Medallas y cruces: el Principado quiere condecorar a los policías locales

El Principado ultima un decreto de honores qu eincluye una medalla de oro, la cruz al mérito y un reconocimiento por los 30 años de servicio

Policías locales
Policías locales

REDACCIÓN

Los agentes de las diferentes Policías Locales de Asturias serán condecorados, al menos, aquellos que acumulen suficientes años de servicio o algún acto heróico. El Gobierno del Principado ultima un decreto de honores y distinciones que permitirá a los agentes recibir un reconocimiento, al igual que sus colegas de otros cuerpos y fuerzas de seguridad. En la actualidad, no existe ninguna normativa que recoja ni los premios ni el modo de tramitarlos, así que la Consejería de Presidencia trabaja para subsanar este olvido. No obstante, el texto precisa un punto importante. Las condecoraciones son simbólicas. No supondrán ningún incentivo económico ni tampoco un complemento en la nómina.

Los honores serán iguales para todas las Policías Locales de Asturias sin importar el concejo en el que los agentes presten servicio. Se trata de una competencia de carácter autonómico, recogido en el artículo 20 del Estatuto de Autonomía, que habla de la coordinación de las policiales locales, aunque dependan de las autoridades municipales. Lo que pretende Presidencia es regular el reconocimiento de los agentes que realicen «acciones, servicios y méritos excepcionales, extraordinarios o dignos de ser reconocidos, así como el mantenimiento a lo largo de su vida profesional de una conducta ejemplar». No restringe los derechos de los destinatarios ni impone ninguna obligación a nadie. Sólo regula exactamente qué tipo de condecoraciones se entregan y qué es necesario hacer para conseguir cada una de ellas.

El borrador de decreto elaborado por el Gobierno del Principado incluye un total de cuatro distinciones diferentes: la medalla de oro al mérito de la Policía Local del Principado, la cruz al mérito de la Policía Local del Principado, medalla a los servicios prestados y las felicitaciones públicas. Lo que deja pendiente es cómo será el diseño exacto y las características de las condecoraciones. Eso tendrá que decidirse en una resolución posterior. Sí regula en qué momento los agentes podrán lucirlas y con qué tipos de uniformes. De hecho, matiza que «no constituirán parte de la uniformidad reglamentaria». Si van con indumentaria de gala, las podrán prender del bolsillo superior izquierdo. De no usar uniforme de gala, se podría colocar un pasador. Si ni quiera lleva uniforme, entonces podrá lucir una insignia en la solapa.

Los honores

La medalla de oro se concederá a los agentes que hayan fallecido o sufrido una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo como consecuencia de un servicio en el que hayan mantenido lo que se denomina una «conducta sobresaliente y de excepcional valor personal, con abengación y eficacia, con riesgo de la propia vida». También puede entregarse a agentes que hayan participado en tres actos o más de estas características, aunque no hayan fallecido o sufran lesiones o secuelas. Este es el máximo reconocimiento recogido en el decreto del Principado.

La cruz al mérito de la Policía Local se puede entregar a aquellos agentes que hayan participado en un único servicio con las mismas características de la medalla de oro, si han sufrido lesiones pero estas no han generado ningún grado de invalidez. Si han participado hasta en tres operativos de este tipo, aunque no tengan secuelas, también se les hará entrega de la cruz. Hay una tercera alternativa. Se podrá entrega a aquellos que «realicen estudios profesionales o científicos que prestigien a los miembros de los cuerpos de la Policía Local o que puedan ser útiles para la prestación de servicios»

Tanto la medalla de oro como la cruz al mérito podrán otorgarse a agentes que no estén de servicio pero que hayan cumplido con los requisitos marcados en cada apartado.

Cumplir 30 años con el uniforme también será motivo de premio. Independientemente de la categoría profesional, la Consejería de Presidencia propone diseñar una medalla de servicios prestados para aquellos que tengan un historial de servicio de tres décadas sin que en su expediente conste ninguna sanción firme.

El cuarto y último honor sería las felicitaciones públicas. Este apartado es más amplio y está pensando para personas ajenas a las propias policías pero que contribuyan de alguna manera a su ejercicio. En concreto, piensa en las «entidades públicas o privadas que desde su actividad profesional o docente destaquen en el estudio, promoción, dignificación, colaboración y apoyo de la función policial». También está pensado para los ciudadanos que en un determinado momento colaboren con una operación y hayan asumido hasta un riesgo personal.

La tramitación de todos estos reconocimientos dependerán de la Consejería de Presidencia, que constituirá una comisión de evaluación. Ese organismo estará integrado por un responsable político, por el director de la escuela de Seguridad Pública, un representante de la Federación de Concejos (FACC) y otros dos portavoces de concejos designados por la propia FACC, tres representantes sindicales, y un funcionario. La medalla de oro requerirá de un acuerdo expreso del Consejo de Gobierno. Para el resto no será necesario. La entrega se celebrará en una ceremonia pública.

Asturias concentrará las oposiciones de las policías locales en un único examen en mayo

Susana D. Machargo

Un único tribunal seleccionará a los agentes de todos los ayuntamientos que firmen acuerdos con el Principado

El Principado centralizará con una única convocatoria anual, en el mes de mayo, las oposiciones a la Policía Local de todos los ayuntamientos que, como Oviedo, le encomienden el proceso de selección de agentes. Así consta en el decreto que está elaborando la Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana y que, en estos momentos, se encuentra en periodo de exposición pública. Los Gobiernos locales podrán encomendar a la Administración asturiana la realización de las oposiciones a agente, por el sistema de turno libre. Las corporaciones aprobarán la oferta pública de empleo con el número de plazas y la categoría a la que pertenecen. A continuación, deberán delegar las competencias de todo el proceso, desde la aprobación de las bases hasta la propuesta de nombramiento. Un único tribunal los juzgará a todos.

Seguir leyendo

  

Comentarios

Medallas y cruces: el Principado quiere condecorar a los policías locales