El autoempleo solo repunta en los concejos turísticos

Los municipios costeros como Llanes, Ribadesella o Colunga o de interior como Somiedo, Taramundi o Cangas de Onís registran los mayores incrementos

Sotres, en Cabrales
Sotres, en Cabrales

Redacción

Asturias tiende a encogerse: su población mengua año a año, las cifras de empleo hacen la goma por la temporalidad y la industria, uno de los sectores con más peso en la región, se ha vuelto vulnerable de un tiempo a esta parte. Pero hay otros indicadores para analizar la marcha de la economía regional, indicadores como puede ser la evolución del número de autónomos. En cualquier calle de cualquier localidad de nuestra comunidad puede observarse ese negocio cerrado con sus escaparates empapelados, síntoma de que el autoempleo no pasa tampoco por su mejor momento.

La base de datos del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) permite analizar el emprendimiento y la pervivencia de los negocios. De la misma se desprende que hay territorios más propicios para el autoempleo, concejos en los ha crecido el número de autónomos en lo que va de año: son los municipios turísticos, en los que emergen nuevos establecimientos por ser zonas de oportunidad en el sector servicios. Desde enero hasta agosto, el número de autónomos ha repuntado en muchos de los concejos costeros, así como en algunos de interior con atractivos paisajísticos y medioambientales. En total, 38 concejos tienen más trabajadores por cuenta propia desde comienzos de año. Algunos de ellos son Llanes, Ribadesella, Cudillero, Coaña, Colunga, Pravia, Villaviciosa, Cabrales, Teverga, Somiedo, Taramundi o Cangas de Onís.

En general, en Asturias y en España no corren buenos tiempos para hacerse trabajador o trabajadora por cuenta propia. Las estadísticas oficiales cifran en 73.533 el número de autónomos registrados en la comunidad a finales del pasado mes, una cifra que ha ido descendiendo en los últimos años. En diciembre de 2018, el dato aún estaba por encima de los 74.000 trabajadores. En enero cayó por debajo de los 73.500 y no se ha logrado llegar al umbral de finales del año pasado en estos meses.

Las ayudas al autoempleo, en especial la tarifa plana (cuota de 60 euros a la seguridad social durante los dos primeros años) han incentivado en lo que va de año 7.900 altas, que viene a ser una media de 33 nuevos autónomos al día. Pero el ritmo de destrucción de negocios es mayor. Hasta septiembre se dieron de baja 8.654 emprendedores asturianos, lo que se traduce en una media de 36 cierres al día. Por lo tanto, el balance resulta negativo al haber 754 autónomos menos desde enero hasta agosto.

El análisis por municipios sitúa los peores registros en los concejos de Oviedo (135 bajas) y Langreo (56 bajas). No obstantes, las otras dos grandes ciudades de Asturias, Gijón (-27) y Avilés (-28) también han perdido tejido autónomo en estos ocho meses. También Siero (-18), Mieres (-17), San Martín del Rey Aurelio (-21) o Tineo (-23), coincidentemente, municipios con eminente pasado minero.

Estos son los concejos más emprendedores

Por el contrario, ¿en qué zonas de Asturias se ha emprendido más en lo que va de año? El concejo de Llanes se lleva la palma en cuanto a creación de negocios. Si bien en enero contabilizaba 1.687 autónomos, a finales de agosto la cifra era de 1.815, dándose el mayor incremento a partir del mes de mayo, poco antes del comienzo del periodo estival y de la época de mayor afluencia turística. De igual modo, el crecimiento del autoempleo se dio en otros concejos costeros, como Ribadesella (+72), Cudillero (+38), Villaviciosa (+19), Gozón (+13), El Franco (+14), Castropol (+10), Corvera (+13), Pravia (+16). También en algunos del interior de Asturias, tales como Cabrales (+19), Cangas de Onís (+32), Somiedo (+7), Parres (+7) o Teverga (+8).

El turismo explica el incremento de la actividad autónoma en algunos de estos municipios

La vinculación al sector turístico y de servicios de buena parte de los autónomos que se han estrenado este año se confirma en gran medida al analizar el momento del año elegido para montar un negocio. El mayor volumen tuvo lugar en julio, con un total de 1.304 altas en Asturias. Por el contrario, el peor mes en lo que va de año fue enero, que se anotó 1.860 bajas en el régimen de autónomos, un volumen de cierres que se explica, fundamentalmente, por el propio agotamiento de los negocios, o por jubilaciones que no han encontrado relevo.

El estudio al detalle por sectores, según la estadística de la Seguridad Social, indica que un total de 167 comercios cerraron sus puertas en la región hasta septiembre. También el sector primario está sufriendo, con un total de 156 bajas vinculadas a la producción agrícola, aunque el ámbito más afectado es el de la educación con 170 bajas en los últimos ocho meses. Y mientras en Asturias se cierran comercios, se han abierto casi dos bares cada o establecimientos de hostelería cada día. La cifra, en lo que va de año, suma 448 altas, que confirman a este sector como el verdadero refugio del autoempleo, seguido del de actividades artísticas y de entretenimiento (68 altas) y de la actividades administrativas  y servicios auxiliares (+58).

A este escenario tan poco optimista para crear un negocio se suma un escollo más: la ansiada cotización por ingresos, en vía muerta. El trabajo por cuenta propia lleva tiempo esperando una reforma definitiva del sistema de tributación. Y estaba ya cerca de lograrlo. Pero el compromiso que adquirió el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez no parece que vaya a ver la luz pronto. Al menos no en enero del 2020, como se llegó a anunciar.

Comentarios

El autoempleo solo repunta en los concejos turísticos