Asturias sin inmunizar: solo uno de cada 100 asturianos ha estado en contacto con el coronavirus

ASTURIAS

Mapa de anticuerpos de la primera
Mapa de anticuerpos de la primera

La primera oleada del estudio de seroprevalencia demuestra que el Principado es una de las regiones con menor prenetración de la epidemia

13 may 2020 . Actualizado a las 20:44 h.

Asturias está sin inmunizar frente al coronavirus. La primera oleada del estudio nacional de seroprevalencia demuestra que el Principado es una de las regiones con menor penetración de la epidemia. En concreto, los datos revelan que apenas el 1,8% de los asturianos ha estado en contacto con el virus. La media nacional se sitúa en el 5% y en siete provincias se encuentran por encima del 10%. Son las de Soria (14,2%), Cuenca (13,5%), Segovia (12,6%), Albacete (11,6%), Madrid (11,3%), Ciudad Real (11,1%) y Guadalajara (10,9%). Con una inmunidad más baja que Asturias solo se encuentran Canarias, Huelva, Tarragona, Cádiz y Almería. A Coruña está en la misma situación que el Principado.

Los datos los ha dado a conocer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha tomado como referencia la información preliminar del estudio de seroprevalencia que está liderando el Instituto de Salud Carlos III. No se aprecian diferencias significativas por sexo o por edad pero sí que se han encontrado en función de la geografía. La trama de colores del gráfico que acompaña esta información y que ha difundido el propio ministerio lo demuestra.  «Lo que se pretende con este estudio es dimensionar el número de personas infectadas tanto a nivel nacional, regional, como local y así monitorear la propagación de la enfermedad», ha explicado el secretario General de Sanidad y exconsejero de Salud del Principado, Faustino Blanco.

Primeros resultados

Las primeras conclusiones del estudio, que se está realizando a través de los equipos de Atención Primaria, demuestran «la prevalencia de anticuerpos IgG anti SARS-Cov2 en la población es del 5%, muy similar en hombres y mujeres. Es menor en bebés, niños y en jóvenes, y permanece bastante estable en grupos de más edad». Estos son los datos nacionales.