La lluvia amaina, pero Asturias sigue golpeada por el temporal

La noche ha registrado lluvias menos intensas, pero la alerta por desbordamientos sigue activada en 10 puntos del Principado y hay una veintena de carretera cortadas por inundaciones y argayos

Crecida del río Esva
Crecida del río Esva

El temporal de lluvia amaina algo, pero Asturias sigue sembrada de incidencias causadas por una borrasca que ha anegado toda la región, cortado vías, provocado argayos y obligado a desalojos, incluido el del Hospital de Arriondas, en una jornada en la que se llegaron a superar los 125 litros por metro cuadrado en algunos puntos del Principado. La alerta amarilla por olas que superaron los siete metros de altura en algunos momentos del día, se mantiene a estas horas solo por nevadas y lluvia en la zona oriental de Asturias, la Cordillera y Picos de Europa, e incluso la Agencia Estatal de Meteorología prevé levantarla hacia mediodía, con la disminución de precipitaciones; sin embargo las secuelas persisten y se tardará en volver a la normalidad.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias registra en lo que va de jueves una veintena de incidencias relacionadas con el episodio de inundaciones que mantiene activado el Planinpa en Situación 0 desde ayer a las 10.09 horas. En concreto se contabilizan siete emergencias relacionadas con inundaciones de bajos, garajes y desbordamiento de ríos, y 16 incidencias relacionadas con la red viaria. En nota de prensa, el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha informado de que el agua mantiene cortados varios kilómetros de la N-634, entre los puntos kilométricos 327 y 341, en Triongo, Cangas de Onís.

A esta hora, diez puntos de los ríos Nalón, Narcea, Sella y Deva se mantienen en situación de alerta por desbordamientos y otros diez permanecen en prealerta en todo el mapa fluvial asturiano. Los accesos por carretera son muy complicados a causa de los cortes por inundaciones o argayos. En el bajo Nalón, Pravia permanece casi aislada con solo la antigua carretera de Somao como ruta practicable. Una veintena de carreteras -entre ellas la de los túneles de Riaño- están cortadas por inundaciones y, sobre todo, desprendimientos. Está cortada la nacional entre Avilés y Soto del Barco y, en el oriente, la crecida del Sella ha provocado el corte de la carretera entre Arriondas y Llovio.

Respecto al tráfico ferroviario, la circulación de los convoyes de FEVE sigue suspendida en la mayor parte de su trazado, a la espera de resolver las incidencias, en una situación sin precedentes en Asturias. Los trenes ya circulan de nuevo en las líneas Gijón-Avilés, Gijón-El Berrón y Oviedo-El Berrón-Infiesto.

Instalaciones educativas, viviendas y equipamientos permanecen errados o han sido objeto de desalojos: el más aparatoso de ellos, el del Hospital de Arriondas, cuyos 70 pacientes no se prevé que regresen a las instalaciones hospitalarias hasta mañana, y el de una residencia de ancianos en la misma localidad. Centros escolares permanecen cerrados en el valle del Nalón, y algunos de los que mantenían la actividad en Sama de Langreo o El Entrego están siendo a esta hora desalojados, mientras se mantiene la mirada puesta en la presa de Tanes, donde, según confirman fuentes de EDP, la emrpesa y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico han decidido abrir compuertas porque el embalse «no admite más agua».

Las clases están suspendidas los colegios públicos Elena Sánchez Tamargo de Laviana, El Parque de Blimea, el Rey Aurelio en Sotrondio, el San José en Sotrondio, El Bosquín, El Coto y Sagrada Familia en El Entrego, y el IES Jerónimo González  y los colegios Juan Luis Iglesias Prada, José Bernardo, C.P. Gervasio Ramos, en Sama. El Principado mantiene activado en fase de preemegencia, de vigilancia y seguimiento el Plan de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANIPA), que tienen el mando establecido en La Morgal. En Trevías, ha cerrado el CP San Miguel.

Con todo, se ha dejado ya notar el debilitamiento de las precipitaciones en una madrugada de lluvias más suaves, La primera mitad del día concentrará lo peor de la jornada, con pevisiones de hasta 40 litros por metro cuadrado en puntos del Oriente, y las precipitaciones perderán frecuencia e intensidad por la tarde, concentrándose sobre todo en el ala oriental del Principado. La cota de nieve asciende hasta los 1.600 metros y las previsiones apuntan a dos jornadas de respiro, el jueves y el viernes, antes de un nuevo empeoramiento.

Todo ello, tras un miércoles sembrado por incontables incidentes y el ojo puesto en la evolución de la borrasca. Se registraron 27 cortes de carretera, 34 inundaciones y alrededor de 119 incidentes de diversa consideración que todavía se están resolviendo. A pesar de este complicado panorama, las peores previsiones no se han cumplido. El momento más crítico se produjo alrededor de las seis de la tarde, hora a la que estaba prevista la pleamar. Si la marea alta coincidía con una gran intensidad de las lluvias, entonces la riada sería mucho más peligrosa. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha matizado que ese escenario no se ha producido, en un escenario en el que ha habido estaciones que en menos de 72 horas puedan recoger hasta 150 litros por metro cuadrado.

Asturias se agarra a las previsiones para salir a flote del temporal

SUSANA D. MACHARGO
Aspecto Del Río Piloña a su paso por el hospital de Arriondas, en alerta por inundaciones, que está siendo desalojado
Aspecto Del Río Piloña a su paso por el hospital de Arriondas, en alerta por inundaciones, que está siendo desalojado

El Principado mantiene la alerta en nivel de seguimiento aunque las predicciones tienden a mejorar. Las lluvias aún caerán con intensidad de madrugada. Las riadas dejan una ristra de cortes e inundaciones

Mientras todo el mundo esperaba por la gran nevada en cotas altas, la lluvia se coló de rondón en las previsiones. Asturias ha pasado la jornada del miércoles pegada a las actualizaciones meteorológicas y mirando los efectos de las precipitaciones, en ocasiones torrenciales, que han anegado gran parte de la región. Ha sido incluso necesario evacuar el hospital del oriente y una residencia de ancianos, ambos en Arriondas, ante la previsión de crecida de los ríos Sella y Piloña. Además, se han registrado 27 cortes de carretera, 34 inundaciones y alrededor de 119 incidentes de diversa consideración que todavía se están resolviendo. A pesar de este complicado panorama, las peores previsiones no se han cumplido. El momento más crítico se ha vivido alrededor de las seis de la tarde, hora a la que estaba prevista la pleamar. Si la marea alta coincidía con una gran intensidad de las lluvias, entonces la riada sería mucho más peligrosa. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha matizado que ese escenario no se ha producido. Ha reconocido, aliviado, que la tendencia mejora y que las previsiones también. La noche todavía será crítica pero, principio, la alerta de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sólo está activada hasta las doce del mediodía del jueves.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La lluvia amaina, pero Asturias sigue golpeada por el temporal