Vigilancia en las carreteras y control de los trabajadores: las fuerzas de seguridad se despliegan

Los agentes realizarán es este primer día laborable de confinamiento una labor más informativa. Las autoridades llaman a los asturianos a quedarse en casa

Las estación de autobuses de Gijón, vacía
Las estación de autobuses de Gijón, vacía

Primer día laborable en Asturias desde que se decretó del estado de alarma. Las fuerzas de seguridad del estado han desplegado a todos los efectivos disponibles para tratar de hacer cumplir la dura limitación de movimientos prevista por el Gobierno para tratar de frenar el avance de la epidemia del coronavirus. Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local se implicarán en la tarea. La prioridad es vigilar las carreteras y controlar los desplazamientos de los trabajadores. Todos deberán registrarse previamente en una base de datos que tendrá como objetivo, precisamente, facilitar la labor de los agentes. En esta primera jornada, la flexibilidad será la tónica. El sistema acaba de implantarse y es posible que no haya llegado a todas las empresas. Eso quiere decir que se mantendrá una vigilancia activa y con una vocación más informativa que sancionadora.  

A última hora de ayer, domingo, las Cámaras de Comercio asturianas y la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), con el visto bueno de la Delegación del Gobierno, alumbraron el documento que las empresas tendrán que remitir con los datos de sus empleados para facilitar sus movimientos. Las empresas tendrán que cubrir una ficha por cada uno de sus trabajadores en el que conste, como mínimo, su nombre completo, su DNI, la firma para la que trabaja, el tipo de puesto, el horario de trabajo y la matrícula del vehículo, en caso de que su desplazamiento implique coger un coche particular. Las tres cámaras, las de Oviedo, Avilés y Gijón, habilitarán enlaces en su web para facilitar la presentación de estos impresos. Cada trabajador deberá llevar encima el suyo.

El objetivo de este documento no es conceder una autorización sino formar una especie de base en la que consten los trabajadores que durante las dos próximas semanas que dura el confinamiento tendrán que seguir desplazándose. Esos datos permitirán a los agentes encargados de la vigilancia comprobar de una manera rápida si el desplazamiento que un asturiano realiza está relacionado con su trabajo.

No será así en este primer día laborable. Mientras no esté plenamente activo la tarea que se realizará en la calle será más de control. Lo mismo pasará en las carreteras. La Guardia Civil se desplegará a lo largo de todo el territorio para vigilar que no se produzcan movimientos innecesarios y no autorizados por el artículo 7 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, que declara el estado de alarma. Solo se podrá abandonar el domicilio para trabajar, para acudir a un centro de carácter sanitario, a un quiosco, a un negocio de alimentación o a una farmacia o para pasear a un animal de compañía, de manera breve.

Es complicado precisar cuántos efectivos podrán desplegarse mañana en toda Asturias. A fecha 31 de diciembre, es decir, hace poco más de dos meses estaban destinados en el Principado un total de 1.976 guardias civiles y de 1.418 policías nacionales. La cifra crece de manera considerable con los policías locales. Por el momento, no está previsto contar con el refuerzo del Ejército. El Gobierno ya ha asegurado que desplegará a los militares si es necesario. Ayer mismo dio orden de salir a la Unidad Militar de Emergencia (UME). Lo hicieron en aquellas ciudades donde tienen una base, como es el caso de León o Zaragoza. En la región, en caso de ser necesario, es decir, si los agentes cuentan con dificultades para hacer cumplir el decreto, podrían contar con los integrantes de la Brilat destinados en el acuartelamiento Cabo Noval.

Sin embargo, las autoridades siguen llamando a la responsabilidad ciudadana para que permanezcan en cuarentena en sus domicilios. Lo acaba de hacer la delegada del Gobierno, Delia Losa, que ha asumido la dirección del Centro de Coordinación que se han constituido en todas las comunidades autónomas para aplicar las instrucciones que hagan llegar los cuatro ministerios implicados en el mando único: Interior, Sanidad, Defensa y Transportes. De este órgano forman parte también el coronel jefe de la Zona 14 de la Guardia Civil, Francisco Javier Almiñana; el jefe superior accidental del Cuerpo Superior de Policía en Asturias, Anselmo de la Riva; la consejera de Presidencia del Principado, Rita Camblor, y la presidenta de la Federación Asturiana de Concejos, Cecilia Pérez. El secretario general de la Delegación del Gobierno en Asturias, Víctor Manuel Berros, y el responsable de la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Asturias, Daniel Fernández completan la relación de miembros que forman parte de este Centro de Coordinación. Entre otros asuntos, este órgano es el que se encargar de supervisar la forma en la que los trabajadores, si se lo requieren las fuerzas de seguridad, tienen que justificar que sus desplazamientos están motivados por cuestiones laborales.

Una batalla larga

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha llamado a la población a no desmoralizarse, porque la batalla va a ser larga. «La semana que viene va a hacer un repunte importante de afectados como consecuencia de los periodos de incubación. Pero eso no debe desmoralizarnos. Todo lo contrario. Si cumplimos fielmente la normativa y cumplimos las directrices del Gobierno, seremos capaces de vencer», ha explicado.

Anoche, la comparecenia de los ministro de Sanidad, Defensa, Transportes e Interior, Salvador Illa, Margarita Robles, José Luis Ábalos y Fernando Grandes-Marlaska, se avanzaron más medidas de las que va a poner en marcha el Ejecutivo. Explicaron que se iba a recurrir a la contratación masiva de médicos residentes y a suspender las rotaciones de los residentes para que puedan prestar servicio allí donde más se les necesite. Además, la sanidad privada se pondrá bajo el mando de las comunidades, que podrán habilitar todo tipo de espacios que reúnan las condiciones necesarias para atender a los enfermos. 

Adrián Barbón llama a no desmoralizarse: «Esta semana va a haber un repunte importante de afectados»

s.d.m.
Adrián Barbón asiste a la videoconferencia de presidentes autonómicos por el coronavirus
Adrián Barbón asiste a la videoconferencia de presidentes autonómicos por el coronavirus

El presidente del Principado explica que la batalla va a ser larga y que hay que mantener el confinamiento. Señala que está en juego el modelo de sociedad

«La semana que viene va a hacer un repunte importante de afectados como consecuencia de los periodos de incubación. Pero eso no debe desmoralizarnos. Todo lo contrario. Si cumplimos fielmente la normativa y cumplimos las directrices del Gobierno, seremos capaces de vencer». Así de contundente se ha mostrado el presidente del Principado, Adrián Barbón, al término de la reunión de los presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, que se ha celebrado por videoconferencia y que ha durado cuatro horas.  

Barbón ha respaldado todas las medidas puestas en marcha por el Gobierno con el decreto de alarma, ya que considera que son necesarias medidas contundentes. Ahora espera con interés al consejo de ministro del martes, en el que se aprobará el paquete económico, ya que considera que también es necesario atender desde ya esa vertiente de este crisis económica, porque hay miles de autonomos y empresarios que ya lo están pasando más. Así que el presidente asturiano ha indicado que se está afronando «un reto para el sistema sanitario, ya que se verá cómo supera una tensión como está, con un creciente número de contagiados» pero también para el propio Estado y para el modelo de sociedad.

Seguir leyendo

Comentarios

Vigilancia en las carreteras y control de los trabajadores: las fuerzas de seguridad se despliegan