El PP reconoce que su resultado en Asturias es malo sin paliativos

Mercedes Fernández felicit a los cinco únicos concejos que el partido ha podido retener y convoca una comité regional para el jueves

El líder del PP, Pablo Casado, en Oviedo donde presentó públicamente a la candidata popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, expresidenta de Hunosa y Mercedes Fernández
El líder del PP, Pablo Casado, en Oviedo donde presentó públicamente a la candidata popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, expresidenta de Hunosa y Mercedes Fernández

El Comité Ejecutivo Regional del PP de Asturias se reunirá el jueves en Oviedo para analizar los resultados de las elecciones generales del 28 de abril en las que esta formación, que concurría por tercera vez en coalición con Foro, redujo sus apoyos casi a la mitad y perdió dos diputados y dos senadores. La reunión ha sido convocada por la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, tras reunirse con los miembros de su equipo de dirección a la espera de asistir mañana, 30 de abril, en Madrid a la reunión que celebrará el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

Según han señalado a Efe fuentes del PP, Fernández ha trasladado su felicitación a los cinco únicos concejos de los 78 existentes en Asturias donde la coalición PP-Foro logró ser la fuerza más votada. La dirección del PP asturiano, que tradicionalmente siempre obtenía mejores resultados en las elecciones generales que en las autonómicas, considera malo el resultado obtenido ayer en Asturias, donde Unidas Podemos se situó a menos de 5.000 votos de convertirse en la segunda fuerza política más votada de la región.

Tensión precedente

Los populares llegaron a estos comicios con una crisis abierta entre las direcciones nacional y regional del partido después de que Génova expedientase y suspendiese cautelarmente de sus funciones al hasta ahora secretario general del PP asturiano, Luis Venta. La polémica abierta por dicha decisión a consecuencia del envío de unos supuestos anónimos amenazantes al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Gijón, Pablo González, -en la que Venta contó con el respaldo de Fernández- se unió así a las discrepancias surgidas con la elaboración de las listas nacionales, autonómicas y locales.

Tras la elección de Pablo Casado como presidente del PP, la dirección nacional designó a Teresa Mallada como candidata en Asturias, que elaboró una candidatura autonómica sin ninguno de los dirigentes afines a Fernández y cuestionó además la conveniencia de repetir la coalición con Foro en las generales. Una circunstancia similar se produjo en las candidaturas al Congreso y al Senado -encabezadas por Paloma Gázquez y Ramón García Cañal- y en las listas para las principales ciudades donde Génova impuso como candidatos a Alfredo García Canteli y a Alberto López Asenjo en Oviedo y Gijón mientras que la dirección regional sólo pudo imponer su criterio en el caso de Avilés con Esther Llamazares, recuerda EFE.

En medio de estas discrepancias se conoció la imputación de Mallada, junto al resto de concejales del Ayuntamiento de Aller en 2008, por un presunto delito de prevaricación administrativa al aprobar la propuesta del equipo de gobierno (PSOE-IU) de ceder gratis una parcela al Montepío de la Minería para construir un geriátrico. Además, Podemos ha pedido a la Fiscalía que investigue a Mallada por los posibles delitos de malversación, administración desleal y contra la Hacienda pública durante su etapa al frente de Hunosa después de que se conociese una auditoría de 2015 que cuestionaba algunos gastos de representación o protocolarios y la forma en la que se justificaron ciertas compras y comidas. Mallada negó haber cometido irregularidades en Hunosa y aseguró que presentó alegaciones a dicha auditoría que no fueron cuestionadas a la vez que anunció una querella por calumnias e injurias contra el secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, y denunció ante la Guardia Civil el envío de mensajes anónimos injuriosos que cuestionan su tesis doctoral.

El PSOE solo pierde en cinco concejos

S.D.M.
Una mesa en un colegio electoral en Oviedo durante la jornada de elecciones generales
Una mesa en un colegio electoral en Oviedo durante la jornada de elecciones generales

Los socialistas llegan a superar hasta el 50% en pequeños concejos de las alas. El PP se despeña hasta el cuarto puesto en Avilés y Gijón. Caravia registra una carambola con un doble empate

Ha sido un auténtico maremoto que ha teñido de rojo el mapa del Principado. El PSOE ha arrasado en estas elecciones generales en Asturias, con porcentajes por encima del 40% en Onís, Santo Adriano, Ibias o Bimenes y más del 50% en Santa Eulalia de Oscos y Villanueva de Oscos. El récord lo ha marcado Taramundi, con un 56,02%. El PP únicamente ha retenido cinco municipios. Ciudadanos se ha convertido en segunda fuerza en un puñado de concejos de la zona centro y Unidas Podemos ha estado peleando por el tercer puesto con el PP en territorios clave como Siero. Todo el mundo tenía un ojo puesto en Vox. Sólo ha conseguido un resultado llamativo. En Peñamellera Alta ha concentrado el 24,25% de las papeletas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El PP reconoce que su resultado en Asturias es malo sin paliativos