Redacción

Tan sólo el Narcea, en la zona de Quinzanas se mantiene en situación de alerta en Asturias, y con el caudal incrementándose, según los registros de la Confederación Hidrográfica del Cantábrica. El Sistema de Automático de Información (SAI), en cambio, ha bajado a situado de prealerta el Nalón en Grullos y Palomar, dos de los puntos que más preocupaban. El resto de los caudales asturianos están volviendo a sus valores habituales. La mayoría han entrado en una fase de seguimiento pero con el volumen hidráulico bajando o estabilizado.

En cuanto a las precipitaciones, el día ha amanecido con lluvias de poca intensidad. Las precipitaciones torrenciales han dado paso a un ligero orbayu en el peor de los casos. Las estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) recogen, hasta las ocho y media de la mañana, apenas 7 litros por metro cuadrado en el Aeropuerto de Asturias, 4,8 en Piloña y 4 en Oviedo. Estas cifras contratas con los 46 litros por metros cuadrado recogidos ayer, jueves, en el concejo de Aller, o con los 115 litros por metro cuadrado del miércoles.

Asturias se despide del temporal pero mantiene la alerta

S.D.M.
Aspecto que presenta una pasarela peatonal sobre el río Aller a causa del temporal de lluvias registrado en los últimos días en Asturias
Aspecto que presenta una pasarela peatonal sobre el río Aller a causa del temporal de lluvias registrado en los últimos días en Asturias

La región trata de sacudirse unas riadas que han dejado cuatro muertos y centenares de incidencias

Lo peor del temporal todavía no ha pasado. Sí han cesado las lluvias y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha desactivado las alertas. Pero los efectos de las riadas todavía suponen un auténtico obstáculo para los asturianos. El Principado trata de sacudirse unas inundaciones que han provocado cuatro muertas y un interminable número de argayos, cortes de carreteras y suspensiones de servicios de transporte. Tanto es así que el Gobierno regional mantiene activo el Plan de Inundaciones del Principado (Planipa) un día más y ha vuelto a convocar a todos sus integrantes a las nueve de la mañana del viernes. Preocupa especialmente la situación del río Nalón, con la presa de Tanes llena a rebosar y con las exclusas abiertas por primera vez desde 2010. También, el Sella, aunque en este caso su cauce comienza a volver a su volumen habitual. Así lo ha explicado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, que ha presidido todas las sesiones de trabajo y que se ha pateado la región para ver de primera mano los daños causados.

Seguir leyendo

Comentarios

Solo el Narcea sigue en estado de alerta