«Desde que tengo el coche eléctrico, el de combustible no lo cojo nada»

Basilio Carbajal García explica su experiencia con el vehículo ecológico que adquirió en 2016 de segunda mano y con el que ya ha hecho 50.000 kilómetros

Un coche eléctrico posto a recargar nun punto de subministro público
Un coche eléctrico posto a recargar nun punto de subministro público

Redacción

Son muchas las dudas que les surgen a los conductores de vehículos de combustible sobre los coches eléctricos. La autonomía es una de las preocupaciones, pero también el mantenimiento que requieren o el gasto de electricidad que suponen las recargas en casa. Basilio Carbajal García es el delegado de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos en Asturias y, como no podía ser de otra manera, tiene uno de esos coches. El mismo ha explicado a La Voz de Asturias su experiencia con uno de esos vehículos que ahora nos resultan aún desconocidos pero que serán los únicos que circulen en 2050 si se siguen las directrices del gobierno estatal y la Unión Europea. El coche eléctrico es el futuro, pero un futuro más cercano de lo que se piensa, comenta Basilio Carbajal, que cree que en 2030 ya no se van a vender coches de combustión.

Basilio Carbajal compró su coche eléctrico en 2016, un coche de segunda mano que es de los de primera generación que salieron al mercado en 2013. Tiene 120 kilómetros de autonomía pero en estos tres años ha hecho con él 50.000 kilómetros en los viajes habituales que realiza diariamente. Lo más lejos que ha ido con él, ha sido a Lugo, pero explica que «planificando el viaje y una parada». No obstante, desde que ha red de recarga rápida ha mejorado en la región, asegura que el coche eléctrico es el que elige, además de para los trayectos del día a día, para las escapadas de ocio, por ejemplo, a la playa. Y es que señala que «desde que tengo el coche eléctrico, el de combustible no lo cojo nada». Es más, comenta que con él «me desespero». Esto se debe a que ve mucho más cómodo el coche eléctrico en el que «no hay marchas, ni ruidos, ni vibraciones… Todo es más fácil, y cuando paso a conducir el otro, todo está magnificado. Antes me parecía que el de combustible iba estupendamente, y ahora me desespero», asegura Carbajal.

Entre las ventajas que enumera está el que «no hay mantenimiento porque el motor no necesita ningún mantenimiento, con lo que te quitas mucho gasto. Haces las revisiones cada dos años para el líquido de frenos y el filtro del habitáculo y ya», porque añade que «pastillas de freno casi no gastas porque el motor ya retiene en cuanto sueltas el acelerador», con lo que asegura que una vez que te habitúas a la conducción de un coche así no hace falta frenar mucho. Por el momento tampoco le ha dado averías y aunque sabe que lo más caro es la batería, confía en que estos vehículos vienen preparados para que la batería dure toda la vida útil del coche.

Respecto al coste que supone recargar cada día en casa la batería del vehículo, Basilio Carbajal explica que la gente que tiene un coche eléctrico suele contratar una tarifa eléctrica con discriminación horaria para que la recarga, que se suele hacer durante la noche, salga más económica. Así, concreta que el coste suele ser de entre un euro y un euro y medio cada cien kilómetros. No obstante, matiza que sólo gasta en la recuperación de la batería que hayas consumido ese día, con lo que si el gasto ha sido poco, la recarga pueden ser unos céntimos. «Llegas y lo enchufas y sé que al día siguiente vuelvo a tener una autonomía disponible de 120-130 kilómetros», indica el mismo. Además, para poder enchufar su coche eléctrico, asegura que no ha tenido que contratar más potencia y que con la habitual que tiene una vivienda «cargas sin problema».

«Que los conductores no tengan miedo a probar un coche así»

Dada su experiencia positiva con el vehículo eléctrico, anima a todos los conductores «a que no tengan miedo a probar un coche así». Entiende que hay casos en lo que la autonomía aún limitada que tienen hace que no se adapte a todas las necesidades, pero estima que «para la mayoría de la gente, con la autonomía que tienen los coches eléctricos nuevos, cubrirían más del 90% del uso que le pueden dar a un coche». Sobre todo, lo aconseja para aquellas casas en las que hay dos coches para que el eléctrico soporte los trayectos cortos y la rutina diaria.

«La gente que lo pruebe y después que valore si en sus circunstancias le puede encajar como una opción», traslada Basilio Carbajal, que reconoce que uno de los hándicap de estos vehículos es el elevado coste que aún tienen. Por eso, estima que son acertadas las medidas para impulsar la compra de vehículos eléctricos puestas en marcha por el gobierno central, pero que ahora tendrán que desarrollar las autonomías en no más de dos meses.

«Yo creo que en 2030 no se van a vender coches de combustión, porque los eléctricos van a ser el gran boom de este año y del próximo. Todas las marcas se están lanzando al coche eléctrico porque van a ser el futuro y porque ofrece mucha diferencia en todo: en rapidez, en agilidad, en comodidad en la conducción…», argumenta Carbajal, que está convencido de que «el cambio va a ser brutal y más rápido de lo que se piensa».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«Desde que tengo el coche eléctrico, el de combustible no lo cojo nada»