El PSOE seguirá negociando con IU y Podemos en una legislatura menos «bronca»

Barbón, que deja ahora pasó a las direcciones de los partidos, alaba el diálogo sereno y cordial de los portavoces. La coalición se muestra dispuesta a apoyar a Barbón pero no a entrar en el Gobierno. Foro ofrece «lealtad»

Adrián barbón y Ángela Vallina
Adrián barbón y Ángela Vallina

La FSA-PSOE seguirá negociando la próxima semana la investidura de su candidato a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, con Podemos e IU, las dos formaciones que han mostrado una mayor disposición a encontrar acuerdos en la ronda de reuniones celebrada esta semana y en la que no ha participado Vox,por decisión de los socialistas. Barbón ha hecho este anuncio tras cerrar sus encuentros con los líderes de PP, Podemos, Ciudadanos, IU y Foro y se ha mostrado satisfecho del tono «agradable y cordial» de todos los portavoces. Ha avanzado que no participará en los de la próxima semana y corresponderán ya a las direcciones de los partidos.

Los diputados de IU no garantizan la elección de Barbón en primera ronda -que exige de mayoría absoluta- pero sí los cuatro de Podemos, al igual que los cinco de Ciudadanos aunque en este caso el candidato socialista, aún sin descartar nuevos encuentros, no apreció la misma voluntad de acuerdo en la formación naranja. «La posición de Ciudadanos obedece a una tendencia nacional inequívoca y la derecha es su socio prioritario», ha apuntado el secretario general de la FSA-PSOE, que ha pedido esperar a conocer la evolución de ese diálogo con Podemos e IU para ver «en qué fructifica» de cara a la investidura antes de plantearse otras posibilidades como pactos de legislatura o un gobierno de coalición, informa EFE.

Barbón ha agradecido la disposición de PP y Foro, pese a sus diferencias con el PSOE, a pactar asuntos de interés general como el despoblamiento, el empleo ligado a la formación o la defensa del Estado social con medidas como duplicar la extensión de las escuelas infantiles, combatir la brecha digital entre zona rural y urbana o concentrar las políticas de industria, ciencia e innovación. Entre esas cuestiones ha incluido la defensa de la igualdad, una cuestión que le ha llevado a excluir a Vox de esta ronda de conversaciones como muestra de rechazo a un partido cuyo posicionamiento parte «de un ataque visceral» a ese principio.

Además, se ha mostrado satisfecho al advertir «un cambio de tendencia respeto a la anterior legislatura» en cuanto al tono de las reuniones, una circunstancia que ha atribuido al relevo generacional que se producido en un parlamento ampliamente renovado. «Pasar del discurso bronco y descalificador a un diálogo sereno, tranquilo y cordial es un buen mensaje», ha apuntado tras lamentar que, en principio y dadas las fechas de la investidura a nivel nacional, será difícil que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acuda a su toma de posesión como se comprometió.

En este sentido, el candidato socialista se ha reunido brevemente tras concluir su ronda con los partidos con el presidente de la Cámara, Marcelino Marcos Líndez, que mañana hará oficial en la Junta de Portavoces la fecha del pleno de investidura autonómico, que comenzará en la segunda mitad de la próxima semana.

La postura de IU

Izquierda Unida apoyará con sus dos diputados la investidura del candidato socialista a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, aunque esta decisión estará condicionada, en última instancia, al acuerdo de legislatura que ambas formaciones empezarán a negociar la semana que viene. «Somos un partido que intenta colaborar y dar estabilidad a un Gobierno de izquierdas y hay que respetar la voluntad de lo que votaron los asturianos», ha subrayado la portavoz de IU en la Junta General, Ángela Vallina, antes de afirmar que es partidaria de ir «a una investidura y no a la embestidura, que es lo que parece ser que se plantean otros».

En estos términos se ha expresado Vallina, tras reunirse durante hora y cuarto con Barbón, en un encuentro «afable» que se ha desarrollado, ha añadido, en un clima de buen ambiente y entendimiento. Vallina ha adelantado que equipos de ambas formaciones empezarán negociar la próxima semana un acuerdo de legislatura centrado en políticas sociales y de igualdad, el asturiano o la industria.

En función del resultado, ha añadido, IU decidirá si suma sus dos votos a los veinte de los socialistas para apoyar la investidura de Barbón como presidente aunque, con ese respaldo, no alcanzaría la mayoría absoluta para ser elegido en primera votación. No obstante, ha incidido en que hay un buen clima de entendimiento y que se han sentado las bases para avanzar en un acuerdo de cara a la investidura y al resto de legislatura. En ningún caso este acuerdo pasa por la posibilidad de que IU forme parte del próximo Gobierno del Principado, ha afirmado Vallina, que considera que lo importante son las políticas en las que pueda influencia la coalición, por encima de los cargos.

Vallina ha reconocido que sobre la mesa también se encuentra la cuestión de que IU pueda contar con un grupo parlamentario durante esta legislatura, una cuestión que precisaría de una reforma del reglamento y que no podría llevarse a cabo antes de septiembre. Actualmente, para contar con grupo propio en la Junta General se precisa un mínimo de tres diputados, uno menos de los que consiguió la coalición en los últimos comicios autonómicos. «Es indudable que nosotros con Vox pintamos poco», ha afirmado Vallina al referirse al Grupo Mixto en el que ambos se integran, además de Foro.

La lealtad de Foro

Foro ha garantizado al candidato socialista a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, su «lealtad más absoluta» en «asuntos clave» que permitan a lo largo de la legislatura superar la situación en la que se encuentra Asturias, pero en ningún caso apoyará su investidura. Para la presidenta de Foro, Carmen Moriyón, las diferencias de fondo en los programas de ambas formaciones hacen imposible que esta formación, que cuenta con dos diputados en la Junta General del Principado, pueda apoyar la candidatura de Barbón. Moriyón ha cerrado la primera ronda de contactos que el líder socialista ha mantenido con todas las fuerzas parlamentarias, salvo con Vox, para hablar sobre la gobernabilidad de Asturias y su investidura.

Tras una hora y cuarto de reunión, la presidenta de la formación regionalista ha señalado que no mantendrá más encuentros con Barbón, que el de hoy se había desarrollado de forma muy cordial y satisfactoria y que había servido para repasar cuestiones importantes para Asturias, sobre las que Foro fijará su posición en el debate de investidura. Ha incidido en que las diferencias que tienen Foro y PSOE son evidentes y muy importantes, pero que eso no va a llevar a su partido a instalarse en el bloqueo. «Vamos a intentar huir de los bloqueos y de los no», ha afirmado Moriyón.

Durante el encuentro, según la dirigente forista, no se abordó la situación generada por la constitución del Grupo Mixto por parte de Foro, Vox e IU, pero ha incidido en que los diputados de Foro trabajarán para que se cambie esa situación. 

Comentarios

El PSOE seguirá negociando con IU y Podemos en una legislatura menos «bronca»