La tasa de actividad de Asturias se sitúa en el mínimo histórico

La comunidad crea empleo para menores de 25 años pero encabeza los datos de destrucción de puestos de trabajo para ambos sexos


La tasa de actividad en Asturias se situaba al finalizar el tercer trimestre de 2019 en el 50,7 por ciento de su población activa, un punto menos que hace un año, lo que sitúa al Principado como la comunidad autónoma donde se ha registrado un mayor descenso respecto a 2018.

De esta forma cerca de 451.000 asturianos se encuentran en activo, el mínimo histórico de la década tras reducirse su número un 11,1 por ciento desde 2008, y la tasa se sitúa ocho puntos por debajo de la media nacional, según un informe realizado por la empresa Randstad con datos de la EPA.

El análisis revela que, tras registrar en 2008 una tasa de actividad del 53,6 %, este indicador ha fluctuado con tendencia negativa, a excepción de los incrementos registrados en 2012 y 2016, cuando registró un aumento de un punto porcentual hasta alcanzar el 52,4 %, para descender al año siguiente al 50,8 %.

Baleares aparece, con un 67 %, como la comunidad con una mayor tasa, seguida de la Comunidad de Madrid (62,4 %), Cataluña (61,7 %), Aragón (59,7 %) y Canarias (59,5 %) en una clasificación que cierra Asturias por detrás de Galicia (53,5 %), Cantabria (55,2 %) y Castilla y León (55,4 %).

A nivel nacional el volumen de profesionales activos ha superado por primera vez desde 2013 la barrera de los 23 millones y experimenta un crecimiento del 1 %, el mayor de los últimos diez años, y tras varios ejercicios de descensos consecutivos se ha situado en el 58,7 por ciento, el más bajo de la serie histórica.

El estudio destaca además que, en el conjunto del país, los segmentos de profesionales menores de 25 años y mayores de 45 son los que han protagonizado los crecimientos de la tasa de actividad en el último año y que las mujeres han mejorado su tasa de actividad en cuatro décimas desde 2018 hasta situarse en el 52,9 % mientras que en el caso de los hombres ha pasado del 64,9 al 64,5 %; según recogió EFE.

Sin «trabajo adulto»

Por otra parte, Asturias es la única comunidad que en el último año ha incrementado el empleo para los menores de 25 años, con un aumento de la ocupación del 16,5 por ciento, el segundo mayor idel país, a la vez que ha destruido «trabajo adulto», con una pérdida del 2,7 por ciento, la peor evolución entre las autonomías.

Asturias, según recuerda Adecco en un estudio elaborado a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), es la comunidad autónoma que peor evolución ha tenido en el empleo en el último año, con la pérdida del 2,1 por ciento de los ocupados.

El Principado es una de las tres únicas comunidades autónomas que ha perdido empleo en el último año, junto con Canarias (- 2,0 %) y Baleares (- 0,3 %), mientras que en el conjunto de España se ha producido un aumento del 1,8 por ciento.

Asturias también muestra la peor evolución del empleo masculino, con la eliminación de 6.000 puestos de trabajo (-2,9 %), y además es la única región que ha destruido empleo para ambos sexos, al eliminar también 2.300 plazas que estaban en manos de mujeres (-1,2 %).

Para el conjunto del país, el informe apunta que uno de cada seis nuevos empleos creados en el último año ha sido para menores de 25 años.

Mientras los hombres de esta franja de edad han captado 60.200 empleos, las mujeres han perdido 1.100 puestos.

El informe de la empresa señala que en los últimos doce meses el número de ocupados ha aumentado en 346.300 personas, lo que supone un ritmo del 1,8 % frente al 2,5 % de hace un año, y que, en el total, las mujeres se han quedado con más nuevos puestos de trabajo que los hombres (un 53,2 % frente a un 46,8 %).

En total, las mujeres han captado 184.200 empleos, un alza del 2,1 % interanual, mientras que ellos han ocupado 162.100 puestos, lo que supone un 1,5 % más.

Las diferencias llegan en las franjas de edad, desglosa el documento, elaborado con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre -de julio a septiembre de 2019-, la última disponible.

En el caso de las personas de 25 y más años de edad, el incremento interanual del empleo ha sido de un 2,2 % en el caso femenino (185.300) y de un 1 % en el masculino (101.900 nuevos empleos).

En total, el número de ocupados mayores de 25 años aumentado en 287.200 personas o un 1,6 %.

Entre los jóvenes, en cambio, mientras la contratación de varones ha tenido un aumento interanual de un 10,4 % (60.200 nuevos empleos), el empleo de mujeres ha caído un 0,2 % (1.100 menos).

En total, el empleo entre los jóvenes ha crecido en 59.100 puestos, un 5,5 %, o lo que es mismo uno de cada seis nuevos empleos ha sido para menores de 25 años.

Por regiones, el empleo ha aumentado en todas las comunidades autónomas, excepto Asturias, con un descenso del 2,1 %; Canarias, con un caída del 2 %, y Baleares, un 0,3 % menos.

Frente a esto, las autonomías que más han incrementado sus ocupados son Murcia, con un alza del 3,9 %; Madrid, con un 3,5 %, y Extremadura, un 3,2 %.

En términos absolutos, tres de cada diez nuevos empleos han surgido en Madrid, con 104.500 nuevos ocupados.

Si se suman los 68.500 creados en Cataluña y los 68.200 nuevos puestos de Andalucía, el informe destaca que dos de cada tres nuevos puestos de trabajo de todo el país corresponden a estas tres autonomías.

Por nacionalidad de los nuevos ocupados, se recoge que los inmigrantes han captado casi seis de cada diez nuevos puestos de trabajo: 196.500 empleos frente a 149.800 para personas de nacionalidad española.

El informe compara también los datos con los de 2008, once años en los que se acumula una pérdida de empleo del 3,3 %.

Por regiones, Baleares, Canarias y Murcia son las únicas autonomías que presentan ahora un nivel de empleo superior al de 2008. 

La UE alerta de la polarización de sueldos en Asturias

L. Ordóñez
Concentración de Corriente Sindical d'Izquierda en contra de Glovo
Concentración de Corriente Sindical d'Izquierda en contra de Glovo

Un informe de la comisión europea alerta de las consecuencia políticas del crecimiento del desequilibrio económico entre regiones

En lo que concierne a la cohesión territorial, a la convergencia económica de los distintos países que conforma la UE, el balance es a la vez una historia de éxito inédito y también un fracaso contundente con tendencia a cronificarse. Y no se trata de ninguna paradoja sino de que el fenómeno se produce en dos niveles distintos a la par. La UE ha logrado en décadas una convergencia notable entre los estados miembros pero dentro de cada uno de ellos, la desigualdad entre regiones no se ha atenuado sino que ha crecido. Es una de las conclusiones del estudio «European Jobs Monitor 2019: Shifts in the employment structure at regional level (Monitor de Trabajos Europeos 2019. Cambios en la entructura del empleo a nivel regional)», auspiciado por Comisión Europea y que en sus conclusiones advierte además de que esta brecha está suponiendo un caldo de cultivo para movimientos políticos que quieren minar la democracia.

Seguir leyendo

Comentarios

La tasa de actividad de Asturias se sitúa en el mínimo histórico