Un duelo meteorológico: los monzones contra las borrascas asturianas

Comparamos la cantidad de agua que acumula la lluvia más torrencial del planeta con la que se recoge cada año en la comunidad asturiana. Las cifras sorprenden


Redacción

La primera imagen que se asocia a los monzones es la de las lluvias torrenciales generando grandes inundaciones. Son famosos sobre todo en la India y el sureste asiático pero también se desarrollan en África, América y Australia. El monzón es un cambio estacional producido por la diferencia térmica que existe entre la superficie terrestre y el océano. En este sentido actúa como la brisa marina pero a gran escala.

En verano, durante un día de calor, el suelo se calienta con mayor facilidad que el mar. El aire cálido asciende y genera un déficit. La Tierra, que si algo detesta son los desequilibrios, pone en marcha vientos que aparecen por la tarde y se mueven de mar a tierra para compensarlo. Esta circulación del aire se conoce como brisa y de noche se invierte el proceso. Se desplaza de tierra a mar, ya que cuando el sol se pone la tierra se enfría antes que el agua.

Con los monzones ocurre lo mismo. Existen dos tipos, los de invierno y verano. Cada uno de ellos depende directamente de la dirección del aire, según se mueva de tierra a mar o viceversa. La temporada de monzones varía,además, según el hemisferio ya que a lo largo del año la cantidad de radiación solar va cambiando. En el hemisferio boreal los meses más cálidos son junio, julio y agosto y en el austral, diciembre, enero y febrero.

En la India, por ejemplo, durante el verano, como la superficie terrestre se calienta antes y con más intensidad que el mar, la humedad llega desde el Índico para compensar el hueco que deja el aire cálido que asciende. Ese aire tan húmedo produce cumulonimbos que descargan con mucha intensidad. En el país asiático, al contrario que en Asturias, el período estival es la época de precipitaciones. Y en invierno, mientras nosotros recibimos las borrascas, en la India llega la estación seca. Como la radiación solar disminuye, la superficie terrestre se enfría antes que el océano y, por tanto, cesan las precipitaciones. La cantidad de lluvia anual en la India y en Asturias son casi idénticas (1.200 l/m2) y (1.150 l/m2) respectivamente. Esto ofrece una idea del lugar que ocupa la comunidad asturiana en el mapa mundial del agua.

Y a pesar de que los monzones provocan grandes inundaciones, en realidad, siempre es acogido con gran entusiasmo después de tanto meses de sequía. La temporada del monzón está asociada con la vida y resulta de gran importancia para la agricultura. A lo largo del mundo existen diferentes festivales y celebraciones para dar la bienvenida a la lluvia monzónica.

Comentarios

Un duelo meteorológico: los monzones contra las borrascas asturianas