Así funcionará el equipo de rastreadores de detección de contagios en Asturias durante la nueva fase

La vigilancia se coordinará con todos los centros de atención primaria y se contactará con todas las personas que hayan tenido relación con un sospechoso en los dos últimos días

El director general de Salud Pública Rafael Cofiño
El director general de Salud Pública Rafael Cofiño

La entrada de Asturias en la Fase 1 partir de este lunes supone una mayor incremento de la movilidad de los ciudadanos pero también, y precisamente por ese motivo, un aumento considerable de los riesgos de contagio y de que surjan nuevos rebrotes de la epidemia. Para tratar de contener esta posibilidad, el Principado ha dispuesto la puesta en marcha este 11 de mayo de un equipo de rastreadores que se coordinará con los centros de salud de todo el territorio para detectar lo más rápidamente posible y aislar a cualquier nuevo caso.

El equipo de vigilancia está formado por 30 personas que se coordinarán de foma permante con los centros de Atención Primaria de toda la comunidad con el propósito de realizar pruebas PCR en el plazo más breve posible, de forma óptima con resultados en 24 horas. La detección de los nuevos casos podría darse por los propios profesionales de los centros de salud o también si una persona entiende que podría presentar síntomas compatibles con el coronavirus. Si se confirma el contagio con las pruebas PCR el equipo hablaría con el paciente para identificar a todas las personas con las que haya tenido un contacto estrecho en los dos últimos días. Todas ellas deberán pasar a cuarentena y se les realizará un seguimiento telefónico periódico. Sólo se les realizará pruebas a ellos si también presentan síntomas durante esa cuarentena. La coordinadora del Sistema de Vigilancia de Contactos, Beatriz Braña, destacó que «el objetivo real es realizar un diagnóstico de manea temprana y evitar la transmisión entre personas asintomáticas».

El coordinador de Gestión Asistencial en la Dirección de Atención y Evaluación Sanitaria del SESPA, Óscar Suárez, destacó que las pruebas se podrán realizar por distintas vías, en los propios centros de Atención Primaria si los profesionales de un centro de slaud detectan un posible caso, también si un posible paciente piensa que podría tener síntomas contactando por vía telefónica para poder realizarle la prueba en los actuales puntos de autocovid o si no es posible desplazarse, en su propio domicilio. Los equipos de autcovid también se desplazarán a domicilios particulares en casos de aislamiento si fuera necesario.

El director general de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño, explicó que, con los datos disponibles, se calcula que Asturias está teniendo una frecuencia de entre 150 y 200 contagios diarios. La capacidad actual del sistema sanitario asturiano es la de poder realizar entre 800 y 1.000 pruebas PCR diarias. Desde el comienzo de la pandemia, Asturias ha apostado por las pruebas PCR (más lentas pero mucho más fiables) antes que por los test de anticuerpos (los llamados test rápidos, que ofrecen resultados menos definitorios) y que se usan de forma complementaria a los primeros. La mayor parte de ellos se desarrollan en el laboratorio virológico del HUCA y en las últimas semanas se ha extendido esta capacidad a las áreas sanitarias III (San Agustín), V (Cabueñes) y VII (Álvarez Buylla). El resto de áreas (correspondientes a los hospitales de Jarrio, Carmen y Severo Ochoa, Oriente y Valle del Nalón) funcionarán de forma centralizada con el HUCA durante este nuevo periodo que arranca el lunes.

Óscar Suárez resaltó que, hasta el momento en Asturias han realizado más de 90.000 pruebas de detección, la mayor parte de ellas de tipo PCR y de las que alrededor de 25.000 corresponden a profesionales del sector sanitario, unas 13.000 a trabajadores sociosanitarios, sobre 6.000 a residentes y unas 4.500 a trabajadores de sectores considerados esenciales. Han sido la población prioritaria y en la nueva fase se persigue aumentar los test para detectar cualquier nuevo caso.

De hecho Cofiño insistió en que el pase a la nueva Fase 1 representa para Asturias «un momento crítico» y llamó a los ciudadanos a «mantener la prevención y las medidas de protección. La ciudadanía asturiana ha sido ejemplar en el confinamiento y es esencial en estos días mantener las distancias y usar mascarilla, incluso pediría ir un paso más allá de la prudencia, no olvidemos que hemos pasado días muy complicados».

Así se multiplicó el laboratorio virológico del HUCA en un diagnóstico a contrarreloj

La Voz

El centro asturiano ha multiplicado su personal y redoblado esfuerzos para extender sus servicios las veinticuatro horas del día y procesar la avalancha de muestras que llegan a las instalaciones

«El coronavirus ha supuesto un antes y un después y ahora su detección es la prioridad». Los laboratorios de virología han multiplicado su personal y redoblado esfuerzos para extender sus servicios las veinticuatro horas del día y procesar la avalancha de muestras que llegan a las instalaciones. Realizar el mayor número de análisis para determinar la presencia del virus a través de pruebas diagnóstico tipo PCR (reacción en cadena de la polimerasa), que permiten detectar un fragmento del material genético de un patógeno, y hacerlo con la máxima rapidez resulta vital para conocer la evolución de la pandemia del Covid-19.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así funcionará el equipo de rastreadores de detección de contagios en Asturias durante la nueva fase