Asturias impulsa la fabricación de respiradores en 3D para las UCI de toda España

El Gobierno del Principado espera la validación sanitaria en el HUCA para comenzar a fabricarlos


Con la coordinación de la Consejería de Ciencia, la Universidad de Oviedo y el grupo de voluntarios Reesistencia Team, Asturias ultima la validación clínica de los respiradores fabricados con impresoras 3D para hacer frente a las necesidades masivas de la atención sanitaria a los enfermos de coronavirus. El Principado confirmó que «en los próximos días será probado clínicamente en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)». Los respiradores son una herramienta vital en estos momentos en el sistema sanitario para combatir el coronavirus. La falta de estos aparatos en Italia y China fue clave en la expansión de la pandemia y el colapso de los centros de asistencia.   

El Gobierno asturiano destacó además que, una vez se tenga la validación sanitaria, «habilitará el procedimiento para financiar la fabricación de los respiradores». El Principado señaló que este proyecto ha captado el interés de la fundación COTEC, «que ha pedido apoyo al Gobierno de Asturias para tratar de validar lo antes posible el prototipo y ponerlo al servicio de las autoridades sanitarias. El HUCA está prestando su apoyo y colaboración para que estos respiradores para UCI, críticos en este momento, sean fabricados lo más rápido posible».

La Guardia Civil entregó ayer al equipo de ingenieros en Asturias un lote de boquillas de las pruebas de alcoholemia de los controles de tráfico ya que se trata de una pieza muy similar la necesaria para la fabricación del prototipo.  El Gobierno asturiano recalcó que el prototipo «se ha desarrollado siguiendo los aspectos técnicos requeridos para este tipo de respiradores. No obstante, queda la parte más importante, la valoración clínica por parte del HUCA para comprobar que este dispositivo es viable y puede aplicarse en las UCIs».

El equipo que trabaja en este proyecto está liderado por el ingeniero informático Marcos Castillo, el ingeniero mecánico Juan María Piñera Parrilla, el ingeniero electrónico Carlos Moreno-Luque Suárez y el especialista en 3D Bartolomé López Medina. Reesistencia Team lleva investigando y trabajando desde que fue decretado el estado de alarma en el desarrollo de este respirador. Han generado documentación en código abierto para que cualquier persona con impresora 3D pueda imprimir las piezas desde cualquier lugar y se desarrollen respiradores automáticos que puedan donar a los servicios sanitarios locales.

La Consejería de Ciencia ha destacado que dado que están recibiendo numerosas propuestas en relación a la pandemia causada por el nuevo coronavirus, de cara a identificar aquellas cuya aplicación pueda ser inmediata para el sistema sanitario, ha habilitado un correo: cienciacovid19@asturias.org para que se pueda hacer llegar proyectos o productos que ayuden a combatir la COVID-19.

Comentarios

Asturias impulsa la fabricación de respiradores en 3D para las UCI de toda España