Una alianza por la cultura sidrera

El Principado llama a la sociedad asturiana a movilizarse para conseguir que la bebida sea designada patrimonio inmaterial de la humanidad. Nombrará embajadores

Otilia Requejo, Juan Cañal, María Jesús Álvarez y María Jesús Aguilar, en la presentación de la campaña para conseguir que la sidra se patrimonio inmaterial de la humanidad
Otilia Requejo, Juan Cañal, María Jesús Álvarez y María Jesús Aguilar, en la presentación de la campaña para conseguir que la sidra se patrimonio inmaterial de la humanidad

redacción

Es más que una bebida o una seña de identidad. Es patrimonio de los asturianos y por extensión de toda la humanidad. Esta es la filosofía con la que la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha lanzado una campaña para tratar de involucar a toda la sociedad en el apoyo a la cultura sidrera asturiana como patrimonio inmaterial de la humanidad de la Unesco. La Administración del Principado ha preparado un amplio programa de actividades que pretende ser el altavoz de esta iniciativa. La sede elegida para el lanzamiento ha sido el Museo de la Sidra de Nava.

La consejera del ramo, María Jesús Álvarez, ha presentado el programa que favorecerá la participación ciudadana, tanto en Asturias como en el exterior. «Los miembros de la gran familia asturiana que reside fuera del Principado y que tienen como buque insignia los centros asturianos han sido los primeros en implicarse en esta emocionante iniciativa», ha valorado Álvarez. A su juicio, el impulso de la candidatura «ha de ser un reto, una  ilusión y un proyecto de la sociedad en su conjunto, independientemente del lugar donde resida cada uno».

Además de la movilización social, en paralelo se están realizando todos los trámites oficiales. El Gobierno regional cuenta con el respaldo de científicos y expertos que llevan meses trabajando en la elaboración de la documentación necesaria para formalizar la candidatura. «Nos hemos centrado en construir el relato de una tradición que es seña identidad del ser asturiano; ese gesto inconfundible, ese ritual del escanciado como parte intrínseca de una socialización que invita a compartir, a celebrar y, en definitiva, a estrechar lazos de amistad», ha indicado.

Sin embargo, la Administración asturiana quiere que la sociedad sea la protagonista. «La candidatura encierra un mensaje colectivo y expresa la voluntad del pueblo, que quiere que se conozcan y reconozcan los vínculos de amistad universal y de fraternidad que encierra la bebida más emblemática de Asturias, con el escanciado como seña de identidad única, diferenciadora e irrepetible», explica consejera.

Promoción de la iniciativa

Esa participación se promoverá a través de lo que se considera una red de embajadores de la cultura sidrera, que tendrá como labor apoyar y gestionar la difusión de la propuesta en diferentes ámbitos. Asumirá la gestión del libro de firmas de apoyo en distintos puntos del territorio y en la web www.culturasidreraasturiana.com. También se encargará de la coordinación con asociaciones o entidades para la  recogida de rúbricas, de la distribución de distintivos en establecimientos hosteleros y comercios y de la difusión de materiales informativos y promocionales.

Entre los actos previstos para recabar adhesiones destaca una gran espicha que tendrá lugar el próximo jueves, día 17, en el Llagar Trabanco, en Sariego. En ese acto se entregarán las acreditaciones a los embajadores, así como el material que tendrán a su disposición. Además, el día 29 se pondrá en marcha la campaña de apoyo en todos los concejos asturianos, que se desarrollará hasta el 15 de marzo. La candidatura también tendrá proyección en la feria Fitur, que se celebrará en Madrid del 23 al 27 de este mes.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Una alianza por la cultura sidrera