Ciudadanos tiende la mano a Adrián Barbón para firmar pactos

Ignacio Prendes y Juan Vázquez señalan que al PSOE le toca mover ficha. El candidato regional se alinéa con el carácter modernizador de Valls y del candidato de Castilla y León

Juan Vázquez y Nacho Prendes en la carrera de caballos que se celebra en la Playa de Santa Marina (Ribadesella)
Juan Vázquez y Nacho Prendes en la carrera de caballos que se celebra en la Playa de Santa Marina (Ribadesella)

Redacción

Ciudadanos se deja querer. Juan Vázquez dijo la noche del 26M que las urnas no habían concedido a su partido un papel fundamental en asturias. Cinco días después ha reconsiderado aquellas palabras. El candidato al Principado se siente cercano a Manuel Valls y a su homólogo en Castilla y León, Francisco Igea. Cree que se pueden hacer pactos de centro para dar estabilidad a los Gobiernos regionales y autonómico. Aunque no es partidario de alianzas de intercambio -en relación a la posibilidad que se apunta de negociar con los socialistas a la vez Oviedo y el Principado- cree que se puede hablar de todo. El exrector de la Universidad de Oviedo recuerda que es un independiente y con esa libertad se expresa. Desde esa independencia recuerda que es al PSOE, como ganador, al que le corresponde tomar la iniciativa pero asegura que está dispuesto a dialogar sobre todo, siempre que el referente sea «centrar la política asturiana». Menos contundente ha sido el portavoz del partido en Asturias, Ignacio Prendes, pero se ha expresado en términos similares. Ha señalado que Adrián Barbón tiene que optar entre  «pactos con populistas o extremistas o con partidos más moderados», poniendo la día en su terreno. 

El candidato autonómico se deja querer

Juan Vázquez ha mostrado su disposición a buscar acuerdos con el futuro gobierno socialista en la región para darle estabilidad y se ha alineado con la postura del exprimer ministro francés Manuel Valls sobre la política de pactos de la formación naranja. Vázquez se ha pronunciado así antes de mantener la primera reunión con su grupo parlamentario tras las elecciones autonómicas en las que C's obtuvo cinco diputados en Asturias que deben tener un papel «decisivo» pese a que el PSOE, con sus 20 escaños, no los necesita para garantizarse la investidura.

«Aquí hay una formula de veintiséis -la suma de PSOE, Podemos e IU- y una fórmula de veinticinco -PSOE y Ciudadanos- y quien ha ganado debe pensar cuál es la mejor fórmula y la que da mayor estabilidad», ha subrayado tras señalar que su trayectoria, su perfil y su orientación ideológica -próximo a la socialdemocracia- es «conocida», como ha repetido «hasta la saciedad».

Respecto a la posible contradicción entre su postura y el cordón sanitario impuesto por Ciudadanos al PSOE a nivel nacional, el exrector de la Universidad de Oviedo ha señalado que en público siempre ha expresado su criterio hasta donde le ha parecido «conveniente» y que internamente lo hace cuando tiene ocasión. A su juicio, la «esencia» de un partido «modernizador y renovador» como Ciudadanos es «hacer pactos de centro y de gobernabilidad y no con los extremos», algo que, ha asegurado, responde también a su talante y al de otros como el candidato de la formación naranja en Castilla y León, Francisco Igea.

 El PSOE tiene que mover ficha

Por su parte, Ignacio Prendes ha reconocido que es el PSOE el que «tiene que mover ficha» de cara a la conformación del Gobierno regional y optar por la senda de «pactos con populistas o extremistas» o con partidos «más moderados» como la formación naranja. Ha reiterado que es el partido de Adrián Barbón el que tiene que decidir cuál será su «línea de actuación» en el Principado.

«Quien tiene que dar los pasos correspondientes es quien tiene la capacidad para formar Gobierno, que es el PSOE», ha puesto de manifiesto el diputado, que ha recordado que su partido ha creado una comisión nacional para abordar caso por caso. Ignacio Prendes ha señalado que la formación naranja «está abierta» a hablar con otras fuerzas políticas que no profundicen en políticas de desigualdad y en medidas populistas. «Si quieren mirar al centro o a la moderación, ahí estaremos», ha hecho hincapié antes de asegurar que Ciudadanos no quiere estar en Gobiernos para sentarse «en los sillones», sino para impulsar políticas que vayan a la raíz de los problemas.

Aunque ha afirmado que su partido ha cosechado un «magnífico» resultado que le ha permitido ser la tercera fuerza política más votada y conseguir cinco diputados, ha admitido que no le permite liderar un Ejecutivo, por lo que se mantendrá a la «expectativa». Sobre las palabras de Juan Vázquez, alineándose con Manuel Valls sobre la política de pactos de la formación naranja, ha manifestado que él es de la «línea» de Ciudadanos. No obstante, ha precisado que las opiniones de Valls son «absolutamente respetables», dado que es una persona que cuenta con una «larguísima trayectoria política».

Sobre los resultados en Oviedo, Prendes ha destacado que le permiten situarse en una posición «muy buena» para «provocar la estabilidad y el cambio» que necesita la ciudad.E

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Ciudadanos tiende la mano a Adrián Barbón para firmar pactos