El Sespa cita a la paciente que denunció el trato vejatorio de un ginecólogo del Valle del Nalón

Otras trece mujeres se han puesto en contacto con Vanesa Llaneza y no descartan presentar una reclamación conjunta contra el profesional. Cuentan ya con el asesoramiento de una abogada

Vanesa Llaneza
Vanesa Llaneza

Vanesa Llaneza decidió la pasada semana no permitir más «violencia obstétrica» tras el «trato sexista» que considera recibió por parte del un ginecólogo del hospital Valle del Nalón durante una consulta y, tras la queja presentada en Atención al Paciente el viernes, se ha asesorado con una abogada de cara a presentar una denuncia judicial contra ese profesional. Además, con ella se han puesto en contacto otras trece mujeres que también le habían trasladado que recibieron «un trato deshumanizado» por parte de este ginecólogo cuando las tuvo que atender. Por lo pronto, Vanesa Llaneza, exconcejala de Empleo del Ayuntamiento de Langreo y miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies, ha sido citada por la gerencia del hospital Valle del Nalón para mantener una reunión esta mañana e invita a las mujeres que se quieran acercar hasta el centro hospitalario «aunque sea para apoyar».

A través de las redes sociales, Vanesa ha querido agradecer todos los comentarios «de ánimo y apoyo», así como a los «que lo criticáis, porque me dais más fuerza aún si cabe para seguir con todo esto». «No denunciamos ni hacemos públicas nuestras vidas por gusto, queremos denunciar la violencia obstétrica que está ejerciendo este personaje sobre nuestros cuerpos, sobre los procesos reproductivos de muchas mujeres y sobre nuestras mentes también, expresadas en un trato deshumanizado como el que yo, como muchas otras mujeres, hemos sufrido de manos de este profesional», señala esta paciente, que el pasado viernes se manifestaba «harta de abusos ginecológicos y harta de actos sexistas cuando vamos a consulta». La misma asegura que «cuantos más mensajes vuestros me van llegando más convencida estoy de que estoy haciendo lo correcto», y por eso ha facilitado una cuenta de correo electrónico para todas aquellas mujeres que se quieran poner en contacto con ella. «Gracias a todas por ser tan valientes», les anima Vanesa Llaneza. Añade que «según voy leyendo vuestras historias, me doy cuenta que de profesional y persona tiene poco». 

El desencadenante

Contaba el pasado viernes en un post que publicaba en redes sociales la mala experiencia que había vivido dos días antes en una consulta de ginecología a la que acudió para ser valorada por «unos trastornos ginecológicos (vaginismo)» y tras una operación que tuvo el pasado mes de diciembre. Reconocía la misma que ya había tenido algún «altercado» en el pasado con el ginecólogo que se le asignó ese día pero que decidió darle «un nuevo voto de confianza». Sin embargo, la consulta se transformó en un disgusto cuando al ver Vanesa que el ginecólogo cogía un espéculo pequeño y se disponía a introducírselo, le insistió en que no podía hacerlo porque se estaba tratando el vaginismo con una especialista, tras lo cual el profesional intentó «introducirlo a la fuerza» haciendo «caso omiso» a su advertencia. «Resultado: no fue capaz de introducírmelo y yo misma, en esa postura sumisa y bastante degradante ya de por sí, tiré de sus manos».

Fue entonces cuando, según contó Vanesa Llaneza, la dejó perpleja con sus palabras al tratar de cogerle una muestra: «No sólo le bastaba con eso que se pone a cogerme una muestra de flujo y me dice: ¿te vas a dejar? Sé una mujer. Compórtate como una mujer si quieres saber qué te pasa». Según indicó, el ginecólogo completó la prueba del bastoncillo tras tomarle la muestra de flujo y se fue a otra consulta «dejándome en un estado que prefiero no recordar».

La paciente contó que al salir de la consulta no pudo aguantar más y se derrumbó ante su padre, que las esperaba fuera. «Me rompí, rompí a llorar, me sentía fatal pero, lo peor de todo, me sentía fatal conmigo misma», aunque las preguntas se le amontonaban en la cabeza: «¿por qué? ¿Yo había hecho algo malo? ¿Por qué yo me tenía que sentir mal? ¿Por qué tenía que llorar?». Su razón le dice que tiene problemas ginecológicos y vaginismo y que por ello «no me tengo que sentir mal». Más bien, «él se tendría que sentir mal por ser un nefasto profesional y un misógino de los pies a la cabeza», indicó Vanesa Llanesa, que no está dispuesta a dejar pasar este trato sexista y, por lo pronto, el viernes presentaba una denuncia en el departamento de Atención al Paciente del Hospital Valle del Nalón. Ahora «ya somos 14 las mujeres que nos hemos unido para seguir adelante con la denuncia a este profesional», traslada Vanesa Llaneza.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El Sespa cita a la paciente que denunció el trato vejatorio de un ginecólogo del Valle del Nalón