El mercado laboral asturiano se atasca: ni un solo dato positivo en la comparativa anual

La última Encuesta de Población Activa constata un aumento del número de parados y un descenso de la cifra de ocupados y de activos

Un soldador en una industria asturiana
Un soldador en una industria asturiana

Redacción

Asturias es un islote dentro de España. Lo es desde el punto de vista climatológico, con temperaturas agradables cuando el resto del país se asfixia de calor, y lo es cada vez más en el ámbito laboral. El mercado de trabajo es el que ahoga a los asturianos, que lejos de sumarse a la ola de recuperación que vive el conjunto de las comunidades autónomas, se ha atascado en el Principado. Al menos así se constata en la Encuesta de Población Activa (EPA), que en la comparativa anual no arroja ni un solo dato positivo.

La estadística elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que Asturias tiene al cierre del segundo trimestre de 2019 más parados y menos ocupados y activos que en el mismo periodo del año pasado. La comparativa temporal es demoledora, pero también lo es la contraposición entre los datos autonómicos y los del resto del país. Asturias es una de las cuatro únicas comunidades autónomas en las que sube el paro respecto al segundo trimestre de 2018, es la única región en la que cae el número de ocupados en relación a las cifras de hace un año y la comunidad autónoma con menor tasa de actividad.

Buena parte del resto de España comienza a recuperar unas cifras similares a las de antes del estallido de la crisis -otra cosa es la precariedad de los nuevos contratos-, una realidad que queda muy lejos en Asturias. Los 63.500 parados actuales son 4.000 más que hace un año y 24.400 que en 2008; la región tiene 10.000 ocupados menos que en el segundo trimestre de 2018 y 75.500 menos que hace 11 años. Otro dato preocupante es la continua pérdida de mano de obra. El Principado tiene 6.000 activos menos que hace un año y 51.200 menos que el año del boom inmobiliario.

Con estas cifras, la tasa de paro ha pasado en un año del 13,10% al 14,17%, prácticamente la misma que en el conjunto de España. Esto supone 6 puntos y medio más que hace un año. Además, la situación ha vuelto a empeorar para los que peor lo tiene, ya que el paro de larga duración, los que llevan dos años o más sin empleo, ha subido en 3.500 personas en un año.

Diferencias con el paro registrado

El Gobierno del Principado de Asturias ha hecho una lectura menos negativa de los datos y ha incidido en el contraste entre los cálculos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y los datos de paro registrado, «mucho más favorables». 

El Ejecutivo autonómico recuerda que el paro disminuyó en 4.600 personas en Asturias durante el segundo trimestre del año, lo que supone un 6,8% menos que en los primeros tres meses del año, en base a la EPA, que también refleja que la ocupación desciende en 700 personas, un 0,18%, hasta situarse en 384.700 personas.

«Estos datos, que indican una evolución desfavorable en cuanto a la ocupación, evidencian una vez más que la metodología de trabajo de la EPA provoca grandes oscilaciones entre trimestres que no se corresponden con la realidad del mercado laboral en el Principado», dicen desde el Gobierno autonómico.

La directora del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Luisa Pérez, ha insistido en que los datos de la EPA en comunidades autónomas uniprovinciales «causan intensas fluctuaciones trimestrales por el reducido tamaño de la muestra, por lo que ha aconsejado comparar las cifras en medias anuales». «Desde el Gobierno del Principado seguiremos empeñados en mejorar la empleabilidad de los trabajadores, adecuando sus competencias a las necesidades de las empresas para favorecer el descenso del paro y el incremento de la ocupación», ha subrayado Pérez.

Datos nacionales

En el conjunto del país, el número de ocupados aumentó en 333.800 personas durante el segundo trimestre del año, hasta los 19.804.900 trabajadores, logrando así cifras de empleo que no se alcanzaban desde 2008. El número de desempleados disminuyó en España en 123.600 personas y se situó en los 3.230.600 parados -mínimo también desde finales de 2008-, lo que redujo 67 centésimas la tasa de paro, hasta dejarla en el 14,02 %. El incremento del empleo fue superior al descenso del desempleo porque la población activa se incrementó en 210.200 personas, hasta 23.035.500 personas, de forma que la tasa de actividad se elevó al 58,74 % de la población española. 

Comentarios

El mercado laboral asturiano se atasca: ni un solo dato positivo en la comparativa anual