El Sespa refuerza a las enfermeras en el HUCA y a los médicos del 112 para las pruebas del coronavirus

La Voz

ASTURIAS

Vista del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
Vista del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) J.L.Cereijido

El Principado descarta 26 casos sopechosos. Emergencias recibió 114 llamadas desde el martes

28 feb 2020 . Actualizado a las 17:33 h.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha reforzado el número de enfermeras en zonas urbanas y el servicio médico del 112 para atender y tomar muestras a quienes sospechen que pueden haber contraído el coronavirus Covid-19 por presentar síntomas similares a los de una gripe tras haber estado en algunas de las zonas más afectadas o en contacto con algún afectado. Por el momento, el Principado se mueve en el escenario uno, el menos grave de los cinco que se prevén en el caso de una pandemia, al no haber registrado aún ningún caso positivo tras haber descartado hasta este viernes 26 pacientes sospechosos de padecer la infección, según ha informado el consejero de Sanidad, Pablo Fernández, tras una reunión urgente del Consejo de Salud del Principado.

La reunión se ha centrado de forma monográfica en el coronavirus y ha servido para constituir un comité de seguimiento que presidirá el propio consejero y del que formarán parte los principales responsables regionales de la región. Desde el 25 de febrero, fecha en la que se dio a conocer el primer traslado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de una posible afectada por el coronavirus, el 112 Asturias ha recibido más de 114 llamadas, casi la mitad de ellas ayer, jueves.

El refuerzo

Ante la previsión de que las consultas relacionadas con el coronavirus vayan en aumento, se ha reforzado con un médico cada turno de atención del 112 Asturias y se ha creado también en el HUCA un grupo específico de enfermeras que se encargará de tomar muestras en los domicilios de aquellos que crean poder haber contraído la infección, según ha detallado la directora general del Sespa, Concepción Saavedra. Estas enfermeras, que posiblemente también tengan que ser reforzadas en los próximos días, en función de cómo evolucione la infección, se desplazarán a los domicilio con un equipo de protección para tomar las muestras que, a continuación, serán analizadas en el HUCA, que sabrá en un periodo de tres horas si es positiva o negativa.