«A las comarcas mineras nos dejaron tirados con lo de la transición energética. Ahora nos tienen que compensar»

La alcaldesa de Lena, Gema Álvarez, analiza la situación de su concejo tras ganar por mayoría absoluta las elecciones del pasado, a las que concurría como candidata de IU por primera vez

Gema A?lvarez, alcaldesa de Lena
Gema A?lvarez, alcaldesa de Lena

Gema Álvarez estuvo tres días con la incertidumbre de si gobernaría o no con mayoría absoluta. El recuento decía que sí, los datos que publicaba el Ministerio de Interior que no, y fue el juzgado quien resolvió que los vecinos de Lena habían votado de forma contundente a quien dos años antes había llegado a la alcaldía en sustitución de Ramón Argüelles. «Ahora soy alcaldesa, hasta ahora estaba a prueba», apunta la regidora con la inyección de moral y positivismo que ha sido para ella el resultado de los pasados comicios locales porque para ella significa «que gusta nuestra forma de gobernar». Así que por el mismo camino seguirá esta legislatura, cuatro años en los que tiene grandes retos por delante, como poner en marcha el nuevo centro de salud, que Pola de Lena sea una localidad «que enamore» y pueda atraer población o desarrollar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Eso y poner en valor todo el potencial turístico que tiene el municipio, potencial que asegura está olvidado por parte del Principado, como muestra la falta de inversiones, por ejemplo, en la estación de Valgrande-Pajares. A esto suma el sacrificio que están haciendo los habitantes del concejo, soportando las consecuencias de la faraónica obra del AVE. Por todo ello, pide al resto de administraciones implicación con su concejo y con el resto de las comarcas mineras: «que no las dejen morir», reclama porque, en su opinión, a estos territorios «nos dejaron tirados» en pro de una transición energética que, en su opinión, se tendría que haber hecho de otra manera.

-La mayoría absoluta pendió de un hilo las pasadas elecciones locales, ¿cómo vivió esos momentos de incertidumbre en los que tanto podía cambiar la forma de gobernar?

-Con nerviosismo, porque nosotros estábamos allí al pie del cañón haciendo el recuento de las mesas y ya desde un primer momento vimos que lo que nos llegaba de las mesas no coincidía con lo que estaba publicado en la página web del Ministerio, con lo cual nosotros veíamos claramente donde estaba el error, pero hasta que el juzgado no lo confirmó, pues esos momentos son de incertidumbre.

-Y ahora que tiene la mayoría absoluta, ¿en que va a cambiar la forma de gobernar?

-La norma de gobernar no va a cambiar en nada. La gente nos ha demostrado que nuestro método gusta, cómo trabajamos gusta a los vecinos y, por tanto, la forma de trabajar va a ser exactamente la misma. Con los vecinos vamos a hacer los mismo que hacíamos, seguir contando con ellos, seguir reuniéndonos, seguir visitando pueblos y seguir mejorando el bienestar de todo el municipio. Y respecto a la oposición, también lo mismo, diálogo con quien quiera, porque hasta ahora con la oposición tuvimos diálogo con una parte, pero la otra es incapaz de mantener un diálogo fluido. Nosotros vamos a tender la mano a quien quiera seguir ayudando al concejo de Lena, a quien aporte, a quien sume… Por mi parte, animarles a que sigan haciendo propuestas porque propuesta que sea buena para Lena, venga de donde venga, la vamos a aplicar.

-Ha habido críticas de la oposición a que no haya dejado sitio para ellos en la Junta de Gobierno ¿algo que decir?

-Hay muchos ayuntamientos en los que en la Junta de Gobierno no está la oposición. Si lo equiparamos con el consejo de ministros, en ese consejo están los ministros que gobiernan, nadie se plantea poner ahí a personas de la oposición. Pues la junta de gobierno es el órgano que equivale en este caso al consejo de ministros. Además, aquí no se hizo porque con un cambio que hubo en la ley, yo como alcaldesa, solo podría delegar la firma en los concejales que están en la junta de gobierno, y si meto a gente de la oposición, no puedo delegar a firma en gente de mi equipo, entonces se ha hecho por eso. No obstante, se ha intentado dividir el resto de las comisiones de la mejor forma y hay grupos de la oposición que están en más comisiones de en las que estaban antes. Así que hemos intentado dividir para que todos puedan estar informados. Y después, nos hemos comprometido a que todo lo que se habla en la junta de gobierno lo conozcan a través de las actas que se pasarán todas, sin excepción, en la comisión de obras. Con lo cual, van a estar informados en todo momento de los que se habla en esa junta de gobierno.

