El rector: «Sería muy preocupante que Otín decidiese abandonar por los ataques»

Santiago García Granda defiende la integridad moral y el trabajo catedrático del investigador

López-Otín y García Granda
López-Otín y García Granda

Oviedo

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha defendido la «integridad moral» del trabajo del catedrático de Bioquímica Carlos López Otín y ha subrayado que sería «muy preocupante que el buque insignia» de la institución académica asturiana decidiese abandonarla sí se mantienen los ataques a su persona y a su trabajo.

Antes de presidir el «Acto Rector Alas de Toma de Posesión» en el Paraninfo del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, García Granda ha resaltado que el Comité de Ética de la institución académica ratificó la «integridad» de los ocho artículos retirados por la revista Journal of Biological Chemistry tras encontrar algunos fallos. Ha asegurado que no tenía dudas de que, tras volver de su estancia en Francia, Otín volvería a dar clase en la Universidad de Oviedo, donde reiniciará su docencia a partir del 4 de marzo.

«Es una situación personal que él tiene que decidir. Nosotros no podemos obligar a nadie pero para nosotros está fuera de duda su labor científica y la validez de sus investigaciones», ha recalcado. Granda ha afirmado que defenderá a la Universidad de Oviedo y a sus integrantes de cualquier ataque o calumnia que se vierta sobre ellos. Por otra parte, el rector, que ha estado en el acto en el que 74 personas: 23 catedráticos, 36 profesores, 8 auxiliares administrativos y 9 cargos académicos, han tomado posesión de sus cargos, ha defendido la política de su departamento para el rejuvenecimiento de la plantilla

Ha destacado el «esfuerzo» que se está haciendo para rejuvenecer la plantilla con las contrataciones de figuras de ayudante doctor y contratado doctor, «limitando mucho el abuso de la figura de asociada que es precaria para los que nos son profesionales». Por último, Granda ha dicho que la asignatura pendiente de la Universidad de Oviedo es la de incorporar a alumnos extranjeros, para más tarde contratar a profesorado de otras nacionalidades.

Carlos López Otín, el ilustre acosado

Carlos López Otín
Carlos López Otín

El acoso laboral es un grave problema en España, tan grave que podría convertirse en endémico y estructural. Existe un auténtico techo de la necedad que, con una constancia implacable y una organización nada desdeñable, persigue el talento de forma casi sistemática.

Sin embargo, ante nuestros ojos cotidianos y distraídos con mil historias de supervivencia y manipulación, llega incluso a pasar desapercibido, excepto cuando nos toca de cerca.

El acoso laboral es uno de los miles de rostros del maltrato, y afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque nosotras nos llevemos muchas veces la peor y más silenciosa de las partes en este capítulo de la crueldad de la naturaleza humana.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El rector: «Sería muy preocupante que Otín decidiese abandonar por los ataques»