El fiscal confía en la entrega del último acusado del asesinado de Ardines

El sicario argelino, presunto partícipe en la muerte del concejal de Llanes, se encuentra en una prisión suiza por delitos cometidos después del crimen

Javier Ardines, en su despacho, en la foto de la página web del Ayuntamiento de Llanes, que aún conserva su texto de presentación en primera persona
Javier Ardines, en su despacho, en la foto de la página web del Ayuntamiento de Llanes, que aún conserva su texto de presentación en primera persona

La fiscal de Sala de Cooperación Penal Internacional de la Fiscalía General del Estado (FGE), Rosa Ana Morán, ha confiado en que la justicia suiza acceda a la entrega a España de uno de los dos presuntos autores materiales del asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines, que se encuentra en prisión en el país helvético por delitos cometidos con posterioridad al crimen.

Morán ha dicho que existe «una muy buena colaboración» con las autoridades judiciales suizas, aunque ha precisado que su estructura federal hace que en ocasiones los procesos se ralenticen.

En declaraciones a los medios antes de la inauguración de unas jornadas de especialistas de la red de cooperación jurídica internacional, Morán ha confiado en que la situación evoluciones «positivamente» y Suiza efectúe la entrega.

Eurojust

El Juzgado de Llanes que investiga el asesinato de Ardines recurrió el pasado mes de febrero a Eurojust, la agencia de la Unión Europea encargada del refuerzo de la cooperación judicial entre estados miembros, para tratar de agilizar unas diligencias que están pendientes de la toma de declaración de uno de los dos presuntos autores materiales, que se encuentra en prisión en suiza.

El supuesto sicario, K.M., de nacionalidad argelina, aún tiene que cumplir en Suiza casi un año de cárcel por delitos cometidos después del asesinato, por lo que según las autoridades suizas aún no es posible su entrega a España.

Por ello, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, que investiga el asesinato cometido en agosto de 2018, ha librado oficio al miembro de España en Eurojust, con sede en La Haya, solicitando su colaboración, bien para posibilitar la toma de declaración del investigado por videoconferencia con anterioridad a que sea extraditado, o para el impulso y aceleración del procedimiento de extradición ya iniciado hace un año.

Por el asesinato de Ardines fue detenido el 19 de febrero de 2019 en su vivienda de Amorebieta (Vizcaya) Pedro L.N.A., amigo personal del concejal, como supuesto inductor al encargar presuntamente el crimen a dos sicarios no profesionales movido por los celos ante sus sospechas sobre una posible relación entre su mujer y el edil.

El mismo día también fueron detenidos en Vizcaya uno de los dos supuestos sicarios, D.B., de nacionalidad argelina al igual que el que se encuentra en Suiza, y J.M.B., que según los investigadores pudo servir de enlace entre el inductor y los autores materiales, según informó EFE.

Asesinato de un edil: caso cerrado

La Voz
Uno de los detenidos por la muerte de Javier Ardines
Uno de los detenidos por la muerte de Javier Ardines

La policía detuvo a un pariente del concejal llanisco Javier Ardines como presunto autor del crimen, que cometió porque mantenía un romance con su mujer

Fue mucho lo que se especuló sobre el asesinato del concejal llanisco Javier Ardines, ocurrida en agosto del pasado año. Intereses económicos, políticos, urbanísticos… en realidad la trama era trágicamente más mundana: los celos. Así lo demostró la intensa investigación de la Guardia Civil, que detuvo en febrero de este año a Pedro L. N. A. por encargar presuntamente a unos sicarios el crimen, por el que habría pagado 35.000 euros.

Ardines resumía así su biografía personal en la web del ayuntamiento: «Nací en Halle, Bélgica, en 1966. Soy hijo de emigrantes aunque a los 9 años volví a España. Nos instalamos en la Moría, en el pueblo de la Pesa de Pría. Me casé con 23 años, tuve dos hijos y ya soy abuelo. Mi pasión siempre fue la mar, salir a la angula, al ocle». Corría el año 2015 y el concejal electo por IU, que renunció a cobrar por su tarea de cargo público, tenía «ilusión por trabajar», por cambiar el modo de hacer política. Pero Ardines no pudo hacer balance de ese paso por el consistorio ni concluir su mandato. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El fiscal confía en la entrega del último acusado del asesinado de Ardines