-¿Qué le supone tener ese respaldo de la ciudadanía de Lena?

-Para mi fue una inyección de moral para seguir trabajando y corroborar en las urnas lo que la gente me decía cuando iba a visitar los pueblos, cuando paro en el supermercado, cuando voy al colegio… Yo vivo aquí en Pola de Lena y la gente me paraba por la calle, me preguntaba, me animaban… Ese respaldo lo vi reflejado en las urnas y eso fue una inyección positiva que te anima a seguir trabajando más y mejor por los vecinos.

-Una vez que dio el paso de ser candidata por IU ¿tuvo en algún momento el temor a perder las elecciones, a perder lo que tanto tiempo costó cambiar en Lena?

-Lo dije cuando gané: ahora soy alcaldesa, hasta ahora estaba a prueba, entre comillas. Y miedo no, pero tenía dudas sobre si la forma de trabajar que nosotros teníamos era la que gustaba a los vecinos, porque nos dedicamos a trabajar, dedicamos muchas horas y no nos metemos con nadie ni sacamos los trapos sucios de nadie. Entonces, tenía curiosidad por saber si esa forma de trabajar que tenemos mi equipo de gobierno y yo era la que gustaba a los vecinos, porque yo nunca había sido candidata y en política nunca sabes. Y después Ramón era un peso pesado en el concejo, llevaba muchos años y veía complicado ganar y más lograr una mayoría absoluta. Entonces el resultado me revitaliza, me llena de energía para seguir adelante porque ves que la forma de hacer las cosas tiene el respaldo de la gente.

-A excepción de Aller, la comarca del Caudal es territorio mayoritario de IU ¿hay alguna clave para convencer a la ciudadanía?

-No sé si hay alguna clave. Todos los alcaldes venimos de tener un trabajo anterior y yo, al menos, nunca me plantee una meta. Yo entré como concejala a echar una mano y nunca me imaginé que iba a ser alcaldesa. Mi mentalidad era la de trabajar por el concejo. Entonces está bien dar buenos discursos y la palabrería, pero a la gente lo que le gusta son los hechos, no las promesas. Y nosotros cumplimos lo que decimos con hechos. Y creo que la clave puede ser esa, no sólo en este ayuntamiento, sino en los demás. Ahí está Aníbal que arrasó en Mieres porque es una persona que se para con la gente, que sigue en su día a día como antes de ser alcalde… Entonces cuando se entra en el Ayuntamiento hay que seguir siendo uno mismo y trabajar por tus vecinos hasta que ellos quieran, porque hay que ser conscientes de que esto tiene un principio y tiene un fin. Así que yo defiendo trabajar por el concejo lo mejor que uno sepa porque ostentar este cargo es un honor que nos otorgan los vecinos.

-A nivel regional, sin embargo, los resultados no han sido tan alentadores ¿qué ha fallado, si es que ha fallado algo?

-Yo la verdad que no lo sé, pero en mi opinión hay que hacer un análisis autocrítico y como cualquier partido que pierde unas elecciones, analizar en qué se ha fallado, porque está claro que si en un lado tienes un buen resultado y en otro malo, algo falla.

-Con el apoyo de IU, Adrián Barbón ha salido elegido presidente del Principado ¿qué le pide a alguien que conoce tan bien las comarcas mineras?

-Le pediría que siga siendo él mismo. Fue alcalde, sabe de primera mano lo que sufrimos los alcaldes, él también cogió el relevo de la alcaldía a mitad de una legislatura y sabe lo que pasa en los ayuntamientos. Así que yo le pido que no cambie por ser presidente del Principado y que se acuerde de cuando era alcalde y lo difícil que era lograr cosas para tu municipio, y la cantidad de trabas que a veces nos encontramos por el camino.

-Centrándonos en Lena ¿qué retos tiene por delante esta legislatura recién comenzada?

