El mecanismo de Transición Justa obligará a mejorar el reparto de Fondos de Cohesión para Asturias

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

El reglamento marcado por la Comisión Europea obliga a aportar entre 1,5 y 3 euros adicionales a cada euro del proceso de descarbonización

23 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La definición del marco financiero plurianual de la Unión Europea, una suerte de gran presupuesto comunitario para un periodo de siete años entre 2021 y 2027, todavía está en una fase preliminar, está por fijarse el cómputo global y también, más adelante, el reparto de esos fondos primero entre los estados y después entre las regiones. La nueva Comisión Europea ha planteado algunas de las líneas maestras de su mandato y entre ellas destaca el Fondo de Transición Justa, destinado a paliar los efectos económicos de la descarbonización. También están por definirse el montante de la política de cohesión, Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y Fondo Social Europeo (FSE). Todos ellos interesan a Asturias porque además, están vinculados entre ellos.

Cuando la Comisión Europea desveló los primeros detalles sobre el reparto del Fondo de Transición Justa, entre partidos y agentes sociales de Asturias, se acogieron las primeras noticias con desánimo: España aparece en un puesto bajo de la lista, con la intención primera de que reciba un 4% del fondo, alrededor de 6,6 euros por habitantes, por debajo de países en los que el carbón todavía tiene un peso enorme en su economía, como es el caso de Polonia, y que además se han mostrado muy reticentes a afrontar el proceso de cambio en el modelo energético. Sin embargo, y teniendo en cuenta de que este proceso sólo acaba de empezar y que todavía podría verse modificado en las negociaciones, lo cierto es que la misma existencia del Fondo de Transición beneficiará a Asturias a la hora del reparto de los correspondientes a la política de cohesión. Cuando llegue el momento de repartir el dinero de ese fondo de descarbonización (vinculado a la presentación de proyectos que cumplan los requisitos europeos), el Estado español estará obligado, según fija el reglamento ya anunciado, a aportar entre 1,5 y 3 euros tanto de los FEDER como del FSE por cada euro de transición energética. Es decir, pueden llegar a triplicarse en el reparto por comunidades autónomas.

«No sabemos todavía con cuánto contamos, así que tampoco podemos saber cuánto nos va a tocar; lo que sí sabemos es que el Fondo de Transición propone que, un territorio como Asturias, por cada euro que reciba de ese nuevo fondo, tendrá que recibir de manera preferente des España 1,5 o 3 euros más de los fondos de cohesión que España recibe de Europa; de manera obligatoria frente a otras regiones»; destacó el eurodiputado socialista Jonás Fernández, quien recalcó que en este proceso «Europa pone dinero de forma directa a través del fondo de transición y además obliga a que el gobierno español ponga del dinero que se le manda a España para cohesión».