La Guardia Civil denuncia el «despilfarro» de personal de seguridad en el Xiringüelu

La AEGC critica también la falta de medios de protección de sus agentes en los macrofestivales de verano

Romeros en el Xiringüelu 2018
Romeros en el Xiringüelu 2018

MADRID/OVIEDO

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado el «despilfarro» de personal de seguridad y dinero público para dar cobertura a los diferentes macrofestivales y eventos culturales y deportivos privados que se celebran en distintos lugares de España durante el verano. Entre ellos, de han referido al Festival del Xiringüelu, que se celebró el domingo en Pravia. «Se registraron agresiones, numerosos delitos por drogas (se aprendieron 197 cápsulas de gas nitroso), robos, toneladas de basura y alcoholemias positivas», señalan desde la asociación. Además, dicen que se estableció en el Xiringüelu un dispositivo novedoso que controlaba la guardia civil de video vigilancia para prevenir agresiones sexuales y se detectaron más de 100 seguimientos a mujeres.

Según la AEGC, en este tipo de eventos prolifera el consumo de alcohol y drogas y se producen grandes aglomeraciones que concentran a decenas de miles de personas, por lo que la Guardia Civil debe montar dispositivos especiales para dar seguridad a estas «actividades lucrativas privadas». «No se puede entender cómo teniendo la carencia de personal en estas zonas turísticas, que triplican o cuadriplican su población en verano, se puede detraer a agentes de los servicios ordinarios para ofrecer un servicio a coste cero a una empresa privada», ha criticado la asociación incidiendo en que esta práctica deja desguarnecidos a los municipios de los alrededores.

Desde AEGC se quejan también de la falta de medios de protección, ya que sus agentes acuden a este tipo de eventos «sin chalecos antibalas, sin porras extensibles y sin otro tipo de material de autoprotección y antidisturbios». Todo esto, teniendo que exponerse a «insultos y agresiones» porque los asistentes saben que las penas que les esperan son «simbólicas». «No somos autoridad», denuncian. Así pues, este año se han desplegado cientos de agentes de seguridad pública por «tierra, mar y aire» para dar cobertura a las 200.000 personas que han participado en el Descenso Internacional del Sella, las más de 150.000 que han acudido al Dreambech Villaricos en Almería o las 45.000 que se han concentrado en la Fiesta del Xiringüelu celebrada en Pravia, una localidad asturiana de 8.000 habitantes, informa Europa Press.

Gas de la risa y mirones: el balance delictivo del Xiringüelu

La Voz
Gas de la risa intervenidas en el Xiringüelu
Gas de la risa intervenidas en el Xiringüelu

Los agentes intervinieron seis armas blancas y abrieron 117 actas de aprehensión de sustancias estupefacientes por tenencia y consumo de diversas drogas

La Guardia Civil ha intervenido 192 dosis de óxido nitroso, conocido como «gas de la risa», ha confeccionado 117 actas por tenencia y consumo de diversas sustancias estupefacientes y ha realizado 1.790 pruebas de alcoholemia, de las que 60 dieron positivo, durante la celebración de la fiesta de El Xiringüelu, en Pravia, a la que asistieron unas 40.000 personas.

Alrededor de 260 agentes velado el domingo durante la fiesta por la seguridad ciudadana, tanto en el 'prau Salcedo', situado en la ribera del río Nalón, donde se celebraba la romería, como en los accesos con controles de velocidad y alcoholemia. Los agentes intervinieron seis armas blancas y abrieron 117 actas de aprehensión de sustancias estupefacientes por tenencia y consumo de diversas drogas y por primera vez se incautaron de «gas de la risa» en romerías o festejos que afectan a la demarcación de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo. Los agentes tuvieron que intervenir hasta en 13 ocasiones ante conatos de pelea o agresiones detectadas en la mayoría de las ocasiones gracias a un innovador sistema de vídeo-vigilancia y grabación que se estableció en el Puesto de Mando Avanzado. Este sistema estaba encaminado a preservar la seguridad ciudadana en la prevención de delitos contra el patrimonio, contra las personas y contra la libertad sexual, de forma que se instalaron tres cámaras de vigilancia en lugares estratégicos, para que los agentes pudieran monitorizar en tiempo real cualquier incidencia que se produjera.

Seguir leyendo

Comentarios

La Guardia Civil denuncia el «despilfarro» de personal de seguridad en el Xiringüelu