Salud aprecia un brote de coronavirus en el colegio Masaveu con siete casos

Los positivos son cinco docentes, uno de ellos en estado grave y dos alumnos. El centro permanecerá cerrado mientras se investigan todos los contactos de los pacientes. Salud descarta, por el momento, el cierre de colegio. Asturias suma ya 17 casos de COVID-19

El colegio Fundación Masaveu de Oviedo ha suspendido las clases tras el positivo por coronavirus de uno de sus docentes, ante la necesidad de estudiar la posible cadena de transmisión
El colegio Fundación Masaveu de Oviedo ha suspendido las clases tras el positivo por coronavirus de uno de sus docentes, ante la necesidad de estudiar la posible cadena de transmisión

Cinco docentes y dos alumnos. El colegio Fundación Masaveu de Oviedo sufre un brote de coronavirus que ha obligado a suspender las clases de manera indefinida hasta que se complete toda la investigación y se determine el número total de positivos. De los cinco docentes, cuatro permanecen ingresados en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y uno de ellos en la UCI, en estado grave. Se trata de un profesor de 68 años con una patología previa. Salud reconoce que existe una cadena de trasmisión clara y centro sus esfuerzos en determinar cuál es el paciente cero y cuál el origen. Baraja varias posibilidades, entre ellas un viaje a Italia de un docente que fue en una misión pero también traslados a Madrid de otros miembros del centro.

El balance total de positivos por COVID-19 en Asturias, a primera hora del martes, 10 de marzo, incluidos los siete del Masaveu asciende a 17, uno más que en la noche del lunes. Salud ha admitido que de madrugada se ha confirmado un caso más, del que todavía no ha ofrecido datos. De los 17, once permanecen ingresados en el HUCA, de los que dos están en la UCI. Se trata del primer paciente, el gijonés de 70 años y del docente de 68 del colegio ovetense. Los nueve restantes están en planta, entre ellos un hombre de 95 años. En las últimas horas, por tanto, se ha dado un salto cualitativo del número de ingresos hospitalarios, ya que los casos confirmados durante las jornadas anteriores habían sido leves y se había decidido que el aislamiento y su tratamiento se siguiera desde casa.

Todos estos datos han sido confirmados por el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño; por la gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, y también por Mario Margolles, que se ha incorporado al equipo de la consejería que está encabezando la crisis del coronavirus como coordinador del área sanitaria especial. Han explicado que en Asturias el escenario sigue siendo de «contención reforzada». En función del número de pacientes se van a adoptar una serie de medidas que el Ministerio de Sanidad ha recomendado a todos los territorios pero que, por el momento, no es necesario adoptar otras más drásticas, como las que se pondrán en marcha en Madrid y País Vasco, que se han convertido en «zonas de trasmisión comunitaria significativa». 

El caso del colegio Masaveu

La Administración sanitaria ha explicado que los síntomas del profesor comenzaron el fin de semana y que se confirmó a última hora del domingo. En ese momento, las autoridades se pusieron en contacto con la dirección del centro para ver qué pasos seguían. De manera conjunta, decidieron suspender las clases ya el mismo lunes. Rafael Cofiño reconoce que, en principio, parecía una opción «estricta» pero viendo que se ha confirmado la existencia de un brote, al final, fue la más adecuada.

El siguiente paso consistió en comenzar a analizar todos los contactos estrechos del paciente cero del colegio Masaveu, que es el varón de 48 años que permanece ingresado en estado grave en el HUCA. Primero se hicieron los análisis a todos aquellos que pudieran tener algún síntoma y después al resto de sus relaciones más cercanas. Fruto de esta investigación surgieron otros seis positivos más, que dan como resultado, hasta la mañana del marte, siete positivos, de cinco docentes y dos alumnos. Mario Margolles ha explicado que, a partir de ahora, la tarea de análisis se seguirá extendiendo. No puede determinar a cuántos estudiantes y profesores se hará pruebas. El número total lo desconoce. Pero sí que ha precisado que lo que están haciendo es una labor en forma de círculos concéntricos a partir de los pacientes y que esos círculos concéntricos se van a abrir todo lo que sea necesario.

