El plan del Sespa para cambiar el baremo de los eventuales revoluciona a miles de empleados

La administración pretende reducir la puntuación por méritos e incrementar la valoración por días trabajados. Profesionales con y sin experiencia se organizan en grupos enfrentados y abren recogidas de firmas

Oposición de celadores en Gijón
Oposición de celadores en Gijón

Es solo un borrador sin negociar, un documento que los sindicatos aún están digiriendo pero ya ha provocado una auténtica revolución en los miles de trabajadores inscritos en las listas de eventuales del Servicio de Salud del Principado (Sespa). Sobre todo, ha caído como una bomba entre los celadores y los auxiliares administrativos, que son de las categorías que protagonizaron las oposiciones más masivas del 2019. El pasado viernes, 14 de febrero, la administración se presentó en una reunión convocada para hablar de traslados con una propuesta que estaba fuera del orden del día, que cogió por sorpresa a los sindicatos. Se trataba de una modificación del pacto de contrataciones, que afecta tanto al personal sanitario como al no sanitario. Dos de las principales propuestas consisten en multiplicar la puntuación por día trabajado y reducir la valoración de los méritos. También quiere que el 100% de las vacantes se cubran por promoción interna y dejar para la bolsa las plazas que hayan dejado libres los que han promocionado. Todo este paquete de medidas ha generado un fuerte enfrentamiento entre profesionales en función de la experiencia que acumulen. Se están organizando en grupos deWhatsapp, Telegram y Facebook e, incluso, han abiertos campañas de recogidas de firmas.

Las organizaciones sindicales consultadas por La Voz han hecho un llamamiento a la calma. Insisten en que nada se ha negociado aún y en que se trata de una propuesta muy inicial que hay que someter a debate. Entienden que es necesario hacer algunos ajustes en el documento para ir corrigiendo deficiencias que se fueron detectando con su aplicación pero nada está cerrado. Algunas de esas deficiencias consisten precisamente en qué se considera méritos y qué no, ya que el espectro de las publicaciones o los cursos que se están incluyendo es muy amplio.

La movilización

¿Qué dicen los que rechazan la modificación? Los grupos de trabajadores en bolsa que han puesto el grito en el cielo dicen que se le están cambiado las reglas del juego sobre la marcha. Son, sobre todo, opositores de los exámenes del año pasado, que todavía tienen poca trayectoria pero que consiguieron aprobar la prueba y entrar en las bolsas. En su caso, los méritos son cruciales para poder escalar algún puesto. Una parte de los afectados ha abierto un grupo en Facebook que se llama Trabajadores afectados por el cambio del Pacto de Contrataciones del SESPA, donde explica toda su problemática. En apenas unas horas ha reunido a 1.250 miembros. También han abierto una recogida de firmas, conun texto en el que acusan a la administración de «querer limitar nuestro acceso a los puestos de trabajo para los que hemos superado una oposición». Alcanzaron las 450 rúbricas en tiempo récord.

Esta acción ha dado paso a la reacción contraria. Los eventuales con experiencia están organizándose para defender la modificación del pacto de contrataciones, ya que consideran injusto el escaso control que se realiza con los méritos y cree que hay que reequilibrar el peso de la experiencia.

Al detalle

La propuesta concreta del Sespa propone multiplicar por 10 el peso por cada día trabajado, pasando de 0,004 a 0,04 por día y de 1,4 por año a 14,6. Los méritos, en cambio, bajarían a la mitad. En cuanto al acceso a las vacantes, hasta ahora el 50% era para la promoción de profesionales que ya estaban trabajando y el 50% para los que aguardaban su turno en la bolsa. Las plazas que ocupaban antes los que promocionaban, se ponían después a disposición de los que estaban en bolsa. Esto suponía que se realizaba un reparto equilibrado de los contratos más jugosos. El Sespa propone ahora que el 100% de las vacantes se cubran con promociones internas.

El problema que parece subyacer detrás de la propuesta de modificación es el catálogo de méritos que se han estado considerando y puntuando, la alta puntuación de actividades formativas o investigadoras que no requerían grandes esfuerzos frente a la más baja valoración de la experiecia laboral. 

Hay dudas sobre la mesa, ya que se trata de una propuesta sin negociar. En caso de que se modifique el pacto de contrataciones, ¿qué haría la administración sanitaria? ¿Rebaremaría todas las bolsas de oficio sin esperar a unas nuevas oposiciones? Es decir, ¿aplicaría los nuevos criterios y modificaría el orden actual de los aspirantes o esperaría a hacerlo a un nuevo proceso de oposiciones?

Los sindicatos

Comisiones Obreras (CCOO) ha sido uno de los sindicatos que ha emitido un comunicado, explicando cuál es la alternativa de la administración y su rotunda oposición a aceptarla. Fuentes de esta central han comentado a La Voz que están dispuestos a negociar con el Sespa pero también han matizado que la propuesta inicial es «totalmente desorbitada». «Entendemos que hay que equilibrar algo, pero no así», matizan. Señalan que otro debate sería el de la rebaremación y dudan que el Principado quisiera hacerlo de oficio.

Otros sindicatos como Usipa-Sicepa, con gran implantación en los colectivos de celadores y auxiliares administrativos, se ha limitado a trasladar a sus afiliados la propuesta del Sespa, con los puntos más significativos y a matizar que está pendiente de nuevas reuniones. Ha explicado también que en el caso del concurso de traslados, que era la razón de la reunión del pasado viernes, explica que echan de menos plazas en varias categorías.

Las guardias de tarde en los centros de salud ponen en pie de guerra a los médicos

Susana D. Machargo
médico, médicos, Asturias
médico, médicos, Asturias

El Sespa propone revisar el sistema de atención continuada dentro del área IV

Tres o cuatro tardes al mes, en función de los meses. Como mínimo un viernes cada dos meses. Los mayores de 55 años no tendrán derecho a la exención de la que disfrutaban desde hace más de dos décadas. El plan de la gerencia del área IV, del Servicio de Salud del Principado (Sespa), ha puesto en pie de guerra a los médicos, que denuncian la improvisación con la que trabaja la administración, su despilfarro de los recursos y su intención de cargar la responsabilidad a los propios facultativos. Así lo denuncia Carlos Fernández Moro, el responsable de Atención Primaria del Sindicato Médico (Simpa), que está convencido de que si los planes del Gobierno del Principado llegan a concretarse desataría una cascada de bajas. «Es una agresión», reconoce Javier Alberdi, presidente del sindicato.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

El plan del Sespa para cambiar el baremo de los eventuales revoluciona a miles de empleados