Confirman la presencia del mosquito Aedes japonicus en Asturias

La Voz

ASTURIAS

Un aedes japonicus
Un aedes japonicus

Comienza la campaña contra el mosquito tigre, que no transmite el coronavirus

12 may 2020 . Actualizado a las 12:04 h.

Los expertos dan por comenzada la campaña del mosquito tigre en España, aseguran que no transmite la COVID-19 y pronostican que este año disminuirá la transmisión de enfermedades importadas, como el zika, el dengue y la chikunguña, gracias al parón turístico.

Los científicos del CREAF, que lideran el programa Mosquito Alert, en el que los ciudadanos colaboran avisando de la presencia de mosquitos, confirman, por otra parte, que el tercer mosquito invasor que se instala en España, el Aedes japonicus, detectado por primera vez en 2018 en la península, ya está en Asturias y Cantabria.

Según el CREAF, durante el año pasado se expusieron al mosquito tigre unos 70 millones de personas en España, entre población residente y turistas, contabilizando sólo los datos de Mosquito Alert, un programa creado hace cinco años y financiado actualmente por la Obra Social «la Caixa», el European Research Council (ERC) de la Comisión Europea y el Ayuntamiento de Barcelona.

El programa Mosquito Alert cuenta ya con más de 70.000 descargas de su app, y acumula 15.000 fotografías de mosquitos y 4.000 lugares con aguas estancadas publicadas por ciudadanos, que son las que precisamente indican que por estas fechas comienzan a verse los primeros ejemplares de mosquito tigre.

El CREAF ha destacado que la de este año llega en plena pandemia por coronavirus, pero afirman que, si bien los mosquitos del género Aedes son capaces de transmitir 22 tipos diferentes de virus, no tienen la posibilidad de transmitir el SARS-COV-2, que provoca la COVID-19.

Además, subrayan, el paro previsto del turismo este verano puede frenar los casos importados de dengue, zika o chikunguña, enfermedades que sí pueden transmitir los mosquitos tigre, y reducir los contagios autóctonos en personas que no han viajado a países donde estas afecciones son endémicas.

«Si bien las molestias provocadas por los mosquitos no disminuirán, en 2020 podemos esperar menos probabilidad de casos autóctonos de estas enfermedades como los detectados en los últimos dos años en Andalucía, Murcia y Cataluña», vaticina Frederic Bartumeus, investigador del CEAB-CSIC y del CREAF y director de Mosquito Alert.

Sin embargo, Bartomeus alerta de que este verano una parte del territorio español convivirá con otro recién llegado, el Aedes japonicus, un mosquito de origen japonés que se detectó a través de la app en 2018 y que sigue presente en España.