«Esto no es docencia»: las diez cruces del universitario asturiano tras el COVID-19

Las Asambleas de Estudiantes de la Universidad de Oviedo exige voz y voto para abordar la evaluación de este trimestre marcado por el confinamiento, cómo continuará el curso y cómo se iniciará el siguiente

alumnos, estudiantes, universitarios.Estudiantes de la Universidad de Oviedo
Estudiantes de la Universidad de Oviedo

Oviedo

Voz para ver cómo se evalúa el curso, cambios en los métodos de calificación, posponer exámenes para hacerlos presenciales, que haya una carga de trabajo más igual, que se unifiquen las metodologías, la devolución de matrículas, abolir los criterios académicos para las becas o que no se compute este curso en el Reglamento de Permanencia son exigencias de los universitarios ante la situación que viven a causa del estado de alarma por la propagación del coronavirus. «Esto no es docencia», así de contundente es Raquel Izquierdo, de la Asociación de Asambleas de Estudiantes de Oviedo. «No es lo mismo la clase en la facultad que seguir desde tu casa, en el mejor de los casos una videoconferencia», apunta. Y es que la propagación del coronavirus, el estado de alarma, el cierre de la universidad ha trastocado la planificación.

La Universidad de Oviedo ya ha anunciado que completará el curso de forma no presencial pero al nerviosismo sobre la situación general se une la ansiedad por saber cómo se hará. Esta realidad se palpa en las más de 4.500 encuestas recogidas por las asambleas a través de las redes sociales. «Las asambleas y el Consejo de Estudiantes estamos haciendo una labor de asesoría y esa alta participación, que supone algo más del 20% del alumnado, demuestra el descontento que existe de cómo se gestionó este tema desde la Universidad de Oviedo y desde el Ministerio de Universidades», afirma Raquel Izquierdo. En plenas vacaciones de Semana Santa, los estudiantes batallan con la vista puesta en junio y en septiembre.

Cómo se va a evaluar este trimestre. Es la mayor preocupación para los estudiantes de la Universidad de Oviedo. En las más de 4.500 encuestas realizadas desde las asambleas de estudiantes ésta es la estrella. Por ello, exigen la modificación de los métodos de calificación y que se cuente con los alumnos para tomar una decisión. La preocupación y el nerviosismo por la falta de medios para preparar el examen o por algunas personas que se ven incapaz a afrontar un examen oral es la tónica general entre el alumnado. «Por eso exigimos que se posponga algún examen y se haga presencial cuando se pueda», ha explicado Raquel Izquierdo.

La carga de trabajo desigual. Estos días en sus casas algunos alumnos tienen más carga de trabajo que antes de la crisis sanitaria cuando asistían a clase a la facultad. En algunos casos, se  ven obligados a entregar trabajos en unos plazos muy justos cuando las circunstancias que se están viviendo no son las más idóneas, especialmente, aquellos que cuidan a personas mayores o que no pueden seguir el ritmo de estudios habitual por la situación familiar ya que están cerrados los centros de estudios y las bibliotecas.

Unificación de metodologías en una asignatura. El alumno en casa y el profesor también está dando lugar a situaciones como que en una misma asignatura, dos profesores sigan diferentes metodologías. «La misma asignatura pero un profesor sigue la clase con videoconferencia y otro a través del correo comunicó que sólo subirá las diapositivas. Esto provoca diferencias a la hora de enfrentarse a la evaluación», advierte Raquel Izquierdo. Además, hay profesores que no se han puesto en contacto con el alumno, que no dan clase online o que sólo colgaron apuntes. Otros profesores afirman que no tienen wifi o que cuentan con ordenadores que no están aptos para impartir clases por lo que «pedimos a la universidad que les facilite estos medios».

Prácticas curriculares y extracurriculares, fue una de las preocupaciones iniciales pero parece que está en vías de solución si se deja que con el 50% de las prácticas realizadas se pueda cubrir el resto con otros medios como trabajos.

Cambios en los criterios de las becas: Desde la Asamblea de Estudiantes exigen que si se suspende alguna asignatura no se tenga que devolver la beca este año. «El alumnado en una situación más precaria va a tener más complicado sacar el curso», apunta Raquel Izquierdo. Pero también piensan en el próximo curso para el que piden la abolición de los  criterios académicos para las becas del próximo año, una petición que se realizará al Ministerio de Universidades y a la Universidad de Oviedo.

Mismo precio del crédito en todas las convocatorias. Que no haya segundas, terceras ni cuartas matrículas y que el precio del crédito sea el mismo en todas las convocatorias.

Abrir plazos de desmatriculación. Que se abra el plazo para que debido a la situación que se está viviendo el alumno que ya vea que no pueda con la asignatura pueda darse de baja.

Devolución de las matrículas, bonos. La Asamblea de Estudiantes exigen la devolución porque los estudiantes no están contando con los medios por los que pagaron inicialmente la matrícula ya que ni la docencia es la que se preveía ni pueden acceder a laboratorios para las prácticas, algo que no se puede suplir online. «Desde casa muchas prácticas por mucho que nos esforcemos no son igual». En el caso de que no se pueda hacer esa devolución tal cual, ofrecen alternativas: que se creen bonos por parte de la Universidad o que el dinero pagado desde marzo a final de curso sirva para la matrícula del próximo año.

Calificación específica para enfermos con coronavirus. El COVID-19 también ha podido afectar a algún estudiante por lo que piden que el afectado tenga una forma de calificación específica que se ajuste a su situación.

No se compute este curso en el Reglamento de Permanencia.  El Reglamento de Permanencia recoge que en el primer año de carrera hay que aprobar 12 créditos y en el 3º año un total de 90 créditos para continuar los estudios. Debido a la situación excepcional de este trimestre, la Asamblea de Estudiante pide que no se compute este curso en el citado reglamento. «Este trimestre ya supone 30 créditos y ante la situación que vivimos puede peligrar el curso para muchos alumnos», asegura Raquel Izquierdo.

La Universidad de Oviedo completará el curso de forma no presencial

s.d.m.
Universidad de Oviedo
Universidad de Oviedo

La decisión se adopta tras mantener una reunión con el ministro Manuel Castells. Granda califica la actitud de la comunidad universitaria como «responsable, generosa y ejemplar»

La Universidad de Oviedo completará el curso de forma no presencial. Así lo acaba de anunciar la institución en su página web, después de que los rectores mantuvieran una reunión telemática con el ministro de Universidades, Manuel Castells, para tratar la situación generada por la epidemia del coronavirus. La Conferencia de Rectores (Crue) ha acordado con el ministro establecer un marco de actuación común para todo el sistema universitario español en el cual cada universidad, en el ámbito de su autonomía, pueda tomar las medidas adecuadas. También reclaman que, con criterios objetivos, se marque «el nivel mínimo a alcanzar en los diversos cursos/asignaturas para la verificación de los conocimientos adquiridos por el estudiantado. Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, de ser preciso, en cursos posteriores».

Seguir leyendo

Comentarios

«Esto no es docencia»: las diez cruces del universitario asturiano tras el COVID-19