Asturias suspende las clases en cinco centros escolares en Oviedo y Grado

s.d.m.

ASTURIAS

El Principado comunica la decisión a los directores los Dominicos, Monte Naranco, Masaveu, San Ignacio y Ramón Areces. Salud adelanta que el brote en colegio tiene 11 positivos pero que está analizando multitud de casos más en estudiantes

10 mar 2020 . Actualizado a las 23:36 h.

Asturias suspenderá las clases en cinco centros educativos, dos concertados y dos públicos, después de que se hayan constatado contagios de coronavirus entre sus estudiantes. Se trata de los centros Ramón Areces de Grado, Los Dominicos, San Ignacio y el Instituto Monte Naranco, en Oviedo, además del Masaveu donde se declaró el brote inicial. El cierre será efectivo con carácter inmediato. Mañana miércoles ya no habrá clases. La idea inicial es que se prolongue durante 14 días pero este periodo es aproximado, no definitivo, en función de la evolución de las próximas horas. Así lo acaba de anunciar el Principado después de detectar un elevado número de casos considerados «altamente sospechosos» en estudiantes de estos cuatro centros y de que paulatinamente se hayan ido confirmando nuevos positivos. De hecho, en las próximas horas se espera que el listado total siga creciendo.

Aunque inicialmente se había decidido paralizar la actividad de cuatro colegios, Ramón Areces de Grado, Los Dominicos, y el Instituto Monte Naranco, en Oviedo, además del Masaveu donde se declaró el brote inicial, el positivo de una alumna del colegio de San Ignacio ha obligado a ampliar el listado.

Lo han anunciado en una comparecencia de urgencia del presidente del Principado, Adrián Barbón, y los consejeros de Salud y Educación, Pablo Fernández, y Carmen Suárez. Barbón ha explicado que su Ejecutivo toma decisiones en función de los criterios de los especialistas sanitarios y ha asegurado que están haciendo un ejercicio de transparencia para evitar todo tipo de suspicacias. Asturias opta por suspender las clases en cinco centros después de que otros Gobiernos autonómicos decidieran adoptar medidas incluso más drásticas para tratar de frenar la trasmisión. Eso es lo que ha sucedido en Madrid, La Rioja y País Vasco. El Gobierno regional ha actuado, además, según los criterios marcados por consenso en el último consejo interterritorial, en el que estaban todos los consejeros de Salud, además de responsables del ministerio.