La gripe da un respiro a los asturianos

Descienden las urgencias e ingresos durante el fin de semana

Inicio campaña de vacunación contra la gripe en Asturias
Inicio campaña de vacunación contra la gripe en Asturias

Redacción

El número de urgencias e ingresos por la gripe, que se encuentra en fase epidémica, ha descendido en los hospitales asturianos durante el pasado fin de semana, según ha destacado la subdirectora de Organización y Servicios Sanitarios del SESPA, Pía Giménez. La gripe, que la semana pasada, del 6 al 12 de enero, alcanzaba ya una tasa de 245,8 casos por cien mil habitantes, afecta ya a todos los grupos de edad. Sin embargo, Giménez ha destacado que durante el pasado fin de semana han descendido tanto los ingresos como los ingresos en los hospitales asturianos, de forma que este lunes 13 de enero hay 127 camas disponibles.

Además, ha subrayado que las gerencias han contratado 83 profesionales de distintas categorías «para dar una atención adecuada a la demanda durante la fase epidémica de la enfermedad». Hasta este 13 de enero, 203.551 personas se han vacunado de la gripe, 4.000 personas más que en el mismo período del año pasado. Los centros de salud continúan las labores de inmunización, aunque la campaña de vacunación antigripal finalizó el 31 de diciembre. De hecho, la semana pasada solicitaron la profilaxis 623 personas con enfermedad crónica, 391 mayores de 65 años y 25 embarazadas, según informa Efe.

Los hospitales asturianos se llenan a tres semanas del pico de la gripe

Susana D. Machargo
Vista del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
Vista del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

El HUCA atribuye el récord de pacientes en Urgencias al adelanto de la epidemia justo durante el puente festivo. Asegura que el servio ha vuelto a la normalidad. La red hospitalaria cuenta con 127 camas disponibles

El pico de la gripe todavía está lejos pero los hospitales están a pleno rendimiento. El rápido inicio de la onda epidémica coincidiendo con el puente festivo de Reyes ha provocado el colapso de las servicios de Urgencias tanto en los hospitales como en los puntos de Atención Continuada. El retorno de la actividad habitual ha traído también cierto alivio a las plantillas profesionales que son conscientes de que lo peor todavía está por llegar. Durante la primera semana del año, la tasa de diagnósticos se elevó a 245,8 por cada 100.000 habitantes. Está, por tanto, lejos de los máximos registrados en otras temporadas, con semanas por encima de los 600, y de la del año pasado, donde rozó los 500. 

Seguir leyendo

Comentarios

La gripe da un respiro a los asturianos