El Sespa presenta un plan de vuelta a la normalidad «lento pero seguro»

La Voz

ASTURIAS

Laa directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, en la reunión telemática del consejo de administración del Servicio de Salud del Principado (Sespa)
Laa directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, en la reunión telemática del consejo de administración del Servicio de Salud del Principado (Sespa)

El proyecto pretende que de manera paulatina, y con todas las medidas de seguridad, se vuelva a antender el resto de patologías

06 may 2020 . Actualizado a las 21:38 h.

La directora gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, ha pedido a la ciudadanía que continúe actuando con la misma responsabilidad demostrada hasta ahora para «que el sistema sanitario pueda ir dando respuesta al resto de patologías no relacionadas con la COVID-19 y, entre todos, consigamos, lentos pero seguros, recuperar la normalidad». En estos términos se ha expresado al término de una reunión del consejo de administración del Sespa, presidido por el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, en el que se ha presentado un documento con las líneas estratégicas para la recuperación progresiva de la actividad asistencial. Esta fase de transición para el sistema sanitario asturiano será «lenta pero segura», ha subrayado Saavedra.

El Sespa potenciará las consultas no presenciales y la telemedicina durante la fase de desescalada. Se reorganizarán las agendas de la actividad programada, fomentando además la atención telefónica y las videollamadas a los pacientes. El documento, desgranado por La Voz, recoge que los hospitales y los centros de salud conservarán en esta fase los triajes y el doble circuito de pacientes para los posibles casos coronavirus y las personas que padezcan otras dolencias. Los usuarios deberán respetar los asientos anulados en las salas de espera, así como el distanciamiento social de dos metros. 

Se fomentará la desburocratización de las consultas, que mantendrán la receta electrónica sin formato papel, y la incapacidad temporal se gestionará con reconocimiento no presencial. También se optimizará la integración de la historia clínica electrónica entre los distintos niveles asistenciales.