Punto de inflexión térmico: el aire polar llega a Asturias

El anticiclón de las Azores abandonará el norte de la península y dejará paso a un viento procedente desde latitudes polares

Temporal de frio en Asturias
Temporal de frio en Asturias

Redacción

Los asturianos podrán seguir disfrutando de temperaturas altas, cielos despejados y un tiempo seco durante el fin de semana y el lunes. El martes se producirán las primeras lluvias de la semana, síntoma de que se avecina un cambio meteorológico. Este punto de inflexión llegará el miércoles de mano del aire polar que cambiará las tornas, con un desplome de la cota de nieve y una bajada de las temperaturas máximas, que será especialmente notable en el interior de Asturias. El episodio de sol y altas temperaturas ya tiene fecha de caducidad. La semana que viene el anticiclón de las Azores dejará de tener su centro de acción al norte de la Península y se va a desplazar hacia el Atlántico. Al mismo tiempo, un centro de bajas presiones se situará al norte del continente europeo. Juntos, van a formar un corredor de aire frío de origen polar.

Este cambio de tendencia va a tardar en materializarse, por lo que todavía es pronto para sacar los abrigos del armario. Este fin de semana se mantendrán las temperaturas altas y los cielos despejados, aunque el domingo existe la posibilidad de tormentas ocasionales en la Cordillera por la tarde que podrían extenderse al resto del interior, según recoge la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las máximas alcanzarán los 20 grados en gran parte del territorio hasta el martes, cuando se comiencen a presentar los primeros síntomas de este cambio térmico. 

El mercurio en el interior de la región registrará este sábado y domingo unas máximas de entre 21 y 22 grados en Cangas del Narcea y Mieres, marcas que no distarán apenas de las que anotarán los termómetros el lunes. Oviedo experimentará unas máximas de entre 19 y 20 grados en este período, mientras que las máximas en la costa serán más suaves, disfrutando de unas mínimas más agradables. Los termómetros en el litoral asturiano se situarán entre los 16 y 18 grados de máxima en Llanes, y Avilés y Gijón compartirán las mismas máximas que la ciudad llanisca. 

El portal web eltiempo.es prevé unos registros más fríos para la región, y vaticina una caída mayor de las temperaturas. En el caso mierense, el descenso de las máximas del martes al miércoles, en plena influencia del aire polar, será de 7 grados, hasta situarse en los 10, según esta página web. Las mínimas, no obstante, serán de 6 grados en esta localidad. Cangas del Narcea superará, según eltiempo.es, a Mieres en la bajada de las máximas. La caída será de 8 grados hasta los 9 del martes al miércoles, mientras que las mínimas en Cangas del Narcea se situarán en 4 grados.

Las mínimas durante este período se situarán entre los 3 y 5 grados en el interior, mientras que la costa llegará en lugares como Llanes a temperaturas mucho más agradables. A pesar de no alcanzar las máximas del interior, las mínimas en esta localidad costera se situarán entre los 8 y 10 grados, registros envidiables para otras ciudades del litoral como Gijón o Avilés, cuyas mínimas apenas llegarán a los 6-7 grados. 

Martes, aire frío

Entra en escena el aire procedente desde latitudes polares. Lo hará de todas formas durante las últimas horas. Será una jornada todavía marcada por el viento del nordés, que dejará el cielo más despejado en la mitad sur y con más nubes en la costa norte. Las temperaturas serán más altas en las zonas del interior, aunque la costa resistirá bien la llegada de este agente climatológico. El miércoles, el aire polar comenzará a extenderse en Asturias, aunque su influencia será diferente según la zona de la región. Mientras que la costa mantendrá unas máximas de entre 15 y 16 grados durante la llegada de este frío polar, zonas como Mieres o Cangas del Narcea sufrirán un descenso de hasta 7 grados de máxima del comienzo del martes al jueves.

Descenso de la cota de nieve

Si bien los registros térmicos no experimentarán cambios bruscos, la cota de nieve sí que se precipitará de forma notoria a raíz de la entrada de este frío polar. Así, en apenas un día, el desplome será de los 1.400 metros del martes hasta los 600 metros del miércoles, llegando el jueves a situarse en torno a los 500 metros. Un panorama muy distinto al vivido en las últimas semanas, donde la cota de nieve se ha mantenido impertérrita a más de 2.000 metros. La llegada del aire polar a Asturias es cuestión de días.

Comentarios

Punto de inflexión térmico: el aire polar llega a Asturias