Vox defiende que el fascismo en Asturias es de izquierdas

Ignacio Blanco sostiene que «el primer gran error de Barbón» es excluir a su partido de las negociaciones para la investidura

Ignacio Blanco en la Junta General
Ignacio Blanco en la Junta General

Oviedo

El diputado de Vox Ignacio Blanco ha advertido de que en España y en Asturias «el fascismo es de izquierdas» y ha cuestionado que el candidato socialista a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, les haya excluido de la ronda de contactos que ha mantenido con el resto de partidos.

Blanco ha hecho estas afirmaciones durante el discurso con el que ha abierto la segunda jornada del debate de investidura en el que el socialista Adrián Barbón será elegido presidente del Principado, previsiblemente en segunda votación al no contar con apoyos que sumen la mayoría absoluta de la Cámara autonómica.

Para el parlamentario de Vox, pese a haber sido excluidos de las negociaciones previas a la investidura, su formación es un partido demócrata «que respeta las leyes y que pretende cambiarlas, pero no rompiendo escaparates ni rodeando sedes» de otros partidos, informa EFE. Para Blanco, esa decisión constituyó «el primer gran error» de Barbón como futuro presidente dado que, al negarles la palabra, los ha identificado como sus enemigos políticos «y realmente lo somos» al igual que de la corrupción que ha arruinado Asturias en las ocho legislaturas en las que el PSOE ha gobernado la región.

«No hable de extrema derecha sino de extrema incapacidad del PSOE para gobernar esta región», ha apuntado Blanco que ha cuestionado aspectos como la normativa ambiental asturiana o las leyes que convierten «en criminales potenciales por el simple hecho de serlo».

A su juicio, las listas de espera sanitarias son «la cola de racionamiento típica» de un socialismo que mantiene un salario social convertido en «un coladero» y «un sobresueldo» que perjudica a quienes más lo necesitan y que apoya ahora una oficialidad para el asturiano «que no defiende los derechos de los hablantes sino el derecho de una lengua a tener hablantes obligatorios». «Es usted un temerario, una lengua que necesita recursos públicos para vivir es una lengua muerta», ha subrayado Blanco en la primera intervención de Vox en la Cámara autonómica.

Comentarios

Vox defiende que el fascismo en Asturias es de izquierdas