El colegio cuenta con unos 300 alumnos y una treintena de profesores que imparten tres ciclos de Formación Profesional de grado medio, tres de grado superior y uno de FP básica además del cuarto curso de la ESO. Es de hecho, el primer centro educativo que se ha visto obligado a suspender las clases en Asturias por la epidemia.

Tampoco se puede determinar con exactitud cuándo volverá a abrir el centro y se volverá a impartir clases. Todo esto depende del tamaño que pueda llegar a adquirir este brote. Es decir, de cuántos afectados por COVD-19 se terminen detectando. Así que las autoridades sanitarias han preferido no aventurar fechas. La labor para determinar cuál ha sido la trasmisión se está desarrollando en paralelo. Margolles ha aclarado que no es necesario realizar tampoco ningún tipo de limpieza especial de las instalaciones. Se trata de virus con gran capacidad de difusión pero con poca resistencia, por lo que la limpieza ordinaria será suficiente. Además, el hecho de que no haya clases también es una garantía.

Más llamadas al 112-Asturias

La gerente del Sespa también ha dado datos globales de balance desde que comenzó esta fase de contención. En total, en el Principado ha habido 1.071 casos sospechosos a los que se ha tomado muestras. De esos, el resultado son los 17 positivos, además del falso positivo que se produjo la semana pasada en una anciana gijonesa. En su caso los primeros análisis dieron positivos pero el laboratorio del Centro Nacional de Microbiología lo terminó descartando.

En las últimas horas el ritmo de llamadas se ha intensificado. Concepción Saavedra ha explicado que solo ayer, lunes, el teléfono del Servicio de Emergencias, el 112-Asturias, recibió un total de 421 llamadas, por lo que ha sido necesario reforzarlo. Esto ya estaba previsto. El propio consejero, Pablo Fernández Muñiz, había adelantado la semana que se había habilitado un sistema especial para cuando se registraran picos de llamada. En esos momentos salta una grabación que indica la marcación de un número concreto a aquellos que llamen por temas relacionados con el coronavirus. Así podrán ser atendidos directamente por los equipos médicos.

Recomendaciones

Las autoridades sanitarias recuerdan que las personas que han viajado a alguna de las zonas consideradas de riesgo (China, Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán y las regiones italianas de Lombardía, Veneto, Emilia-Romagna y Piamonte) y que presenten los síntomas de tos, fiebre o dificultad respiratoria es necesario que se pongan en contacto con el 112 donde les darán la información adecuada sobre las actuaciones a realizar.

Las autoridades sanitarias insisten en que la medida más eficaz para prevenir la transmisión de los virus respiratorios, entre ellos el nuevo coronavirus, es el lavado frecuente de manos con agua y jabón, así como utilizar la flexura del codo o pañuelos desechables de un solo uso para toser o estornudar. 

Una veintena de trabajadores de Ence Navia, aislados en sus casas por precaución

Realizan teletrabajo mientras descartan que tengan coronavirus

Una veintena de trabajadores de Ence en Navia permanecen aislados en sus casas por precaución. La dirección de la fábrica situada en el occidente asturiano ha decidido que permanezcan en sus domicilios y no acudan a su lugar de trabajo tras haber conocido que algunos de ellos podrían haber tenido contacto con un caso de coronavirus. En concreto, se trataría de empleados que, el pasado 26 de febrero, acudieron en Navia al funeral al que asistió un hombre que era hermano del fallecido y que días más tarde dio positivo en un primer test de coronavirus realizado en Madrid.

Seguir leyendo

Comentarios

Salud aprecia un brote de coronavirus en el colegio Masaveu con siete casos