La cuenta atrás de Barbón: Podemos y C's le ofrecerán sus votos con condiciones

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Barbon, en la Junta
Barbon, en la Junta J.L.Cereijido

El candidato socialista comienza hoy la ronda de contactos con los partidos

02 jul 2019 . Actualizado a las 12:07 h.

Adrián Barbón comienza hoy la cuenta atrás que le llevará previsiblemente el día 20 de julio a comprometer su cargo en la Junta. La ronda de contactos con los grupos políticos arranca hoy con los encuentros con PP, Ciudadanos y Podemos.  Desechado cualquier tipo de acuerdo con los populares, el candidato socialista cotejará los puntos en común de su ideario cara a cara con los diputados naranjas y morados, que podrían ser claves. Ambas fuerzas han tendido la mano a un posible acuerdo de investidura aunque las condiciones de Ciudadanos (que Barbón reniegue de Pedro Sánchez) se antojan irreales y la relación con Podemos amenaza con prolongar la borrasca que presidió la anterior legislatura. Barbón también ha dejado claro cómo será el día a día con Vox: ni siquiera les ha invitado a la ronda.

La FSA ha dejado en las últimas semanas y también durante la campaña electoral pistas sobre cuál sería su estrategia de pactos. Barbón siempre se ha mirado hacia la izquierda para otear su futuro. Con IU ya ha habido acuerdos en la Mesa de la Junta pero con Podemos la última negociación no dio sus frutos y se saldó con el partido naranja fuera de ese organismo. Ambas fuerzas se han culpado de la incapacidad de diálogo pero hoy tienen una nueva oportunidad. Hay que recordar que en Asturias, los diputados no pueden votar en contra de un candidato, lo que facilita notablemente la elección final.

Lorena Gil llevará ante Barbón una serie de puntos de acuerdo. Propondrá una rebaja general de sueldo de los diputados (no cobrar más de 2.000 euros), medidas en materia laboral e industrial (deslocalizaciones), avances en derechos sociales, sanidad o educación, eliminación del peaje del Huerna o mejora de las Cercanías. Daniel Ripa sostiene que el PSOE apuesta por una investidura en minoría pero que acuden a la cita con los brazos abiertos. Barbón y Gil cotejarán los puntos en común de sus programas en una negociación que corre paralela en el tiempo a la de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.