El tiempo de la Semana Santa que no será Semana Santa

Las predicciones apuntan a que llegarán frentes atlánticos cargados de lluvia pero con temperaturas templadas en el Principado

Una mujer protegida con paraguas y mascarilla camina por una calle del centro de Oviedo
Una mujer protegida con paraguas y mascarilla camina por una calle del centro de Oviedo

Redacción

El avance de sistemas frontales asociados a borrascas atlánticas marcarán el tiempo de esta Semana Santa, con lluvias y temperaturas que serán más bien altas para esta época del año, ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. El avance de un frente desde este domingo ya está dejando cielo nuboso, con lluvias y chubascos en la mayor parte de la Península, que podrían ser localmente persistentes en el oeste del sistema Central y fuertes en el centro nordeste. En el Principado se esperan lluvias a lo largo de la semana en todo el territorio de la comunidad autónoma, pero con ellas no llega el frío. Se esperan unas temperaturas templadas, con mínimas de no menos de nueve grados. A media semana, entre el martes y el jueves, la máximas pueden alcanzar incluso los 22 grados, suavizándose de nuevo durante el fin de semana y quedando en torno a los 19 grados. Unas temperaturas poco comunes para esta época del año, pero difícilmente disfrutables debido a la lluvia, por un lado, y al confinamiento, por otro.

Las precipitaciones seguirán desplazándose hacia el este, hasta llegar al área mediterránea norte, aunque es poco probable que alcance el litoral sudeste y Ceuta. Según el portavoz de la Aemet, toda la semana será más bien húmeda en todo el país, así a lo largo del martes son probables lluvias y chubascos en buena parte del interior peninsular, que serán «más intensos en el nordeste y zona centro», aunque «lloverá también, pero de forma más débil, en zonas litorales del Mediterráneo».

La llegada de un nuevo frente el miércoles dejará posibles lluvias en el noroeste de la Península, sobre todo en Galicia y -a partir de mediodía- crecerán nubes de evolución diurna, con posibles chubascos en zonas del interior especialmente en el entorno de los sistemas montañosos y la meseta Norte. El jueves Santo, con el avance del frente, lloverá nuevamente en el noroeste peninsular, según Del Campo, con precipitaciones que pueden ser «en forma de chubascos tormentosos», y serán más abundantes en Galicia, Asturias y oeste de Castilla y León, aunque a lo largo del día se extenderán por ambas mesetas.

El área mediterránea no se verá afectada por la llegada de este frente, ha explicado el portavoz de la Aemet. El viernes Santo, «aunque aún hay todavía mucha incertidumbre del pronóstico», es posible que aumente la inestabilidad y que llueva en buena parte de la vertiente atlántica y en las comunidades mediterráneas. Según Del Campo, las lluvias serían además abundantes en estas regiones, así como en la meseta Norte y zona centro.

Esta situación de posibles lluvias en la mitad norte «se prolongará a lo largo del fin de semana»; mientras en los archipiélagos «no se esperan lluvias de importancia», aunque en las Islas Canarias más montañosas de la zona norte «puedan producirse algunas lloviznas a partir del viernes principalmente». Según Rubén Del Campo, las temperaturas «en general se mantendrán en valores altos para la época del año» en el norte y oeste peninsular así como en Canarias, mientras a orillas del Mediterráneo serán temperaturas más normales o incluso un poco más frescas.

Comentarios

El tiempo de la Semana Santa que no será Semana Santa