Cómo nos van a echar un culín de sidra a partir de ahora

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Un camarero escancia un culete de sidra
Un camarero escancia un culete de sidra PACO RODRÍGUEZ

El consumo en casa se incrementa mientras los lagares viven una complicada situación ante el cierre de la hostelería en la que, durante la desescalada, se asume que la cultura sidrera se verá perjudicada

02 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La cultura sidrera tan característica de Asturias tardará en volver a ser la misma e incluso el sector asume que llegarán cambios para quedarse. La más perjudicada ya es la sidra natural, la que se escanciaba en los chigres cerrados por el estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo. «Aquellos lagares que solo venden en el canal de restauración tienen una situación muy complicada, sin ventas», explican desde la Asociación de Sidra Asturiana. «La situación de las ventas es dramática», dice el lagarero Tino Cortina, presidente también del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias.

Cortina indica que, en general, algo más del 80% de la sidra natural y de la denominación de origen se destinaba al canal HORECA (acrónimo de hoteles, restaurantes y cafeterías) y recuerda que la cosecha de manzana del año pasado fue excelente. Por no decir histórica: «Este es un año, precisamente porque venimos de una cosecha abundante, en el que los lagares estamos cargados de sidra hasta arriba y no le estamos dando salida en condiciones normales».

También recuerda que desde la década de los 90 y 2000 los lagares asturianos experimentaron un desarrollo tecnológico que hoy permite que la sidra espere por los asturianos en instalaciones muy bien acondicionadas y dotadas de tecnología de frío. «La sidra puede aguantar perfectamente en cuanto a calidad y durante varios meses más si hubiera que prolongar su estancia», asegura Cortina, que en todo caso piensa en la próxima campaña de recolección. «Otra cosa será que, en varios meses, tenemos otra vez ahí la campaña de la manzana que habrá que acometer y a la que habrá que dar una respuesta. Somos conscientes de ello y esperamos poder dar una buena respuesta dentro de los lagares y, desde luego, habrá prioridad absoluta a la manzana asturiana con denominación de origen», dice.