Lo peor del temporal se retrasa a la madrugada

Pajares y el Huerna, cerrados a camiones. La nieve dificulta la circulación en otros 18 puertos de montaña y once carreteras. Cortada la conexión con Galicia en Feve y otros dos tramos

;
Situación en los puertos de montaña entre Asturias y León Regulación y control del tráfico en autopista AP-66 entre León y Asturias por el temporal

Lo peor del temporal se espera para la madrugada. La nieve, el viento, la lluvia y el fuerte oleaje ya se dejan sentir en el Principado pero la alerta roja cobrará todo el sentido después de la media noche. Al menos esas son las previsiones que se manejan a media tarde del jueves, cuando ya hay 21 puertos de montaña y carreteras de cinco concejos afectadas por la nieve, olas de más de ocho metros en el litoral y el cauce de los ríos creciendo. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene, en principio, la alerta roja activada hasta la noche del viernes en la cordillera y Picos de Europa. Hasta ese mismo momento seguirá también el aviso naranja en el resto del Principado. La cota de nieve oscila entre los 800 y los 900 metros. Se podrán registrar acumulaciones de lluvia de hasta 50 litros por metro cuadrado en apenas 12 horas.

A las ocho de la tarde, en la principal vía de comunicación con la meseta, en la autopista del peaje del Huerna estaba nevando. Aunque por la tarde la situación estuvo controlada y el tráfico fue normal, sin restricciones, al anochecer la circulación se complicó. A esa hora la autopista quedó cerrada para camiones y solo se permitía el paso a coches con neumáticos de invierno. La previsión que manejan los gestores de la carretera es que el temporal golpee con más fuerza a partir de las dos de la madrugada. El puerto Pajares, en la nacional 630, permanece cerrado para camiones desde primera hora del jueves. Estas son las dos únicas vías de la red principal afectada.

Sin embargo, en la red secundaria las complicaciones se multiplicaban. Hay otros 18 puertos más afectados. El Connio está cerrado y otros 17 necesitan de cadenas. En cuanto a las carreteras, hay once con problemas con la nieve, distribuidas en los concejos de Cangas del Narcea, Cangas de Onís, Cabrales, Teverga, Quirós, Lena y Ponga. Está cerrado el acceso a Los Lagos de Covadonga y el tramo de Tuiza al puerto de La Cubilla, pero necesitan cadenas los vehículos que circulen por vías de montaña de Cangas del Narcea, Lena, Cabrales o Ponga, en el acceso a Sotres, de Las Mestas a Genestoso o entre Beleño y San Ignacio. La información está actualizada en la web del 112 Asturias, con las horas exactas en las que se establecieron las limitaciones. 

La caída de un árbol ha provocado el corte de la línea Feve que une Asturias con Galicia desde las cuatro y media del tarde, a su paso entre Viveiro (Lugo) y Ortigueira (A Coruña). Operarios trabajan en la zona para retirar el árbol y poder reanudar la circulación. El incidente ha cortado esta línea de ancho métrico que une Galicia con Asturias, lo que ha afectado a la circulación de dos convoyes, indicó Renfe a Europa Press. También en vía estrecha se han registrado dos cortes entre Piedras Blancas y Santiago del Monte, y entre Luarca y Soto de Luiña.

En cotas más bajas el problema es la lluvia. La estaciones de datos de Aemet, a las ocho de la tarde, señalaban que el punto de Asturias donde más había llovido era Felechosa, en el concejo de Aller, donde se habían recogido 27,6 litros por metro cuadrado. El segundo registro pluviométrico más elevado estaba en Colunga, con 27,4 litros por metro cuadrado. Le sigue Camuño, con 27,2 litros por metros cuadrado y Taramundi, con 27. Las tormentas caen acompañadas por el viento. En el cabo Peñas (Gozón) se han llegado a registrar ráfagas de viento de hasta 95 kiómetros por hora. Esa máxima se contabilizó la madrugada del miércoles al jueves. Durante las horas de luz, la zona más afectada fue el concejo de Villayón, con rachas de hasta 85 kilómetros por hora.

;
Temporal en el puerto de Viavelez Así se presentó el temporal durante la tarde de ayer en el puerto de Viavelez, Concejo de El Franco.

En el litoral, lo peor se esperaba con la pleamar, alrededor de las seis de la tarde. Sin embargo, la altura máxima de las olas se registró a primera hora de la mañana. La boya del Puertos del Estado en Gijón marcó un máximo de 8,39 metros. Durante el resto del día, tanto esa baliza como la de Cabo Peñas se movieron en registros de entre seis y ocho metros. Circulan ya por las redes sociales vídeos donde se puede comprobar la fuerza del mar. Uno de ellos, grabado en el puerto de Viavelez la tarde del miércoles, sirve para comprender por qué esta activada la alerta roja también en el mar. 

Los ríos también se están llevando su parte. La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) tiene varios cauces en nivel de seguimiento pero ninguna en situación de prealerta. Al menos, así era a las ocho de la tarde. Los avisos se redujeron después de que durante la mañana lloviera menos de lo previsto y a pesar de que la tarde fue más complicada. Se mira atentamente la evolución del Nalón en Sama de Langreo y en El Condado; del Narcea en Quinzanas, Requejo y en La Barca, y el Pigüeña, en el puente San Martín.

Por si faltaba algo, Aemet ha emitido un aviso extra por riesgo de aludes en los Picos de Europa.  La intensidad con la que caerá la nieve por encima de 800 y, sobre todo, por encima de 1.200 metros generará espesores importantes que podrán superar hasta los 100 centímetros. Por esa razón, recomienda extremar las precauciones y no transitar por pendientes suficientemente inclinadas, canales y otras áreas que susciten dudas.

   

Comentarios

Lo peor del temporal se retrasa a la madrugada