Máximas de 34 grados con poco sol: las nubes traen a Asturias una ola de calor

Esta semana estará marcada por las altas temperaturas. aunque el sol no brillará hasta el fin de semana

Bañistas en la playa asturiana de San Martín, en Llanes
Bañistas en la playa asturiana de San Martín, en Llanes

Redacción

Aunque parece que el verano tuvo su arranque a principios de este mes de julio en Asturias, la época estival no ha hecho más que empezar. El sol se ha escondido esta semana, pero no evitará que las altas temperaturas lleguen a la región, siendo las protagonistas indiscutibles hasta el fin de semana, cuando, irónicamente el sol volverá a brillar en el cielo astur pero el calor vuelva a ser el habitual. La jornada del martes y el miércoles estará marcada por la niebla y los chubascos, acompañada de máximas de 34 grados y mínimas de 19 en puntos como Mieres, Lena o Cangas del Narcea. En  la costa, sin embargo, la subida de temperaturas será menor, llegando a los 29 grados en Gijón, Llanes o Luarca. 

En el litoral, el tiempo será nuboso con nubosidad baja de madrugada con brumas, abriéndose claros durante el día. Por la tarde aumentará la nubosidad alta y de evolución, con chubascos y tormentas, localmente fuertes y con granizo. Temperaturas mínimas en ascenso en la Cordillera y con pocos cambios en el resto y máximas en ascenso. Viento del sur flojo girando a componente norte a partir de mediodía, que en el litoral girará a componente oeste moderado. En zonas de tormentas pueden producirse rachas fuertes.

En las jornadas del miércoles y el jueves, las temperaturas comenzarán a descender, con máximas de 30 grados y mínimas de 18 en el interior, y máximas de 26 en la costa. En cuanto a las precipitaciones se repetirá el mismo esquema que el día anterior,  intervalos nubosos, de nubosidad baja al principio y media y alta después y los probables chubascos que ocasionalmente podrán ser tormentosos en la Cordillera durante las horas centrales del día. Viento flojo variable. El fin de semana comenzará lluvioso, aunque poco a poco las nubes volverán a dejar paso al sol  que durante las últimas semanas estuvo presente. Las temperaturas, sin embargo irán en descenso colocándose en 22 grados de máxima en la costa y 22 en el interior. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Máximas de 34 grados con poco sol: las nubes traen a Asturias una ola de calor