Meteorología no se pilla los dedos con el tiempo para Semana Santa

Las predicciones llegan cargadas de incertidumbre, aunque es probable que Asturias se libre de la peor borrasca

Los turistas se protegen de la lluvia en Oviedo.Los turistas se protegen de la lluvia en Oviedo
Los turistas se protegen de la lluvia en Oviedo

«La incertidumbre respecto a la evolución atmosférica es muy elevada». La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no se pilla los dedos con la previsión para los días festivos de esta Semana Santa. El martes el tiempo será soleado y estable. El miércoles a última hora comenzará a entrar la nubosidad por el oeste. El jueves una profunda borrasca surcará la península. A partir de ese momento, poco más se puede concretar. La predicción especial lanzada para este puente. No sabe exactamente dónde va a estar el centro de la borrasca y a qué territorios va a afectar. No obstante, sí adelanta que es posible que sea grande e intensa, por lo que «es probable que la inestabilidad sea muy generalizada». Pero, pese a estos malos augurios, Asturias podría librarse. Donde menos probables son las precipitaciones es en la noroeste, es decir, en Galicia y el Principado.

Tras las polémicas de los últimos años, incertidumbre es el término que destaca en este boletín especial de Semana Santa que Aemet actualiza día a día. Los empresarios turísticos asturianos han reclamado el mayor rigor posible en las predicciones, ya que se trata de unas fechas en las que el tiempo es determinante para que los viajeros elijan destino. Un horizonte lleno de tormentas y de lluvia, no es el escenario más adecuado para conseguir llenar unos hoteles que, este año, sí tienen un elevado nivel de reservar, cercano a la plena ocupación.

El boletín de Aemet

Un sistema frontal cruza hoy, lunes, la península. Está repleto de cielos nubosos y de chubascos que pueden ser tormentosos pero que irán remitiendo a lo largo de la tarde. Las temperaturas máximas, no obstante, se mantienen entre los 18 y los 21 grados en toda la región. Ese oasis térmico durará solo una horas, ya que mañana, martes, bajarán ligeramente.

El martes y el miércoles serán las dos jornadas más estables. Mañana, se podrán ver intervalos de nubes bajas y brumas en la cordillera de madrugada. Las mínimas bajarán ligeramente y las máximas, también. Las primeras nubes de un nuevo frente comenzarán a asomar por Galicia el miércoles por la tarde. Esta borrasca llega cargada de tormenta, de granizo y de vientos variables, que pueden alcanzar rachas fuertes sobre todo en la montaña. 

El primer día festivo, el jueves 18 de abril, tendrá como protagonista a esa profunda borrasca atlántica, que inestabilizará la atmósfera. Esa jornada sí bajarán de manera considerable las temperaturas y las tormentas se intensificarán. Aemet espera que afecte sobre todo el noroeste y al centro pero cree que se librará el nordeste y Baleares. La escena que pinta la previsión es más bien invernal.

A partir del viernes, es cuando la incertidumbre crece. El problema, reconoce la Agencia Estatal de Meteorología, es que los modelos de predicción no tienen claro cómo se va a mover esa borrasca y dónde va a estar su centro. Lo único que se atreve a concretar es que «la mayoría de los escenarios apuntan a que el noroeste peninsular, el área cantábrica y Baleares serían las zonas donde las precipitaciones serían menos probables». Si esto se cumple, los días con más afluencia de público en Asturias no llegarían cargados de agua y los turistas no necesitarían ni chubasqueros ni paraguas. 

Esto es lo que puedes hacer si quieres disfrutar de la nieve en Semana Santa

Carolina García
Estación de esquí Valgrande-Pajares
Estación de esquí Valgrande-Pajares

Las escuelas de esquí ofrecen cursillos especiales para todas las edades y niveles durante estas vacaciones. Los alojamientos cercanos a estos centros ya están al 70% de su ocupación

Si eres de los que quiere exprimir la nieve hasta el final, este año tampoco tendrás que recorrer cientos de kilómetros para encontrarla. Las últimas nevadas de hace apenas una semana van a permitir disfrutar de una Semana Santa blanca sin salir de Asturias. Las estaciones de esquí y el sector hotelero llevan semanas preparando actividades para que los amantes del blanco puedan despedir una temporada que, aunque tardó en arrancar, a falta de lo que ocurra estas vacaciones, puede acabar mejor de lo que, a priori, apuntaba. «Las nevadas nos han venido muy bien y la gente se ha entusiasmado y ha incentivado las reservas», explica Armando Valdés, director de la Escuela de Fuentes de Invierno. A falta de unos días para el grueso de la Semana Santa confía en las reservas de última hora para completar los cursillos. Situación similar a la que ocurre en la estación de San Isidro, situada a apenas cuatro kilómetros de la asturiana donde, según explica el director de la Escuela de Snow y Esquí Arropaje, Raúl Blanco, «las condiciones de nieve son perfectas» y donde este jueves inician el segundo turno de cursos de esquí.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Meteorología no se pilla los dedos con el tiempo para Semana Santa