«No existen evidencias de que la Iglesia haya inmatriculado bienes del prerrománico», afirma Cultura

La Catedral, San Salvador de Priesca y San Salvador de Valdediós constan como bienes de titularidad de la Diócesis de Oviedo. Santa Cristina de Lena, San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco son de titularidad del Arzobispado de Oviedo

Santa María del Naranco
Santa María del Naranco

La Consejería de Cultura ha asegurado que a fecha de hoy «no existen evidencias» de que la Iglesia católica haya utilizado la prerrogativa concedida por la ley hipotecaria vigente entre 1998 y 2015 para inmatricular a su nombre ningún bien del prerrománico asturiano declarado patrimonio mundial, ni San Salvador de Valdediós, aún en trámités.

Según ha relatado la consejera Berta Piñán, un escrito del Decanato de Asturias del Colegio de Registradores señala que los bienes inmatriculados por la iglesia católica entre 1998 y 2015 en virtud de la ley hipotecaria fueron 26 elementos ubicados en Cangas de Onís, Villanueva de Oscos, Gijón, Cabranes, Nava, Oviedo, Cudillero, Pravia y no aparece ningún elemento relativo al prerrománico asturiano.

Piñán ha afirmado que se han consultado los certificados catastrales de todos los edificios incluidos en el Libro Blanco del Prerrománico cuya titularidad se atribuye a la iglesia católica y se ha determinado que la catedral de Oviedo, la iglesia de San Salvador de Priesca y San Salvador de Valdediós constan como bienes de titularidad de la Diócesis de Oviedo. Por su parte, la iglesia de Santa Cristina de Lena, San Miguel de Lillo y la iglesia de Santa María del Naranco constan como titularidad del Arzobispado de Oviedo

Además, el Principado 50.000 euros en 2020 a realizar obras de mejora en San Miguel de Lillo, un edificio situado en una «complicada ubicación» que hace que sea necesario intervenir periódicamente para luchar contra la humedad.

Ante una pregunta de la diputada popular Gloria García, la consejera de Cultura, Piñán ha trasladado que este año el grueso de las actuaciones en el prerrománico asturiano se centrarán en la mejora de San Miguel de Lillo con 50.000 euros para obras de aumento del vuelo del alero norte para mejorar la canalización de aguas de lluvia, desmonte de tierras, cambio de pendiente de aceras y monitorización higrotémica del edificio.Además, en fechas próximas se recibirán las obras de restauración de los paramentos interiores y pinturas murales del templo.

Este año se iniciará el proceso de restauración ciclo pictórico de San Julián de los Prados, para lo que se destinarán 20.000 euros en 2020, y una vez estabilizado el exterior del edificio se restaurarán los revocos pictóricos del interior.

Además, se seguirá con la siega y cuidado del entorno de los monumentos del Naranco y el gobierno continuará con su apuesta por el centro de interpretación del prerrománico en las antiguas escuelas del Naranco.

¿De quién son los cementerios en Asturias?

Susana D. Machargo
El cementerio de Pola de Siero
El cementerio de Pola de Siero

El Arzobispado de Oviedo se ha inmatriculado camposantos en los últimos años, entre ellos el de Pola de Siero. La controversia sobre la propiedad de estos recintos tiene implicaciones legales

La Iglesia vende tumbas y nichos en los cementerios para enterrar a los muertos. ¿Pero quién es el propietario de ese suelo? ¿A quién corresponde la titularidad de un recinto que presta un servicio público? El Arzobispado de Oviedo escrituró en los últimos años diferentes camposantos, entre ellos los de Vega de Poja y Pola de Siero, ambos en el concejo de Siero, el primero en el año 2010 y el segundo en el 2011. Con ambos siguió el proceso de inmatriculación permitido por la ley hasta junio de 2015, cuando el Congreso anuló ese artículo. Una reforma de la Ley Hipotecaria de José María Aznar, de 1998, permitía a la Iglesia inscribir a su nombre propiedades. Solo era necesaria la certificación del obispo. No tenía que pagar transmisión patrimonial ni tampoco hacerlo público por edicto.

Seguir leyendo

Comentarios

«No existen evidencias de que la Iglesia haya inmatriculado bienes del prerrománico», afirma Cultura