Salud trabaja con la hipótesis de un repunte de la pandemia en verano

El consejero Pablo Fernández afirma que el objetivo es que el sistema sanitario lo detecte pronto y esté preparado para afrontarlo

El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, durante la videoconferencia con el grupo de trabajo constituido en la Junta General para el seguimiento y evaluación del coronavirus en Asturias.
El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, durante la videoconferencia con el grupo de trabajo constituido en la Junta General para el seguimiento y evaluación del coronavirus en Asturias.

Oviedo

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha señalado este jueves que el rebrote de la pandemia de la COVID-19 llegará «más tarde o más temprano» y que su departamento trabaja con la hipótesis de que se produzca en las fechas en las que tradicionalmente la mayoría de la población inicia sus vacaciones de verano. Durante su comparecencia semanal ante el grupo de trabajo constituido en la Junta General para hacer un seguimiento de la pandemia del nuevo coronavirus, Fernández ha incidido en que el objetivo es que el sistema sanitario esté preparado para afrontarlo, pueda detectarlo pronto y tener monitorizados los casos para poder reaccionar «de manera temprana».

Así, el sistema de monitorización que ya se está realizando desde Atención Primaria, que controla diariamente entre 150 y 200 casos sospechosos, busca detectar los nuevos positivos «en tiempo real» de forma que, en caso de detectar un repunte, se puedan adoptar medidas en menos de 24 horas y tomar decisiones como la posibilidad de volver a aplicar un confinamiento. Esa labor implica realizar una investigación sobre los contactos de cada uno de esos posibles casos lo que supone «un trabajo enorme» por parte de un equipo muy amplio que se ha reforzado por lo que ha considerado, «con muchas reservas», que la sanidad asturiana está preparada para afrontar ese rebrote cuando se produzca.

Una vez conocida la primera oleada del estudio serológico que refleja que solo el 1,8 por ciento de los asturianos ha tenido contacto con el virus, Fernández ha asegurado que, de cara a un repunte, no se cambiaría por comunidades con un porcentaje más alto de personas que hayan desarrollado anticuerpos ya que supondría también haber tenido más enfermos y muertos. «Es un error creer que es positivo subir al 5 por ciento (media nacional) dado que los expertos no saben si los anticuerpos nos defienden del virus ni cuánto tiempo están circulando en la sangre», ha apuntado el titular de Salud, que ha considerado cumplido el objetivo de ralentizar el virus en Asturias, pero que no es momento «de euforía ni de pesimismo, sino de sentido común».

Dentro de la reorganización de los servicios sanitarios tras superar el pico de la pandemia se incluye, según Fernández, el mantenimiento del hospital de campaña con 144 camas habilitado en la Feria de Muestras, al que se derivarán pacientes con sintomatología leve que precisen de aislamiento y cuidados en caso que se incrementen los ingresos hospitalarios. «Ni vamos a hacer una fiesta ni vamos a desmontarlo en las próximas semanas y seguimos a la espera de que sea necesario utilizarlo», ha apuntado en alusión al hospital de campaña levantado en Ifema por la Comunidad de Madrid y que, ha añadido, fue desmontado pese a la recomendación en contra realizada por el Ministerio de Sanidad.

De cara a las próximas semanas, el Servicio de Salud ha ampliado el periodo en el que el personal podrá disfrutar de vacaciones, que se ha fijado entre junio y noviembre, y ha situado en el 50 por ciento, en el 60 en algunos casos, el mínimo de la plantilla que deberá seguir trabajando. Además, por el momento se mantendrá la reagrupación de centros periféricos de la zona rural implantada al comienzo de la crisis y los consultorios locales se irán abriendo en función de como evolucione la pandemia sin que haya previsiones de cerrar ninguno al margen de que estén sin actividad de forma transitoria, según la gerente del Sespa, Concepción Saavedra, informa EFE.

Comentarios

Salud trabaja con la hipótesis de un repunte de la pandemia en verano