-Lo más importante es que empiece de una vez la construcción del centro de salud, un proyecto que ya está en marcha pero del que la gente espera ver esa primera piedra y que se empiezan a excavar los cimientos y se empiece a construir. Estamos trabajando también en que se arregle La Cubilla de cara a septiembre que llega la Vuelta a España y hay mucho por hacer, aunque estamos pendientes de que el Principado cumpla el acuerdo alcanzado y deje la carretera en condiciones. Eso es lo más inmediato. En el resto de la legislatura, pues seguir trabajando por mejorar el bienestar de los vecinos, conseguir que Pola sea un sitio que enamore y que la gente se quiera quedar bien a vivir o cuando viene a hacer turismo. Porque este municipio tiene mucho potencial. En el casco urbano queremos hacer una zona de bulevar en la zona de La Barraca; queremos hacer una zona recreativa importante en la zona del Sotón, donde se pueda jugar al fútbol, donde haya aparatos de gimnasia, donde se pueda tomar el sol, donde haya un circuito para correr… Es una zona grande y queremos hacer una zona verde para que los vecinos tengan una zona de ocio y esparcimiento. Y destaco esto, pero hay muchísimas cosas que hacer por el concejo, como seguir trabajando por los pueblos y seguir correspondiendo a la enorme colaboración que nos prestan los vecinos. La gente no tiene que notar que porque hubo elecciones iban las cosas más rápido y ahora se van a frenar. Hay que seguir actuando al mismo ritmo. Para ello, tengo que decir, que hay un equipo de gente preparada, gente muy buena y estoy encantada con todos y cada uno de ellos. Me atrevo a decir que nunca hubo un equipo tan bueno en este ayuntamiento. Por otro lado, tenemos pedido un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de un millón de euros para ejecutar en cuatro años que también daría un cambio a la Pola porque se crearía un carril bici de norte a sur, se crearían aparcamientos para coches eléctricos, se cambiaría la iluminación… En definitiva, un plan importante para dar un cambio al concejo y hacerlo más accesible. Esperamos que nos lo aprueben próximamente porque es una subvención de la CEE a la que el Ayuntamiento añade otra parte. Y no nos olvidamos de apostar por el deporte, por lo que vamos a adecuar el polideportivo para que en la cancha se puedan practicar distintos deportes, entre ellos, el hockey, que hasta ahora no había donde practicarlo.

-El estado de las carreteras sigue siendo uno de los puntos débiles del concejo ¿qué va a hacer al respecto que no haya hecho ya?

-Yo tuve reuniones con integrantes del anterior gobierno regional y alcanzamos acuerdos como, por ejemplo, que asfaltaran la carretera que pasa por el centro de Pola. Había buena predisposición que nunca llegó a materializarse, así que habrá que verlo ahora. No obstante, otros compromisos en carreteras de titularidad regional, como el arreglo de la carretera de Llanos de Somerón, si hay que decir que ya están actuando y lo que espero es una actuación contundente en La Cubilla para que luzca como merece la meta el próximo 9 de septiembre. Y en las que son de titularidad local, pues también intentaremos actuar.

-El polígono de Villallana y la permuta, ¿le ha supuesto un rompedero de cabeza o preocupación alguna?

-Aquí la polémica la buscó la oposición, así de claro. La permuta está hecha correctamente, con todos los informes que lo avalan, pero fue una de las armas que utilizó la oposición mandando anónimos a Fiscalía e intentando judicializar la vida política. Esperamos que cuanto antes se esclarezca porque aquí no hay nada que ocultar: fue una permuta que se hizo cumpliendo la legalidad y que gracias a ella el Ayuntamiento ganó más de 100.000 euros, nos permitió tener en marcha hoy el centro de salud y, además, asentar dos grandes empresas en el concejo que generan puestos de trabajo. Entonces, hay que mirar por el bienestar de los vecinos y por el empleo.

-A finales de la pasada legislatura promovieron un cambio en las ordenanzas para cobrar a las eléctricas la ocupación del suelo y eso repercutirá en las arcas municipales. ¿Tienen ya destino esos ingresos tan importantes para el municipio?

-Por supuesto va a ser dinero que se destine a inversiones, a todas esas obras que queremos hacer. Ahora tenemos una estimación del dinero que se va a recaudar, porque hasta final de año no se sabrá la cantidad exacta, pero desde la intervención nos dicen que rondarán los 200.000 euros.

-Hacía referencia antes al centro de salud que se va a construir en Pola de Lena y que es de esos equipamientos que se puede decir que costaron sangre, sudor y lágrimas para dar cuenta de lo que ha costado sacar adelante el proyecto. ¿En qué fase está? ¿Se pueden dar plazos?

-La previsión que nos habían dado es que antes de que finalizara este año comenzaran las obras, pero es una actuación que va a hacer el Principado y dependemos de ellos. No sé si van a influir estos retrasos que ha habido en la toma de posesión de Adrián Barbón, pero yo sé que eso está encaminado y que la idea era adjudicar el proyecto antes de final de año. Nos gustaría tenerlo terminado en esta legislatura, eso seguro. Yo cuento con ello.

-Lena es un municipio con patrimonio prerrománico, con estación de esquí, con espacio natural y es puerta de Asturias ¿Siente que el concejo está poco explotado turísticamente?

