Las UCIS se vacían pero el coronavirus deja ocho muertos más en Asturias

La región registra más curaciones al día que casos positivos. La lista de fallecidos asciende a 110. Los gerátricos centran gran parte de la mortalidad

Los trabajadores de Urgencias del Hospital Central de Asturias ( HUCA ) en Oviedo agradecen las muestras de apoyo de la ciudad.
Los trabajadores de Urgencias del Hospital Central de Asturias ( HUCA ) en Oviedo agradecen las muestras de apoyo de la ciudad.

Redaccióm

Todos los indicadores son positivos salvo la mortalidad. Asturias registra ya más curaciones diarias que nuevos positivos, las unidades de cuidados intensivos de los hospitales comienzan a vaciarse y las camas en planta destinadas a los pacientes del coronavirus también. Pero la mortalidad avanza imparable, sobre todo, a costa de los casos detectados en las residencias de ancianos. Los números dejan pocas dudas. En las últimas 24 horas, el Principado ha registrado ocho fallecimientos más, con lo que la cifra total asciende a 108. La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar tiene constancia de que, al menos, 50 eran usuarios de centros geriátricos públicos y privados, esto supone el 46% del total.  

;
Fiesta de cumpleaños en el Álvarez-Buylla La plantilla ha organiza una sorpresa a un paciente en aislamiento, ingresado en la planta de sospechosos, en el hospital Álvarez Buylla, de Mieres, que cumplía 79 años. Ya ha recibido el alta

A las puertas de una atípica Semana Santa, el Principado confirma 1.737 casos positivos, apenas 32 más que el martes. En estas 24 horas, en cambio, se han certificado 46 curaciones y en total, ya hay 340 asturianos que pueden decir que han superado el COVID-19. Esto supone que permanecen activos 1.287 casos, entre los ingresados y los que se encuentran en aislamiento domiciliario. 

La evidencia de las curvas

El primer indicador que mejoró fue el de casos nuevos. El parte diario dejaba entrever la ralentización de la transmisión, el primer paso para que el resto de hitos pudieran empezar a mejorar también. Hacía tiempo que empezaba a notarse, el propio responsable del servicio de Epidemiología, Ismael Huerta, lo había apuntado. Pero ya fue más que evidente a finales de la semana pasada, con porcentajes de apenas el 3% de nuevos positivos. El fin de semana se confirmó y en los últimos tres días el descenso ha sido más profundo. Entre el lunes, el martes y el miércoles, se han sumado 91 pacientes a la nómina del coronavirus, un dato que antes era habitual en un solo día.

Los hospitales están preparados para atender un volumen de pacientes que parece que no van a llegar. Incluso se había habilitado el hospital de campaña de Gijón que, finalmente, parece que se habilitará como centro sociosanitario, para la recuperación de pacientes que no pueden volver directamente a casa por sus circunstancias. El dato más llamativo es el que reflejan las UCIs, que siguen transfiriendo enfermos a planta. Si el sábado había 83 y ayer, martes, 70, hoy quedaban 65. En el resto de las unidades hospitalarias están registrando una tendencia similar. Han conseguido encadenar dos jornadas consecutivas con más camas libres. No obstante, el número de ingresados por COVID-19 continúa siendo importante. Sin contar a los de UCI, son 350 en todo el Principado.

Las residencias

La mortalidad en las residencias de ancianos asturianas, en cambio, no ha mejorado. Representa casi el 50% del total de los fallecimientos causados por el coronavirus en la región y se ha extendido por multitud de centros tanto públicos como privados. Las cifras de la propia Consejería de Derechos Sociales y Bienestar lo confirman. La cifra acumulada de positivos en residentes asciende a 302, además de 145 profesionales. Estos 447 casos se han saldado, hasta el momento, con 50 muertes, 20 de ellas en usuarios del equipamiento de Grado. 

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar está notificando la situación día a día, con el número de positivos, tanto en pacientes como en trabajadores, los fallecidos y el número de centros. En el caso de los públicos, gestionados por el ERE, ofrece información detallada de dónde se están produciendo los fallecimientos. Incluso ofreció información de las dos residencias que tuvo que medicalizar porque tenían los brotes más importantes que son, además, los que han provocado más muertes. En cambio, no está desglosando los datos de la red privada.

Esto podría cambiar. La Administración ha informado de que ha solicitado un informe a los servicios jurídicos para evaluar la posibilidad de hacer públicos los datos referentes al COVID-19 en los centros residenciales de la red privada asturiana y en los mismos términos en los que se remite la información de la red pública (ERA). La consejería señala que quiere «informar con total garantía jurídica y transparencia a la ciudadanía de la situación en la que se encuentran cada una de las residencias privadas afectadas por el coronavirus». Asegura que dará esos datos desagregados cuando tenga «la seguridad jurídica de que es posible hacerlo».

Más test que en Corea

asa

Comentarios

Las UCIS se vacían pero el coronavirus deja ocho muertos más en Asturias