45 días sin empleo y sueldo: los compañeros crean un fondo para ayudar a los mineros encerrados

Los trabajadores dan por buena la sanción «si sirve para algo»

Salida de los mineros encerrados en el pozo Santiago
Salida de los mineros encerrados en el pozo Santiago

Redacción

El encierro en el pozo Santiago como medida de protesta para exigir garantías de empleo para los trabajadores de las empresas subcontratadas por Hunosa les ha supuesto a los cuatro mineros que la llevaron a cabo un castigo de 45 días sin empleo y sueldo. La confirmación de la sanción la recibían este mediodía por parte de su empresa, si bien cuando estaban encerrados se llegó a plantear que serían despedidos, medida que no se llevó a efecto y que derivó en el castigo referido. David Moreira, Jesús Barreira, Jonathan González y Daniel Suárez eran conocedores de que iban a recibir «una sanción ejemplarizante» que podría oscilar entre los 30 y los 45 días. Finalmente, el castigo que se les ha impuesto fue el máximo estimado.

Teniendo en cuenta que el motivo por el que llevaron a cabo el encierro era una reivindicación para todos los trabajadores de contratas, algunos compañeros proponen hacer un fondo para ayudar económicamente a los mineros sancionados, que se quedarán sin sueldo durante el mes y medio que no trabajaran.  Pese al castigo, los cuatro trabajadores se han mostrado fuertes desde la salida del encierro. Jesús Barreira da por buena la sanción «si sirve de algo», comentaba tras conocer que estaría 45 días suspendido de empleo y sueldo.

Por lo pronto, lo que tienen y lo que les hizo abandonar el encierro el pasado miércoles a las seis de la tarde fue el compromiso verbal de la Federación Socialista Asturiana y de los sindicatos de que las contratas tendrán carga de trabajo en tanto en cuanto dure el proyecto de abandono y clausura de los pozos Aller y Carrio. No obstante, a lo que aspira el colectivo de subcontratas es a optar a proyectos de restauración medioambiental de los espacios degradados por la actividad minera en las cuencas a través de la diversificación de Hunosa.

Lo que tienen claro los cuatro mineros que se encerraron en el pozo Santiago es que si no se cumple ese compromiso, los trabajadores de contratas tendrán que volver a la movilización para defender su empleo, ya que temen que «si no, vamos a quedar en la calle sin nada», comentaba David Moreira. Por su parte, Jonathan González señalaba que «a los mineros nunca nos regalaron nada y todo lo que hemos conseguido fue a base de lucha», aunque espera que la promesa de la FSA y de los sindicatos se cumpla como ellos cumplieron.

«Cuando nos trasladaron su compromiso, aunque no estuviera por escrito, dimos la palabra de que dejaríamos el encierro y fuimos paisanos y salimos», comenta este último instando a que todos cumplan lo dicho. Lo mismo espera Jesús Barreira: «lo que dijeron, que lo cumplan», y aunque no olvida que a veces «las palabras se las lleva el viento», confía «en que sí» se incluya al colectivo de subcontratas en el plan de empresa que los sindicatos están negociando con Hunosa.

Los mineros encerrados en Aller: «No somos terroristas. Luchamos por un trabajo digno»

Carmen Liedo
Imagen de los cuatro mineros que llevan desde el pasado jueves encerrados en el pozo Santiago en Carborana (Aller)
Imagen de los cuatro mineros que llevan desde el pasado jueves encerrados en el pozo Santiago en Carborana (Aller)

Los cuatro mineros que permanecieron una semana en el pozo Santiago esperan que se cumpla el compromiso verbal adquirido por la FSA y los sindicatos

Tuvieron muchas presiones, pero no fue eso lo que les hizo abandonar su encierro en el pozo Santiago. Fue «un mensaje esperanzador» con el compromiso de la Federación Socialista Asturiana (FSA) y de los sindicatos de que las contratas tendrán carga de trabajo mientras duren las labores de abandono y clausura de los pozos de Aller y Laviana -los dos que cesaron la extracción a finales del pasado año- lo que les llevó en la jornada del miércoles a tomar la decisión consensuada de salir. Así lo han trasladado David Moreira, Jesús Barreira, Jonathan González y Daniel Suárez, los cuatro mineros que permanecieron una semana encerrados en el pozo allerano y que tras la salida intentan recuperar una relativa normalidad. Relativa, porque son conscientes de que van a tener que asumir un «castigo» que les dejará sin empleo y sueldo un tiempo. Aún así, entienden que fue «por una causa justa» y quieren dejar claro que «nosotros no somos terroristas. Estamos luchando por un puesto de trabajo digno».

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

45 días sin empleo y sueldo: los compañeros crean un fondo para ayudar a los mineros encerrados