-Sí, yo creo que en una escala de cero a diez está explotado cero, o uno por decir algo. Tenemos un potencial grande y hay que empezar a explotarlo ya porque yo creo que lo que pasa es que cuando tienes tanto en donde escoger, no sabes por donde vas a empezar, y eso es lo que nos pasa a nosotros. De ahí mi empeño en que pasara por aquí la Vuelta, porque yo lo veo como una primera piedra que se va a colocar por el turismo, porque a venir muchísima gente y porque lo van a ver millones de personas en todo el mundo. Además, hay que aprovechar y hacer que la gente se anime, porque aquí hay un gran potencial para la gente emprendedora que tiene subvenciones como la del Leader que puede aprovechar. Este concejo es un diamante en bruto, es lo que siempre digo. Y desde el Ayuntamiento también tenemos que buscar mecanismos y fórmulas para animar a la gente a que haga cosas, y eso estamos, con varias ideas que queremos poner en marcha en esta legislatura.

-¿Tiene algo que ver con la falta de inversiones a la que ha estado sometido por parte de otras administraciones para todos esos recursos?

-Por supuesto, y como ejemplo esta la estación de Valgrande-Pajares. Desde hace muchos años está olvidada y es uno de los recursos en los que consideramos que el Principado tendría que actuar porque estamos por detrás de otros complejos y no podemos consentir que esa estación dentro de unos años se cierre, porque como siga así, está abocada al cierre. Entonces, es una de las cosas por las que vamos a pelear para que se hagan inversiones y se dote de telesillas, porque si no la gente va a dejar de venir. Y yo creo que la gente que viene a la estación beneficiaría a otros recursos del concejo y a Asturias en general, porque esta estación es un lujo muy grande del que no se es consciente. Pero el Principado tiene que verlo para que no la deje morir, tiene que hacer inversiones porque lleva muchos años olvidada. El problema es que ahora el gasto va a ser mayor.

-¿Y las Ubiñas? A estas alturas los Picos de Europa están a rebosar de gente…

-Pues lo mismo… Necesitamos un buen proyecto de turismo, pero en esto lo que pasa es que empiezas a trabajar ahora y no se ven resultados hasta dentro de dos años. Pero tenemos muchas ideas porque una de las concejalas es licenciada en Turismo y hay muchas ideas sobre la mesa que se van a llevar a cabo. Pero quiero focalizar el paso de la Vuelta como un punto de partida y que a partir de ahí la gente empiece a notar cambios. No obstante, les pido un poco de paciencia porque el proceso va a ser lento, pero que sepan que estamos trabajando en ello. Entre los beneficios que puede conllevar está el empleo.

-El cierre de la minería deja a las comarcas mineras un poco huérfanas ¿cuál es su punto de vista y su reivindicación dada la situación?

-Yo creo que hay que buscar alternativas y, desde luego, esto no lo podemos solventar desde los ayuntamientos. Las otras administraciones también nos tienen que echar una mano porque sino este territorio se muere, así que yo les pediría al resto de administraciones que no nos dejen morir porque nos lo deben, porque hemos sido una zona de lucha obrera y la gente se lo merece por todo lo que trabajó y peleó. Yo creo que somos una zona en la que con pequeñas inversiones se pueden hacer grandes cosas. Y yo creo que al final a las comarcas mineras se dejó un poco tirados al apurar tanto la transición energética, con lo que tenemos que intentar que nos compensen de alguna manera porque aún estamos a tiempo.

-Para terminar, Lena y sus vecinos llevan años padeciendo las consecuencias de la construcción de la alta velocidad, obra que debería concluirse en el transcurso de esta legislatura ¿cuáles serán sus exigencias para con las empresas y el gobierno central? ¿Habrá compensaciones para el municipio por soportar esta faraónica infraestructura?

-Desde el equipo de Gobierno vamos a pelear para que Lena tenga una estación de Ave. Aunque somos conscientes de que es muy complicado, los vecinos nos merecemos tener compensaciones tanto por los daños causados por las obras en el concejo como por el tiempo que llevamos esperando. Además, una parada de Ave supondría que la alta velocidad llegase a Asturias, ya que de otra forma habría que esperar a que se hiciera toda la infraestructura hasta Oviedo o Gijón, con más destrozos y más plazo. Una vez que se conforme el Gobierno central pediré una cita con el área que corresponda para reclamar la estación de Ave. 

Comentarios

«A las comarcas mineras nos dejaron tirados con lo de la transición energética. Ahora nos tienen que compensar»