Estas son las inversiones empresariales que dan esperanza a Asturias

ArcelorMittal, Ence, Asza, DuPont, Saint-Gobain y Química del Nalón invertirán alrededor de 930 millones de euros en sus plantas asturianas para potenciar, diversificar y hacer más competitivos sus negocios. Algunos de los proyectos conllevan la creación de nuevos puestos de trabajo

Aspecto de la factoría de ArcelorMittal de Avilés, en Asturias. El mayor grupo siderúrgico del mundo, ArcelorMittal, anunció este lunes que reducirá temporalmente su producción de acero en Europa en tres millones de toneladas en términos anualizados, lo que incluye un descenso de 700.000 toneladas en sus plantas de Asturias.
Aspecto de la factoría de ArcelorMittal de Avilés, en Asturias. El mayor grupo siderúrgico del mundo, ArcelorMittal, anunció este lunes que reducirá temporalmente su producción de acero en Europa en tres millones de toneladas en términos anualizados, lo que incluye un descenso de 700.000 toneladas en sus plantas de Asturias.

Redacción

En estos tiempos en los que los sobresaltos por malas noticias empresariales parecen estar a la orden del día en la región, en los que la incertidumbre se ha vuelto compañera de los trabajadores, en los que la falta de medidas proteccionistas del estado dificulta a las empresas ser competitivas y en los que el panorama internacional y las guerras comerciales condicionan casi todo, en Asturias todavía cabe la esperanza de seguir siendo una comunidad con un tejido industrial relevante. Esa esperanza la aportan las inversiones que en los últimos meses han anunciado varias de las principales compañías implantadas en el territorio asturiano. ArcelorMittal, Ence, Asza, DuPont, Saint-Gobain y Química del Nalón invertirán entre todas alrededor de 930 millones de euros en las plantas que tienen en la región. El objetivo de todas ellas es potenciar, diversificar y hacer más competitivos sus negocios en los mercados mundiales.

La histórica inversión de ArcelorMittal

ArcelorMittal se encuentra en la actualidad en un momento paradójico. Si bien en las últimas semanas la multinacional siderúrgica, muy afectada por la crisis del acero, ha llevado a cabo paros y regulaciones temporales de empleo en casi todas sus plantas, bien por ajustes económicos, por mantenimiento o por la construcción de nuevas instalaciones; a la par está acometiendo inversiones históricas en las factorías que tiene en la región. Esto es porque cuando se programaron esas inversiones en los años 2016 y 2017 era difícil de prever la coyuntura económica mundial actual. La previsión de gasto para este año habla de 130 millones de euros, destinados a proyectos de gran envergadura que afianzan el futuro de la siderúrgica en Asturias. No obstante, los proyectos que tiene en marcha de modernización y mejora ambiental elevan la inversión hasta los 300 millones de euros. Es más, tiene otras actuaciones programadas que la elevarían hasta los 600 millones de euros en total, puesto que Arcelor también tiene proyectada la construcción de una central eléctrica de 220 megavatios que costaría algo más de 230 millones de euros.

Ence diversificará el negocio

A comienzos del pasado mes de octubre la empresa Ence, asentada en Navia, iniciaba una serie de inversiones dirigidas a ampliar la planta para tener una mayor capacidad de producción. Se trata de una primera fase, con una inversión de 113 millones de euros, que permitirá producir 80.000 toneladas extra. Sin embargo, los planes de la fábrica de celulosa van más allá. La compañía quiere diversificar el negocio con la producción de textil y de celulosa absorbente, por lo que prevé una inversión de 450 millones de euros hasta 2023. 

Asturiana de Zinc renueva sus instalaciones

Asturiana del Zinc (AZSA) anunciaba hace unos días una inversión de 100 millones de euros para construir una nueva nave de electrolisis para sustituir a las dos que se han quedado obsoletas. Además, la nueva instalación permitirá aumentar la producción de la factoría en 10.000 toneladas anuales. La dirección trasladaba a la representación de los trabajadores que la multinacional Glencore, a la que pertenece AZSA, tiene intención de inicial los trámites administrativos con el objetivo de que las nuevas instalaciones comiencen a operar en un plazo de dos años. La planta de Asturiana del Zinc, ubicada en San Juan de Nieva, da empleo a 800 trabajadores y cuenta en la actualidad con cuatro naves de electrolisis.

DuPont completa su planta Nomex

DuPont se decidía hace año y medio a completar el proyecto de su planta de filamento continuo Nomex en Asturias, un proyecto que dejó aparcado durante la crisis por la situación del mercado. Del total de la inversión, que superó los 51 millones de euros, más o menos la mitad, ya había sido ejecutada. Esta inversión conllevó un incremento de la plantilla de Tamón en 15 puestos de trabajo directos. Nomex es una fibra resistente al fuego y al calor que se utiliza para ayudar a brindar protección a millones de personas y procesos críticos en todo el mundo. El objetivo del proyecto de filamento continuo Nomex es nutrir las necesidades de los mercados de manguitos de automoción, indumentaria de protección, servicio de bomberos y aeroespacial.

Saint-Gobain se hace más competitiva

En marzo de 2018, el director general de Saint-Gobain para el área del Mediterráneo, el italiano Gianni Scotti, anunciaba durante una visita a la fábrica de vidrio que la multinacional tiene en Avilés que la empresa invertiría un total de 21 millones de euros hasta 2023 a razón de 4,2 millones de euros por año con el objetivo de mantener la competitividad a nivel internacional de esta planta. La inversión venía motivada por ser la factoría avilesina una de las mejor valoradas y contar con los mejores estándares de calidad y automatización, por lo que la empresa francesa busca seguir siendo líder en el mercado del cristal.

Química del Nalón se expande hacia Avilés

En junio de este año, el presidente de Química del Nalón, Rufino Orejas, daba a conocer la expansión de la compañía en la región al promover una empresa de tratamiento de aguas industriales en Avilés, que supone una inversión de 9 millones de euros y la creación de veinte puestos de trabajo. Además, la empresa anunciaba su intención de establecer en esas instalaciones el Centro de Innovación de Química del Nalón, para ubicar Nalontech y Nanovex. Deganta Aguas, como se denomina a la nueva iniciativa, se enmarca en la recuperación del entorno industrial de las baterías de coque de Avilés, que ArcelorMittal sustituirá por las de Gijón.

Comentarios

Estas son las inversiones empresariales que dan esperanza a Asturias