia de la mujer contra el hombre y la cifras de denuncias falsas.

Señores de Vox, sus repugnantes argumentos nunca han podido sostenerse, ahora tampoco, en primer lugar, porque la Ley Integral de violencia de género que pretenden derogar con 12 diputados autonómicos es una ley estatal y orgánica, aprobada por unanimidad de los integrantes del poder legislativo, así que para expulsarla de nuestro ordenamiento jurídico necesitarían ustedes la mayoría absoluta en las Cortes Generales, cosa que en este momento no tienen, ni van a tener, así que dejen de engañar a la ciudadanía española. No pueden derogar esta ley. Nos sonroja incluso que lo planteen porque el mero hecho de hacerlo demuestra su más absoluta ignorancia sobre materias que se aprenden en primer curso del Grado en Derecho. Dejen de hacer el ridículo, por favor, y si no saben, estudien.

En segundo lugar, es curioso que utilicen el término hembrismo que no existe en el DLE, y que un partido como el suyo, de extrema derecha, nos vincule con el nazismo que practican ustedes con sus ideas, que no son otras que el exterminio público y la anulación del diferente. Lo que somos es feministas, sí, señores y señoras de Vox, feministas.

Negar la violencia de género es exactamente igual que negar el Holocausto judío, existe, con cifras alarmantes, y la sufrimos las mujeres por el mero hecho de serlo, como la consecuencia más brutal de la desigualdad. Pueden ustedes consultar a la OMS que indica que, en todo el mundo, casi un tercio (30%) de las mujeres que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física y/o sexual por parte de la misma en algún momento de su vida y un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina.

Si estos datos no les convencen les volvemos a aconsejar que estudien y para ello pueden acudir, entre otros, a la ONU, UE, EUROSTAT, al Consejo General del Poder Judicial, a la Fiscalía General del Estado, o al Instituto de la Mujer y para la igualdad de oportunidades para descubrir las aberrantes cifras reales de la violencia de género.

Es una violencia diferente propia del contexto patriarcal y machista que ustedes abanderan y, por ello, en una auténtica democracia tiene un tratamiento legislativo distinto. Que en España ha sido avalado en multitud de ocasiones por la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

En cuanto a la ocultación de datos, se trata de otra de sus mentiras, muy sencilla de refutar, las cifras de denuncias falsas se publican por la Fiscalía General del Estado y por el Consejo General del Poder Judicial y no pasan del 0,01%, y en cuanto a la violencia familiar, el feminismo no niega su existencia, pero en menor proporción que la de género y con características distintas, sus datos están a su disposición, por ejemplo, en la página web del Consejo General del Poder Judicial o en las Estadísticas de Criminalidad del Ministerio del Interior.

Por todo lo expuesto, les exigimos que dejen de engañar a la ciudadanía española señores de Vox, digan lo que digan, una mentira no se convierte en verdad, aunque se repita mil veces. Les advertimos, las mujeres no vamos a consentir la eliminación de nuestros derechos, siempre nos encontrarán enfrente, y no se olviden de que somos expertas en luchar contra la opresión tal y como nos enseñaron desde siglos atrás las feministas que nos han precedido. El movimiento feminista es imparable le va en ello su subsistencia y en cuanto se descuiden les habremos arrollado como hace el viento con un castillo de naipes.

Colectivos y activistas asturianos firmantes del manifiesto:

Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Asturias. Jessica Castaño

Tertulia Feminista Les Comadres. Begoña Piñero Hevia

Asociación de Mujeres Valdés Siglo XXI. Aurora Valdés Suárez

CAVASYM. María Argentina Pereira Álvarez

Federación de Mujeres Progresistas de Asturias. Blanca Esther Aranda

Asociación La Xana Escuela por la Salud y la Igualdad. Ángeles Pollo Joglar

 Red de mujeres Equo. Consejo de la mujer de Gijón. Olga Muñiz Rimada

 AMDAS la Fonte. Ana María Dolores Parajón Rodríguez

 Asociación de Mujeres Eva Canel. Adela Rodil Martínez

 Asociación de Mujeres Sara Suárez Solís. Marta Menendez

Mujeres Jóvenes de Asturias. Lucía Lobato

Foro de Mujeres del Llano. María del Carmen Duarte 

Fademur. Teresa López

Fundación Mujeres. Marisa Soleto

 Abogadas para la Igualdad (Asturias). Elena Ocejo

 Plataforma Feminista d'Asturies. Eva  Irazu

 Asociación de Clínicas Acreditadas para la IVE. Francisca García Gallego

Vocalía zona rural de Gijón. María José Ferri Diez

Vocalía FAV Urbana. María José Cuervo García

Feminismos y Diversidá de Podemos Xixon. Inés Mallada Fernández

UGT comarcal de Gijón. Ana Alonso Lorenzo

CCOO Gijón. Áurea Rosa Ortega

Secretaría de Igualdad PSOE Gijón. Carmen Saras

Área de la mujer de IU. Esther Crespo

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

«Vox nos conduce a la época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón»